Rss Feed
  1. Cadáver

    domingo, agosto 28, 2005

    © Fernando G. Toledo

    Si despertaras ahora
    Sería de noche y sentirías un poco de frío
    Podrías comprobar tu fetidez avanzada
    Y oirías una música como un sonoro misterio

    Si despertaras ahora
    Con tus ojos amarillos
    Podrías sentir la angustia del universo irrefrenado
    La pesadez de tu camisa
    La fláccida ruina en los pulmones
    Y la permanencia de las leyes de Newton

    Si despertaras ahora cabrías
    En un diluido recuerdo
    Saludarías con tu mirada la última imagen de las cosas
    Elegirías obviar las preguntas
    Las excusas y tu conocida carne corrupta
    No espiarías la habitación de ella
    No indagarías si despertaras ahora
    En el cuerpo del delito
    De tu propia muerte

    Si despertaras ahora quizás
    Simplemente volverías a tu sueño
    Ignorando si de todos modos
    Fue hermoso creer como ellos
    Que habría una razón al final del camino.



    De la serie Menú: cadáveres (inédito)

  2. 26 comentarios:

    1. Fernando. "Cuando miro adentro tuyo me asusto de lo que hay". No hay una razón al final del camino. Sólo hay el camino. Ese es el chiste. "La vida es una excepción" y la poesía es una pobre forma de entonar su misterio, de redactar nuestra queja, de sufrir, pensar, pegarle por escrito al transcurso de los días y las noches.

    2. Patricia: Pegar pero también acariciar. Si castigamos a los días, si no intimamos con la noche, a veces terminamos con la boca llena de sangre.

    3. Cecilia dijo...

      Fernando: el poema aparece en mi retina una y otra vez, quizás sea el clima, o los días que han pasado más pesados de un tiempo a esta parte; lo cierto es que las preguntas se siguen sucediendo, las respuestas no alcanzan para tanta espera, los ejemplos son sólo eso y las cosas piden un mañana; pero adentro en el fondo lo único que sigo encontrando es mi fe, mi razón al final de camino. Hermosas palabras me llegaron y llagaron el corazón.

    4. Fernando. Siempre terminamos con la boca llena de sangre. Siempre estamos masticando sangre. Por eso bebemos y escribimos y leemos y leemos más. A veces gritamos, otras lloramos, otras escupimos. Es como vivir en el dentista.

    5. Fernando: siguiendo con las citas a lo Tango 4..."Vampiro, déjame dormir tranquilo". Nadie quiere despertar, nadie. El día que tembló en Mendoza, me imaginaba que si alguno de los recientes enterrados con el sacudón se despertaba, en la situación pasmosa que se iba a ver. Estuve toda la tarde deseando que eso no sucediera... y que sí.

    6. Quebrantapájaros. Esa idea, sacando el cine clase Z, es buenísima para escribir un cuento mendocino, a lo Draghi. La idea es genial: hasta donde sé nadie ha imaginado que los muertos se muevan, bailen, licuen, filtren al ritmo de la escala Mercalli. Espero leerlo algún día. Me encantó. Insisto: la idea es genial. Y pregunto: ¿los muertos, los enterrados, sienten cuando la Tierra se estremece, cuando respira en una falla?

    7. Quebrantapájaros. Esa idea, sacando el cine clase Z, es buenísima para escribir un cuento mendocino, a lo Draghi. La idea es genial: hasta donde sé nadie ha imaginado que los muertos se muevan, bailen, licuen, filtren al ritmo de la escala Mercalli. Espero leerlo algún día. Me encantó. Insisto: la idea es genial. Y pregunto: ¿los muertos, los enterrados, sienten cuando la Tierra se estremece, cuando respira en una falla?

    8. Patricia: Te contesto con lo obvio, y no quiero pasar por desencantado: no sienten nada, porque están muertos. No sienten ni siquiera que deben preparar la casa porque, con semejante terremoto, a lo mejor pronto le llegan visitas...

    9. Fernando: seguro que vos eras de esos críos que cuando algún mago español visitaba tu escuela, salías gritando (con el dedo eréctil) "tiene las cartas en la manga, yo se las vi".

    10. Quebrantapájaros: Mmmm... Más o menos. Me fascinaban los magos porque decía "¿dónde está el truco?", en lugar de "eso es magia".

    11. Quebrantapájaros: Con eso quiero decir que no era vivo, me hacía el vivo nomás.

    12. Fernando. ¿Y cuando escribís tu hermosa, intensa, ardua y poderosa poesía, ¿te hacés el vivo? ¿Es un sólo truco para la audiencia "irracional"? ¿Contra qué escribís? ¿Escribís para demostrar que sos/estás vivo? Si no sos mago, pese a que tenés varias cartas (libros, editoriales, archivos) debajo de la manga, ¿qué sos? "antipoeta y mago", como suele definirse Nicanor Parra. Me parece imposible la poesía sin magia, el asado sin vino y universo completamente vacío.

    13. Patri: Hay muchas maneras de sentir un poema. Un mago puede ser un gran poeta, puede serlo una dama de alcurnia, una sucia prostituta, puede ser un gran poeta también un cura o un agnóstico, un periodista, un taxista. Un soldado (sí, un soldado) puede escribir un gran poema, un payaso, una doctora. Un asesino puede ser un gran poeta. Voy a sonar romántico: la poesía siempre es posible. Yo prefiero una poesía racional, atea, crítica, filosófica, pero siempre vibrante. No siempre la conseguiré, pero siempre estoy tratando de escribirla.

    14. Paula dijo...

      No hay razones al final del camino... ¿por qué las busca tu cadáver?, ¿por qué las busca Fernando Toledo, poeta ateo, notorio pulverizador de almas? ¿Acaso hay un anhelo, una esperanza de orden, ese gusto a sangre que busca su porqué? ¿Será que tu escepticismo muestra una fisura?
      Fernando te cito una alocución latina no muy conocida para reforzar tus convicciones:
      Memento, homo, quid pelvis es et in pulverem reverteris: Recuerda, hombre, que polvo eres y polvo volverás a ser.

    15. PAULA: Ese cadáver que habla no es el mío. Escribir poesía permite tanto decir lo propio como imaginar a una persona, que no es la misma del autor, que diga algo a veces diferente a lo que el autor piensa. A veces, para marcar distancia justo a partir de esa oposición. Si me dejás hacer una lectura de mi propio poema, yo lo caracterizaría como de "escepticismo después de la muerte", valga la contradicción. Mi escepticismo siempre está a prueba: digamos, no es un bloque de piedra inamovible, ya que la postura escéptica sólo pide pruebas ante las afirmaciones, sobre todo las religiosas, sobrenaturales o místicas. No es que rechaza las afirmaciones de plano, sino cuando éstas no se sostienen ante lo evidente. En mi caso, no me considero un "pulverizador de almas" (mucho menos "notorio"), como no me consideraría un cazador de fantasmas si dijera que éstos son una invención: sólo se puede destruir lo que existe. Lo que puede hacerse con lo que no existe es denunciar su irrealidad.
      Por otro lado, no tengo "una esperanza de orden" trascendente, como parece ser el orden que marcás. El orden vital, el biológico, es el que tenemos, y aunque sería muy lindo anhelar otro (que tuviéramos un cerebro con aun más virtudes que las del nuestro, que nuestro cuerpo soportara mejor las enfermedades, etc.) acepto el que nos tocó en suerte. La alocución latina con que nos convidás es hartamente célebre como para no conocerla. Los conocimientos actuales nos permiten, incluso, renovarla, aunque no sé si mejorarla: no sólo somos polvo y lo seguiremos siendo, sino que también venimos del polvo si pensamos que la vida en este planeta se originó a partir del "polvo de estrellas" después de una fabulosa explosión que dio origen al espacio y al tiempo. Es una imagen hermosa, que prescinde de un orden trascendente de divinidad alguna. Si hay un orden que elijo, es ese. Yo, poeta ateo, me siento regocijado por este mundo que nos va dejando que lo conozcamos y también nos va dejando que veamos todo lo de él que nos resta por descubrir.

    16. Tenebris dijo...
      Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
    17. Tenebris dijo...

      Estimado Fernando.
      Me he topado con este magnífico Cadáver y me he tomado la libertad de trasladarlo a mi modesta casa de recopilación poética Gargantuario http://gargantuario1.blogspot.com/2005/09/cadver.html, citando y enlazando, por supuesto, la fuente.
      Espero no estarle incomodando con ello. Si así fuera le agradecería que me lo hiciese saber.
      Un abrazo y adelante con este magnífico proyecto racional ateístico en pro del pensamiento crítico.

    18. Paula dijo...

      Fernando, que querés que te diga, la imagen de vos como "pulverizador de almas" me encanta. Y ya que lo citaste al pasar, cuando la escribí te imaginé disfrazado de cazafantasma arremetiendo contra todas las "supuestas" almas y científicos que dicen probarla a fuerza de sacarle fotitos, auscultarla, pesarla... (no perdí detalle de la polémica del alma)¡Pobre alma devenida a cobayo!
      Pero admito, y tenés toda la razón del mundo, que no se puede destruir lo que no existe. Y si hay algo en lo que no creo es en el alma.
      Para terminar, poeta ateo, desalmado y abstemio (probaré epítetos hasta que alguno te siente), volvamos a mi Dios, el que presiento más allá de la piel el ÚNICO ESPÍRITU REAL. Considero que es el forjador del orden, el que sopló el polvo de estrellas.
      De todos modos, esto es muy superficial; voy a hacer algunas relecturas y argumentaré mejor algunas de mis impresiones.
      Hablando de orden, estoy leyendo "El hombre duplicado" y hay una frase que Saramago usa en el epígrafe inicial y atraviesa la novela: "El orden es un caos por descifrar".

    19. PAULA: El epígrafe correcto, y creo que, si se quiere, mucho más "ateo", es "El caos es un orden por descifrar". Tiene mucho que ver con la idea que te he expresado acerca de que (fijáte mis artículos sobre el alma), "Dios es simplemente el nombre de todo lo que ignoramos". Presentir no es prueba de que algo, mucho menos un espíritu, sea real, ni siquiera que exista. Se trata de cosas que produce nuestra mente (repasá nuestra discusión en el artículo "Experimento para saber si Dios es necesario"). OK: sueno "desalmado", pero entonces, todos los que le llaman "alma" a lo que en realidad es pensamiento, ¿qué son? ¿descerebrados?
      Un beso.

    20. TENEBRIS: me alegra que te haya gustado tanto el poema como para incluirlo en tu página, que está muy buena. Por supuesto, por mí no hay problema en que aparezca en Gargantuario. Suerte con ese apasionado proyecto poético.

    21. Para terminar un poco con eso de "magia" y "posibilidades", me parece que es mejor ser un militante de la imaginación. Sé que mi corazón es un mero músculo que bombea sangre, pero me gusta imaginarme que dentro de él caben cosas que no puedo "racionalizar". Y eso está dentro de las posibilidades y a la vez produce un acto de magia (menor, como le gustaba decir a Borges)

    22. Fernando, siempre decís que Dios es producto de nuestro pensamiento... te doy vuelta esta afirmación y te pregunto: ¿no seremos acaso los hombres los primeros seres que Dios crea para que lo pensemos?

    23. PAULA: Suena muy borgeano lo tuyo. Pero al menos sabemos que tenemos un cerebro con el cual imaginar a Dios. En cambio no sabemos de cierto nada de ese supuesto Dios que podría estar pensándonos. Claro: Chuan Tzú soñó que era una mariposa y cuando despertó no sabía si era un hombre que había soñado ser una mariposa y ahora era una mariposa que soñaba ser un hombre. Pero por lo que supe, nunca se despertó y si murió, acaso, podríamos pensar que su sueño perduró. A menos que todavía nos esté soñando. Si es Dios o Chuan Tzú, y si te parece posible más que en la fantasía, podríamos solamente esperar a que el sueño del que nos sueña sea pesado. No vaya ser que alguien lo despierte y...
      P.D.: Un creador que fabrica seres sólo para que piensen en él es un poco vanidoso, ¿no?

    24. Parece...

      ...que este viejo poema, abandonado como el libro que integraba, sigue gustando:

      http://www.actiu.info/estudioateo/foros/viewtopic.php?p=2588#2588

      Espero que la poesía que ahora escribo, la que más me gusta a mí, tenga el mismo efecto. Aunque, después de todo, "escribir es escribir cartas a nadie".

    25. jannisjoe dijo...

      Eres la nada absurda
      y aún así conoces,
      comprendes,
      que de tu hermosa piel
      y poros
      destilará la podredumbre
      y ya no serás más,
      sino un vacío
      un fósil olvidado
      en una tumba...

    26. JANNISJOE:
      Un buen compañero de lecturas para quien quiera leer esto que aquí dejamos.