Rss Feed
  1. © Fernando G. Toledo (*)

    Esta es la situación: dos hombres jóvenes, quizá de la misma edad, son compañeros de viaje en el tren, el ómnibus, o el metro que los lleva diariamente hacia sus obligaciones laborales. Las de ambos parecen vidas paralelas: tienen la misma edad, casi la misma altura. Ambos están casados, ambos son padres.
    Son hombres simples e inteligentes. El trato entre ambos es cordial, casi amistoso. Tienen un desarrollado sentido crítico y eso hace posible el respeto mutuo. Reunidos allí, durante una hora diaria, entablan conversaciones diversas, algunas frívolas, otras solemnes. Comentan las noticias del mundo, se lamentan por las injusticias, ponderan logros de la modernidad. A veces, no sin orgullo, rememoran su infancia o intercambian anécdotas de su vida cotidiana, de las travesuras de sus hijos, de su alegría.
    Los dos han tenido una educación similar: miembros de la clase media, nunca asistieron a la obtención de bienes más que por el trabajo, y quizá hayan aprendido una lección común: que es poco lo que se gana sin esfuerzo. Pero el esfuerzo vale la pena.
    Cada cual parece un espejo del otro, menos en un aspecto: en sus creencias religiosas. El uno es un creyente, un católico sino fervoroso, sí firmemente convencido, más integrista que la media quizás. El otro, es ateo y defiende su postura con pasión. La disidencia alimenta discusiones entre ambos, aunque nunca mina el aprecio del uno por el otro.
    Pero en general, ésa es la situación: ambos son buenas personas, y ello acaso los haga un poco más especiales, si es que es cierto que escasean las buenas personas.
    ¿De qué modo entonces Dios es importante para ellos? Si quitamos el día domingo, por ejemplo, en el que uno asiste a misa y el otro se queda en casa leyendo o mirando televisión, no parece que Dios tuviera incidencia real. Es cierto: para el primero, tal vez su felicidad proviene de Dios. Para el segundo, él mismo ha debido forjarse su propia felicidad, ya que este bien no es provisto gratuitamente.
    Más allá de las anécdotas en sí, habría que preguntarse qué valor tienen éstas como evidencia: ¿que ambos sean buenos hombres es producto de la fe en Dios, como dice el primero? ¿O ser honestos y felices, amables y amados, resultó de una decisión personal y humana, ajena a lo divino? No parece relevante que uno de los hombres asevere que el “camino” de la felicidad está trazado por Dios, si es que el otro puede ser feliz y tener su propio sistema de valores sin ningún Dios en el horizonte.
    ¿Dios, la religión, la fe, son necesarios para la bondad? Sería absurdo atribuir a Dios los “buenos” actos del segundo, que descree de Dios, por el mero hecho de que sean “buenos”. Es un argumento ciertamente forzado suponer que la bondad sólo proviene de Dios. Ante una aseveración de tal naturaleza, uno podría cuestionar: ¿por qué sólo la bondad y no también la maldad? ¿Por qué no sería el hombre el verdadero dueño de su bondad, si es él realmente quien la cultiva o la desprecia, si en cada oportunidad de todas las que se le presentan tiene la libertad de ser realmente “bueno” o “malo”?
    Si la bondad y lo que se llama felicidad (en realidad, las cosas buenas y los momentos felices) son posibles en los dos hombres, aun cuando el primero “tenga” a Dios y el otro no, un buen experimento sería proponerle al primero que deseche a su Dios. Posiblemente así descubramos si estas virtudes tan humanas son posibles o imposibles sin religión, sin Dios, sin fe. Al no tener Dios, ¿dejará ese joven de ser un buen hombre? Quizá el descubrimiento resulte en aquello que tan bien expresó Steven Weinberg, premio Nobel de Física en 1979: “Con o sin religión, habría buena gente haciendo cosas buenas, y gente malvada haciendo cosas malas. Pero para que la buena gente haga cosas malas hace falta religión”.

    (*) Poeta, periodista, editor y docente. Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Juan A. Maza (Mendoza, Argentina). Por obligaciones laborales, viaja diariamente en ómnibus y aprovecha el trayecto para dialogar.


    A gran escala

    Quizá el “experimento” haya sido realizado ya a gran escala, pero de una manera cruel e injusta. Por ejemplo, con los regímenes comunistas (soviético, chino, cubano), que casi prohibieron las religiones en sus países e “instaron” a los habitantes a que fueran ateos. Es sensato pensar en que resulta imposible obligar a una persona a que crea o deje de creer, pero también lo es que del mismo modo que las costumbres (geográficas, sociales, culturales) conforman la religión de las personas, también pueden forjar la falta de religión en la gente. Pensemos entonces en todo ese pueblo soviético, ateo en su mayoría: ¿no había entre ellos personas sensatas, buenas, amables, preocupadas por su bien y el de los demás, respetuosas de la justicia, asidas a una ética surgida de su propia valoración de la vida en sociedad? ¿La mayoría de la gente no era acaso así? Recordemos, por último, una reciente noticia que divulgaron las agencias de noticias [ver archivo de Razón Atea de julio de 2005]. Según una encuesta, la mitad del pueblo alemán no cree en Dios actualmente. ¿Hay hoy menos personas buenas en ese país que, por caso, en el año ’40, en el apogeo del nazismo, un partido de ligazón y prédica encendidamente católicas?


  2. 90 comentarios:

    1. Paula dijo...

      Fernando, es posible forjar la "propia felicidad" aunque mi fuero interno pide "ayuda celestial estrategica". He seguido pensando mucho en el tema, sobre todo en un grupo de pensadores-escritores que construyeron todo un sistema de "vida sin Dios".
      Ahí va el resultado de mis ideas:
      Pensando en algunas lecturas que he hecho a lo largo del tiempo, como un rayo vino un recuerdo fresco: los existencialistas franceses. Para preparar literatura francesa leí dos obras de teatro bastante remueveconciencias: "Calígula" de Camus y "A puertas cerradas" de Sartre. Me mató el argelino, mi filosofía de bolsillo hizo que comprara Camus para principiantes (libritos bastante recomendables, por cierto). Allí hacen referencia a su ensayo El mito de Sísifo. En este texto, Camus da una vuelta de tuerca a la declaración nihilista: “Dios ha muerto”. Afirmar esto, dice, es tomarse un trabajo innecesario, inútil. No vale la pena demostrar una verdad indiscutible como esa.
      ¿Cuál es su punto de partida? ESTA VIDA, NADA MÁS. El resto: el polvo enamorado de Quevedo, no sé.
      Si no hay nada más que esta vida, la que respiramos, la primera pregunta que se hace el escritor es: ¿cuál es su sentido? La respuesta es rápida, inobjetable: ninguno. La lógica del absurdo rige las horas de los hombres. Es Sísifo que hace rodar la roca a la cima de la colina para que después caiga y se detenga en el punto de partida. Es el héroe castigado que sabe que mañana tendrá la misma tarea con idéntico resultado. Si el non sense esconde el secreto que no queremos escuchar, el suicidio, en este contexto cobra importancia: es la salida del absurdo. La segunda pregunta que se formula Camus es obvia: ¿vale la pena suicidarse? Otra respuesta saeta: no. Saber que la vida es absurda y aún así puede vivirse nos hace fuertes y auténticos. Con los años, el argelino introducirá los conceptos de “aventura” y “solidaridad” como formas de encausar el absurdo, pero esa es otra historia y lecturas que no he hecho como El extranjero y La Peste.
      Obligación: no dejes de leer Calígula.

    2. Patricia dijo...

      Dios (y todos sus heterónimos), definitivamente, no es necesario. Dios es una idea de la temporalidad. Es una de las formas, de los nombres del tiempo ante el azar de la vida. Es una herramienta para unos y una enfermedad para otros. Y una gripe permanente para la mayoría. La idea de Dios es una mezcla de la ansiedad con la cultura, de la incertidumbre con las palabras. Dios es un salvavidas. Dios es miedo a morir.

    3. Patricia dijo...

      Paula. Con Camus para principiantes no vas a llegar a ningún lado. Sin la lectura de "El extranjero" y "La peste", no podés ni empezar a citar a Camus.

    4. harazem dijo...

      Recomendarles un artículo de Saramago que publicó el diario El País de España en su edición de ayer titulado "Dios como problema". Milagrosamente ha escapado a la tacaña política de dicho diario de impedir el acceso gratuíto a sus contenidos. Probablemente haya sido una imposición del autor.

      http://www.elpais.es/articulo/elpporopi/20050801elpepiopi_8/Tes/Dios%20como%20problema

    5. Anónimo dijo...

      DIOS
      Es ese hijo recién nacido
      DIOS
      Es esa riza de la Madre al darle el pecho
      DIOS
      Es es la riza del Padre cuando su hijo le dice Papa
      DIOS
      Es Fe en la vida, no Juzga
      DIOS
      Ama al bueno y al malo

      Seria bueno creer en algo el hombre que no cree no tiene futuro,
      ¿Una pregunta si tu hijo le gustara una religión se lo Prohibirías?

      Aún recuerdo el día en que te formé. Con gran esmero, atención y minuciosidad escogí cada aptitud, cada don, cada característica, cada fibra de tu ser, hasta obtener exactamente la combinación que quería. Hasta las más mínimas especificaciones quedaron en perfecta sincronía para lograr Mi voluntad y Mi propósito en tu existencia y en la de todos aquellos a quienes irías a afectar durante tu travesía por la vida.
      Recuerdo el momento en que te insuflé aliento de vida. ¡Sentí un amor tan inmenso que no pude contenerlo! Sabía cuánta felicidad ibas a brindar, no sólo a Mí, sino a todos aquellos con quienes te cruzarías en el camino de la vida.
      Te amo desde la eternidad y haste ca eternidad, y en ti me complazco.

    6. Patricia dijo...

      Anónimo. Punto uno: risa es con "s". Punto dos: por tu texto, parece que has clonado a alguien. O que sos un primo de Mary Shelley. Decís: "Aún recuerdo el día en que te formé. Con gran esmero, atención y minuciosidad escogí cada aptitud, cada don, cada característica, cada fibra de tu ser, hasta obtener exactamente la combinación que quería".¡Aguante la oveja Dolly! Espero que no ye haya salido otro monstruo, como vos.

    7. Paula dijo...

      Patricia, te puedo asegurar que no soy de las que se quedan con dos lecturitas y se van contentas a dormir. Si me conocieras sabrías que vivo para leer, tanto que ficcionalizo. Quizás por eso estoy sola buscando un personaje improbable.
      Con respecto a Camus, ME LLAMO AL SILENCIO. Prometo leer sendas obras en breve y después... a hablar en serio del argelino, ¿te parece?

    8. Patricia dijo...

      Paula. Sé de buena fontana que sos una lectora inquieta y descarto que leerás bien a Camus. ¿Me permitís un consejo de una lectora impenitente? No vivás para leer. Leé para vivir. El mundo se hace más grande, hermoso y complejo. Y nada de estar "sola buscando un personaje improbable". El "personaje" no existe. Doy fe (fe, atea, obvio). Por eso, no ficcionalicés. Hacé literatura, que es otra cosa muy distinta. Si estás escribiendo algo, joya. Pero con los pies, la cabeza y las manos en el teclado del mundo. Y en tu cabeza, tus cuerpo y tu voz verdadera. Todo cambia. Si querés bajar de la nube rubendariana en la que estás, pedile al webmaster de esta página que te contacte conmigo. Mis efectos secundarios son contagiosos, pero saludables.

    9. Anónimo dijo...

      Pues hay que demostrar entonces esa aseveración tan disparatada: "...el nazismo con ligazón y prédica católica..." Comparen la prédica nazi con el catecismo y demuestren esa mentira impiadosa y calumniante, típica de tíos odiosos y enbroncados socialmente.

    10. Anónimo: no se trata de entroncar directamente el nazismo con el catolicismo, sino a través de esa relación marcar un absurdo análogo, que es el de hacer creer que el ateo carece de ética. Ahora bien, en cuanto al nazismo, ¿qué hay que demostrar con respecto a la prédica católica del cristianismo? Te recuerdo un par de datos: en la Bula Pontificia de 1442, el papa Eugenio IV (1383-1447), destinó un mandato especial para judíos: "Decretamos y ordenamos que desde ahora, y para siempre, los cristianos no deberán comer o beber con judíos; ni admitirlos a fiestas, ni cohabitar con ellos, ni bañarse con ellos (...) Contra ellos los cristianos pueden testificar, pero el testimonio de judíos contra cristianos no tendrá, en ningún caso, valor alguno. Todos y cada uno de los judíos, de cualquier sexo o edad, deben vestir y usar en todas partes la vestimenta distintiva y las marcas conocidas por las cuales puedan ser distinguidos de los cristianos de forma evidente. No podrán vivir entre cristianos, sino en una cierta calle, separados y segregados de los cristianos, fuera de la cual no pueden bajo ningún pretexto tener casas.". A ese caso, se puede sumar el de Pacelli, Papa Pio XII, de quien una investigación reciente reveló su encendido antisemitismo y su resistencia a condenar oficialmente al régimen nazi (revisá el libro "El papa de Hitler", escrito por John Cromwell, quien antes de investigar se había propuesto escribir loas Pio XII, pero los datos no se lo permitieron. Por último, te dejo esta cita, por si dudás que el nazismo no tuvo "prédica católica": "Creo hoy que estoy actuando de acuerdo con el Creador Todopoderoso. Al repeler a los judíos estoy luchando por el trabajo del Señor" (Adolf Hitler). ¿Te sigue pareciendo disparatada mi aseveración"

    11. Paula: me parece más que pertinente tu incorporación al debate de los nombres de estos pensadores. Te hago de todos modos dos preguntas: 1) ¿Cuál es el RESULTADO de tus ideas después de lo que me contás de Camus y Sartre? 2) Mencionás la "ayuda celestial estratégica" (muy simpático el término), ¿alguna vez la has recibido? Gracias por seguir haciéndonos pensar.

      Patricia: Sos como una amazona apasionada. A caballo de la poesía, lanzás dagas verbales que siempre dan en el blanco. Me gustan tus reflexiones, breves y buenas y dos veces buenas.

      Harazem: Me sigue impresionando la capacidad que tenés para aportar datos, ofrecer enlaces (virtuales y mentales) y, cómo no, tu bella pluma. Para quienes leen esto, no dejen de visitar contralasinrazon.bitacoras.com. Pueden comprobar cuán cierto es lo que digo.

    12. Los parámetros de Felicidad (a través del esfuerzo y el "obligado" sacrificio) y de Bondad (a partir de la aceptación de lo que la sociedad considera reprochable) me parece que pertenecen a un discurso de falsa moral burguesa. Pero comparto. Igualmente, sumarle a todo esto la subordinación (de rodillas) a un Ser que se dice "superior" y al cual debemos agradecerle la guía de nuestro destino, la verdad es que la idea de Dios se torna prescindible cuando no insoportable. Los humanos de a pie (y en colectivo) tendríamos que hacernos el favor de sacarnos esa mochila.

    13. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
    14. Un último comentario: ¡Qué heavy que se está poniendo este blog! Me gusta, me gusta...

    15. Fernando, enhorabuena por el blog y gracias por visitar el mío ;-)

    16. Anónimo: donde dice más arriba "¿qué hay que demostrar con respecto a la prédica católica del cristianismo?" quise decir "¿qué hay que demostrar con respecto a la prédica católica del NAZISMO?". El resto quiere decir exactamente lo que dice.

      Quebrantapájaros: Veo que querías un poco de acción. No es justamente lo que busco y ojalá ésta surja a partir de diálogos más dignos que algunos de los que aquí mismo se han suscitado. Ya vendrán. Están todos invitados.

      Razones para dudar: Gracias por los augurios y desde aquí va mi recomendación para visitar tu blog (www.razonesparadudar.blogspot.com). Espero sigamos en contacto.

    17. Patricia dijo...

      ¿Se armó un guerrita como las que le gustan a anónimo, con agua bendita y todo? ¡Qué pena que me la perdí! A propósito. Anónimo, si tenés tanta fe y tanto catecismo alrededor, si llevás esa crucecita de oro que te regaló tu mamá colgada del Coelho, ¿por qué no das tu nombre? O cualquier nombre. Es tan aburrido escribirle a alguien que no tiene nombre como ir comprándose un lotecito en el parque "de descanso".

    18. Como botín de esta guerrita me llevo la frase de Patricia "esa crucecita de oro que te regaló tu mamá colgada del Coelho". Estoy sentado y parado aquí en el atholón...

    19. aballay dijo...

      el anterior fue de prueba. Recién había escrito muchísimo, pero la burocracia internáutica lo devoró. En fin, la idea principal es que creo que no importa si Dios existe o no. Es todo cuestión de fe, y si esa fe te lleva a ser mejor persona, bienvenida sea. Ahora, si te lleva a matar, maldecida sea, no?
      El gran problema es diferenciar Dios de Religión, o de Iglesia. Yo nací evangélico desde el vientre de mi madre y he podido comprobar que dista mucho "el cuerpo de Dios"= iglesia,de lo deseado. Digo, si ese es el cuerpo de Dios, Dios mío, cómo será Dios mismo en persona.
      en uno de los evangelios "perdidos" por la iglesia católica, se instaba a teber una relación con Dios absolutamente personal, sin nada de asistir a lugares cerrados o cosa que se le parezca. Además, la mayoría de las concepciones cristianas, eran anteriormente presocráticas, Digo, tal vez "ser una buena persona" sería más una disposición natural que un mandato divino. Además, quéimporta lo que nosotros opinemos?: los 600.000.000.000.000 de personas si nos pusiéramos de acuesdo y creyéramos todos en Dios o fuéramos todos ateos y agnósticos, cambiaría en algo nuestra vida?
      Creo entender que es un asunto meramente individual.
      pero no lo sé, en fin, fernando, ya cumplí, un abrazo

    20. Aballay: bienvenida tu participación, sobre todo con un seudónimo así de benedettiano. Me soprende que alguien, salido de un "vientre evangélico", coincida en tantos puntos con mi artículo. Igual, hay cierto disenso. Sobre todo en cuanto mencionás que "si la fe te lleva a ser buena persona, bienvenida". Me recuerda algo que dijo Bertrand Russell y que tengo a mano: "Toda fe hace daño. Podemos definir ‘fe’ como la firme creencia en algo de lo que no hay evidencia. Cuando existe evidencia, nadie habla de ‘fe’". La fe es dañina (quitémosle dramatismo a esta palabra) por cuanto engaña. ¿Es preferible un "mundo feliz" si esa felicidad se basa en la ignorancia, o un mundo acaso más triste pero al cual accedemos por la razón o por nuestras propias emociones? Uno elige engañarse o aceptar las reglas, y revertirlas acaso, pero no negándolas.
      Por otra parte, hacés bien en distinguir a Dios de la religión. Con todo respeto, creo que efectivamente son cosas diferentes: uno es el producto, el otro es el mercado.

    21. ¡Ah! Aballay: me olvidaba de esta frase de Carl Sagan, muy pertinente y poética (esto último, estimo, te gustará): "El primer pecado de la humanidad fue la fe; la primera virtud la duda" (Carl Sagan).

    22. Pedro Gimeno dijo...

      Mi visión personal no difiere en sustancia de la parte de Camus que nos relata Paula.

      "¿Qué es la vida? Un frenesí.
      ¿Qué es la vida? Una ilusión,
      una sombra, una ficción,
      y el mayor bien es pequeño:
      que toda la vida es sueño,
      y los sueños, sueños son"
      .
      (Calderón de la barca)

      "Tras el vivir y el soñar
      está lo que más importa:
      el despertar"
      .
      (Antonio Machado)

      Coincido también en la inutilidad del suicidio: "¿Qué motivo habrá, efectivamente, que nos persuada que debemos en esta corta vida pasarlo mal, pudiendo pasarlo mejor?" (Mariano José de Larra)

      Sin embargo, consejos vendo y para mí no tengo, dada la forma en que se nos fue el autor. Y ahí quería llegar. Soy ateo práctico por abominar de la inconsistencia, pues no veo sentido a defender que exista deidad alguna. "La lógica del absurdo rige las horas de los hombres", pero, digo yo, ¿no se vuelve contra nosotros la angustia que genera dicho absurdo? "Saber que la vida es absurda y aún así puede vivirse nos hace fuertes y auténticos". ¿En virtud de qué mecanismo? ¿Existe tal?

      Digo por tanto que la creencia en que la vida tiene finalidad, aun siendo falsa, da ventaja a quien la sostiene. Usando como base el experimento que da pie a esta entrada, no es ya una cuestión de pragmatismo plasmado en obras, sino de calidad de vida de cada cual: el uno, preocupado por la ausencia de sentido de su existencia; el otro, seguro por tener ese apoyo cabe sí. Apoyo en falso, sin duda, pero ¿acaso importa? ¿No cumplen su función las barandas que cederían en cuanto alguien se apoyase en ellas, o los quitamiedos de las orillas de las carreteras?

      Soy pues esclavo de mi consistencia.

      -- Pedro Gimeno

    23. Anónimo dijo...

      Muy interesantes tus planteos, Fernando, tanto así como la declaración de principios que haces en la cabecera del blog.
      Veo que la cosa está candente.Lo único que quiero decir es que si el Anonymus no da la cara es por algo ¿Vergüenza de defender esas ideas obsoletas?
      Patricia, mujer, no seas tan borde tía, que cada uno lee lo que quiere (o puede) cuando así lo siente. Sólo por ser tan borde, ya me has encantado.
      Cala.

    24. Gerardo dijo...

      Me quedo con esa estupenda cita de Steven Weinberg.

      Saludos,

    25. Quebrantapájaros: Claro que la felicidad y la bondad no ameritan parámetros, y burgueses mucho menos. Por eso es que sugiero en mi publicación que estos asuntos surjen "una decisión personal y humana, ajena a lo divino".

      Pedro: es muy lúcida tu reflexión. Valoro además el repaso que hacés por cierta literatura, hermosa y sabiamente contradictoria. Agradezco también tu aporte. Algo sin embargo de lo que decís no sé si lo comparto: cuando aseverás que los que creen tienen ventaja sobre los que no creen, aunque su razón sea falsa. El cuento me suena un poco a Un mundo feliz. Entiendo el punto, claro: si la existencia es un absurdo para quien no concibe un Dios (aunque sea verdad) pero no para quien sí cree en Dios o una vida eterna (aunque sea falso), ¿por qué no aceptarlo? Bueno, pues, por eso mismo: porque se trata de una mentira. Cada cual puede preferir una dulce mentira antes que una amarga verdad, pero el asunto está en que ya no queda claro quién lleva la "ventaja": el que se engaña o el que se adapta. Esto es, el que construye una fantasía a modo de venda en los ojos para inmunizarlos de lo fugaz de la existencia, o el que contempla esta existencia como una hermosa y también única oportunidad. ¿Que si las fantasías cumplen su función? Pues sí, en un mundo así de ilusorio, pero no sé si en este que gira con nosotros encima.

      Cala: Bienvenida. Gracias por tus elogios, tus observaciones, tus consejos. Y estás invitada, ya que has pasado por este barrio, a quedarte un rato en él. Si es que te gusta dudar, vente a dudar con nosotros.

    26. Paula dijo...

      Fer va la respuesta que me pedías... Sé que me van a atacar pero... soy como el junco:
      El resultado es muy personal y, según un amigo, bastante ilógico. Yo creo en Dios, ya lo hemos hablado, pero no creo en la vida eterna. Desde ese punto de vista, soy existencialista. No hay cielo, ni San Pedro, ni llaves, nada. Inventos de Jesús, placebo para almas blandas. Hablando con este amigo en el chat le dije que el cielo era para cobardes y que yo, lamentablemente, muchas veces me sentía una cobarde sin cielo porque sabiendo que esta era la única vida posible, la recorría sin tomar todos los riesgos que debiera. Volviendo a Dios, ¿qué es, entonces, para mí? Algo que decide por mí pero de una manera infinitamente más sabia. Confesión: Nunca tomo una decisión de manera clara, frente a las cotidianas presiones de los que me rodean y me formulan la típica pregunta: “¿qué vas a hacer?” yo no doy ninguna respuesta: espero. Quizás pasan horas, semanas, meses pero, de pronto, la resolución adecuada aparece. Es como una señal, como un escozor en el pie derecho –el primero que apoyo en el suelo al levantarme-, una endiablada sensación de seguridad. También es la certeza de que no he sido yo la que lo logró. Esto me viene pasando de unos tres o cuatro años a esta parte, ya no tomo los caminos más fáciles ni me conformo con los trofeos mediocres. Yo sé que he mejorado como persona, que mi autoestima ha crecido, que hablo, pienso y me relaciono de otra manera pero no creo ser la artífice de ese cambio. He contado con la ayudita de Dios. Sé que sueno increíblemente mística, como una modelo hueca hablando de sus dos o tres lecturas de Osho, pero siento las señales claras de esa presencia externa. Más de una vez, miró al cielo –aunque no creo en el cielo- y digo “fuiste vos”. Eso en cuanto a mi experiencia personal, pero Dios también se me plantea como explicación del principio de nuestra especie: ¿por qué somos espirituales, sedientos de trascendencia y creadores? ¿Por qué no nos conformamos con comer, dormir y fornicar como las otras especies animales? ¿Por qué el arte y la ciencia? ¿Por qué el odio? ¿Somos puras casualidades químicas, cerebros fisiológicamente adecuados para pensar y crear, el resultado de una larga cadena de cambios evolutivos? Probablemente una desmedida soberbia nos lleve a negar esto último y creamos adecuado ser hijos de un dios. Antes de dudar, me despido.
      Paula

    27. Paula dijo...

      Patricia: primero, gracias por estas palabras. Realmente lo que me dijiste el otro día –si bien salí al ruedo a defenderme- fue cierto aunque duro. Admití que por lo menos fui honesta ya que podría haber fingido ser lectora especializada de Camus simplemente omitiendo mis humildes fuentes.
      Con respecto a “vivir para leer” me mandé una hipérbole para que no me creyeras una lectora ingenua. Hay momentos en que esto es cierto (días, semanas, noches…) pero no siempre. Con respecto a ficcionalizar y a los personajes improbables, solo se circunscriben al ámbito amoroso donde, debo admitirlo, soy un DESASTRE y estoy en la nube rubendariana que decís aunque odie al afectado nicaragüense. En otros aspectos, estoy mucho mejor y crezco cada día y me repongo de diez años que malgasté increíblemente.
      Nuevamente gracias, en cuanto a mis escrituras, estoy en la etapa “copiotodo”, por ejemplo leo la Odisea e inventó capítulos donde Penélope se casa con un pretendiente. Por lo menos de un par de años a esta parte lo vengo haciendo… por ahí, uno de estos días, encuentre mi propia voz.

    28. Paula: sos inteligente. Sos culta y sensible. Despierta y abierta a la reflexión. Tus reflexiones son siempre interesantes. Todo lo que aparece ante tu mirada (me refiero a la mirada del conocimiento), es puesto a prueba por tu juicio crítico. Lo sé y si no, lo deduzco de lo que decís. También sos honesta, lo más que podés, como todos nosotros. Pero, como dice Savater, las personas razonables no lo son durante todos los aspectos de su vida. Y, en el caso de la fe, eso sucede a veces por algo muy simple: tenemos miedo a abandonar lo que hemos creído durante tanto tiempo. Como te dije antes, creer no es una necesidad, sino una rutina. Creo que no abandonás a Dios porque esa idea (Dios no es más que una construcción mental) te ha acompañado desde niña, y a nadie se le hace sencillo dejar de lado cosas tan antiguas. Lo que me parece, sino dañino, sí poco útil para tu estima, es que no creás que los logros de tu vida son posibles por vos misma. He ahí un retazo de sinrazón: nadie está velándote, muchacha. Lo que tenés es lo que obtenés. No un regalo. Me parece. Estoy segura que en estos tres o cuatro años (por tomar sólo un fragmento de tu vida) te ha ido a veces bien y otras veces mal. ¿Por qué creés que Dios te ayudó cuando te fue bien, pero no que te perjudicó cuando te fue mal? ¿No será hay nada estratégico y celestial, y todo es vida abrupta y terrenal?

    29. Patricia dijo...

      Cala y Paula. Sé que soy un poco "amazona", como dice Fernando, pero es lo que hay. Es mi temperamento. Esa cosa llamada tacto la prefiero en usos preferiblemente sensuales o/y afectivos.

      Respecto de los últimos post, creo que la idea de dios no es sólo una construcción mental, sino una construcción cultural. Si desde niños/as nos vienen repitiendo la cantinela del padre, el hijo y espíritu santo y ese fantástico espectáculo del cielo y el infierno en stereo constante, es lógico que de adultos nos lo sigamos creyendo. En un simple ejercicio verbal, cambien la palabra dios, por la palabra "nena/e", o por el adjetivo "gordo/a", "tonto/a", "hermosa/oso", "inteligente", "desobediente", etcétera. Esas huellas verbales nos acompañarán para siempre y serán necesarias numerosas sesiones de psicocharlas para entender las múltiples formas en que se encomiendan y/o padecen los mandatos familiares y sociales, son sólo eso, mandatos. Mensajes que asumen las construcciones verbales más variadas, pero que obran en nuestras vidas con un poder semejante al de una orden genética. Me pongo de ejemplo: ¿de dónde me viene lo "picante" sino de un mandato combinado de primogenitura y variadas frustraciones y experimentos intelectuales de mis padres?

    30. Paula dijo...

      Les pido paciencia porque va largo de nuevo.
      Patricia: mi relación con Dios es un poco más compleja. No es una costumbre que me inculcaron desde niña y a la que me aferro por miedo o hábito. Mi casa está llena de herejes y les hubiera dado lo mismo que practicara el budismo o me hiciera numbanda. Me mandaron a una escuela religiosa supongo que para que no me juntara con los “negritos” del pueblo no por mucho más. Como era una nenita rara no viví lo religioso con normalidad, me fanaticé: iba a las dos misas del domingo, me hice del coro, integré el pesebre viviente… La iglesia era maravillosa, los curas no usaban sotana nunca y jugaban a la pelota, las monjitas de la escuela no usaban cofia y vivían en una casa prefabricada; todo era sencillo y cálido. Pero un día ingresé a María Auxiliadora y comprendí que la iglesia no era una comunidad hippie, era jerarquía, eran monjas gordas y severas que me medían el largo del guardapolvos, era un cura octogenario que a los catorce, en una horrible confesión, me preguntó si los “muchachos” me apoyaban… “¿la cabeza, padre?” (todavía era inocente) , “no, hija…” y me explicó que el órgano sexual masculino crecía de tamaño cuando se excitaba y que nosotros “las niñas” no debíamos incitar a los “muchachos” a pecar… cura de mieeerda, pensé y no me volví a confesar más. En pocos meses comencé a despreciar a la iglesia pero me quedé en la escuela para molestar, para provocar dolores de cabeza a la hermana directora. Tenía una ventaja: no me podían echar porque era el mejor promedio. Salí de la escuela y, ya en la facultad, las primeras clases de filosofía me volvieron completamente atea. Unas pocas consignas de Foucault, de Nietzche y de Marx repetidas por el profe Nicolás Lobos hasta el cansancio bastaron. Estuve muchos años sin Dios pero, de a poco, comencé a percibir que había cosas que se escapaban de mi voluntad, unos hilos que no podía tocar, cierta estructura profunda que operaba desde adentro y desde afuera completamente ajena a mí. El fatum de los antiguos. Quizás la lectura de las tragedias griegas me han llevado a creer por primera vez en mi vida (el culto por las formas de la infancia no lo cuento). Todo tiene orden y sentido; eso me tranquiliza y, sobre todo, me hace sentir mejor.

    31. Paula: Nada de lo que podás contarme de lo que es una institución religiosa puede sorprenderme. Evidentemente, tu etapa "sin Dios" como le llamás no fue del todo feliz, aunque no sé si fruto de ese ateísmo o por desavenencias personales. Me parece que encontrar un todo, una unidad, un orden y un ente en el divertido azar del mundo a veces tranquiliza. Bueno, en tu caso parece que eso es muy evidente. Pero es infantil suponer un sentido de este tipo, buscar tranquilidad en una construcción imaginaria teniéndola por real. Una actitud como ésa me hace acordar a algo que vi en la tele hace unos días: en Inglaterra, muchas personas han empezado a "adoptar" bebés de juguete. Los fabrican con el peso de un bebé real, les moldean el rostro a imagen y semejanza de las fotos de sus "padres". Las "madres", cuando lo obtienen, empiezan a tratarlos como si fueran bebés verdaderos. "Si alguien quiere estar conmigo me va a tener que aceptar con mi hijo, le guste o no", decía una mujer entrevistada, con su muñeco en brazos. Quizá no tenga sentido negar que esa madre se "siente mejor" ahora que antes de adoptar su muñeco, que es más feliz, que "le hace bien". Incluso, sé que no miente: cuando dice "es mi hijo" no está queriendo hacernos creer que el suyo es un infante de carne y hueso: realmente lo cree su hijo. Esa relación es compleja, tan compleja como la que vos decís tener con tu Dios. Ahora bien, desde afuera, uno puede objetar muchas cosas, tantas que no hace falta detallarlas. Poner un Dios tan sólo para tranquilizarse es, para mí, tan absurdo como adoptar un pedazo de plástico para llamerle "hijo". Antes que un Dios prefiero la convivencia con esta realidad, no menos maravillosa, si querés, llena de cosas por descubrir, de retos por sortear, de acciones por realizar. Además, también están la poesía, el sexo, los juegos, la filosofía. Todo lo cual quizá sirven para cierta "completud" como la que vos buscás, pero no quieren pasarse por verdad trascendente. No son un engaño.

    32. Christian dijo...

      Porque siempre los ateos quieren demostrar que una persona puede ser feliz sin Dios?
      Nadie es Feliz!!
      Los que creemos no somos felices porque la tierra no es nuestra casa. Nosotros estamos aqui temporalmente en un mundo agreste al cual sencillamente nos acomodamos y no niego que algunas cosas nos gusten, eso es solo porque no conocemos la misma cosa hecha por Dios.
      Los que no creen, se adaptan a vivir su presente y nada mas y para colmo viven justificandose diciendo que los creyentes somos los debiles o no somos lo suficientemente sofisticados para buscar su propia autoestima dentro de nosotros mismos.
      Que pena que llevan razonando mas de 3000 annos y nada de progreso. Ningun descubrimiento serio... ninguna prueba que los satisfaga a ellos mismos... nada mas que el presente.
      Hombre o Mujer, levanta tus ojos y abrete a percibir mas alla de lo que tus narices son capaces de oler!!

      Dios nos bendiga a todos a pesar de lo que somos.

    33. CHRISTIAN:

      Porque siempre los ateos quieren demostrar que una persona puede ser feliz sin Dios?
      Nadie es Feliz!!


      No me incluya en ese nadie. Soy ateo y puedo ser feliz, de hecho lo soy buena parte de mis días. ¿Usted no? Qué pena.

      Los que creemos no somos felices porque la tierra no es nuestra casa.

      ¿Dónde han vivido los hombres alguna vez que no sea aquí en la Tierra? ¿No es la felicidad acaso un "bien cultural" forjado por los hombres, por más mítico que sea?

      Nosotros estamos aqui temporalmente en un mundo agreste al cual sencillamente nos acomodamos y no niego que algunas cosas nos gusten, eso es solo porque no conocemos la misma cosa hecha por Dios.

      La cuestión es inversa: nosotros estamos aquí una sola vez, temporalmente, y nos inventamos a Dios para engañarnos con que no es así.

      Los que no creen, se adaptan a vivir su presente y nada mas y para colmo viven justificandose diciendo que los creyentes somos los debiles o no somos lo suficientemente sofisticados para buscar su propia autoestima dentro de nosotros mismos.

      La sofisticación, bastante ajada por cierto, es postular un ente imaginario que ejerza de bálsamo para "este valle de lágrimas" (sic), un niñero majestuoso e improbable.

      Que pena que llevan razonando mas de 3000 annos y nada de progreso. Ningun descubrimiento serio... ninguna prueba que los satisfaga a ellos mismos... nada mas que el presente.

      Me parece que usted se está refiriendo a todos los que han postulado la existencia de alguna divinidad, no la de los ateos, que denuncia que esa existencia está (y ha estado, claro) sólo en la conciencia de los creyentes, en los libros, en la fantasía.

      Hombre o Mujer, levanta tus ojos y abrete a percibir mas alla de lo que tus narices son capaces de oler!!

      Lo siento. No es culpa de los ateos que Dios no exista. Es más: a veces es una pena, pues si existiera se lo podría, por lo menos, insultar (Marqués de Sade).

    34. Anónimo dijo...

      Andrés No se como llegué a éste blog, leí los comentarios y un par de post. Yo no entiendo porque los ateos le dan tanta importancia a la no existencia de Dios. Si yo no creo en algo, no lo escribo, no lo pienso, lo ignoro.
      Tu problema creo que pasa porque seguro que tu familia es muy cristiana, seguro que desde chico te mandaron a estudiar con los curas, y todo eso. Porque todo ateo siempre pasó por alguna experiencia religiosa
      Leí tu post de Eduardo Galeano, vos sabes que Galeano tiene muchos textos referidos a las culturas indígenas, y en esas historias uno lee la espiritualidad de aquellas personas, creían en algo. En la trilogía de memorias del fuego por ejemplo. Incluso también en el Libro de los abrazos. Bueno acá la tradición de la Pachamama sigue.pero.. Hoy la gente no cree en nada, pero hace 500 años atrás cada tribu indígena, cada pueblo, tenía un lado espiritual. ¿será por eso la longevidad de los japoneses? No sé..
      Vivimos en una sociedad de consumo, una sociedad materialista, ¿quién puede creer en algo? si ahora un pibe de 15 años está esperando que le compren el celular con cámara, o el otro loquito que juega siempre a la quiniela esperando ser millonario.
      Yo no creo en las religiones, pero creo en algo, ¿qué es? No sé. ¿Cómo nació el mundo?
      ¿Cómo nació el hombre? ¿Quién creo todo esto? Preguntas como estas me hago cada tanto, entonces decir: no creo en nada, sería un pensamiento muy atrasado, muy estúpido.La ciencia puede explicar todo el desarrollo de las células, pero eso no explica la vida. ¿Quién la va a explicar? Un filosofo, un sociólogo, un teólogo, un periodista. (¿?)
      de noche miro el cielo y veo las estrellas, y quedó sorprendido y vuelvo a los mismas preguntas ¿Quién creo todo esto? ¿Alguien tiene tiempo para ver las estrellas? ¿para formularse preguntas así, como las anteriores? Nadie, Hoy no hay tiempo para eso.
      Hoy uno se levanta pensando que tiene que ir a comprar, a trabajar, a estudiar, vuelve a dormir, se levanta y vuelve a lo mismo, está todo programado. El problema está ahí, y va más allá de creer o no, es el momento.

    35. ANDRÉS:

      Supongo que a mi me preocupa lo que diga la gente que cree como vos, como es evidente, lo que digan los que no creemos (por algo estás firmando este comentario).

      Por otra parte, en realidad, lo que la gente crea me importa poco. Pero cuando una creencia excede el ámbito de lo privado, allí me preocupa. Pero, la verdad, no sólo eso: también me interesa cuestionar las creencias individuales y preguntarme y preguntar cuál es el motivo de que permanezcan y si son o no irracionales.

      Noto cierta tendencia al psicoanálisis barato. Que soy ateo porque mi familia es ultracristiana (no es así), que me mandaron a estudiar con curas (por suerte, jamás, y aunque hice la primaria en colegio de monjas no les tengo odio especial). Yo jamás tuve una "experiencia religiosa". Para saber por qué no creo en Dios tenés todo el blog para leer, en especial los artículos míos.

      Las preguntas que te acucian son las que se hace la mayoría de las personas. Entre esas personas se encuentran muchos científicos que intentan dar una respuesta posible, cotejable, con evidencias, y no mitológica, a tan magnas cuestiones.

      La mencionada "decadencia" actual, curiosamente, no tiene que ver con que el mundo ha abandonado las religiones, puesto que las veo francamente muy vigorosas hoy en día. Igualmente, las religiones son culpalbes de muchos de los odios de hoy, pero no de todos.

      A mí me interesa tratar el tema de la inexistencia de Dios sólo porque a muchas personas les parece que esa existencia es objetiva, y no lo es. Y entonces, intentan no sólo que su vida gire en torno a esa fantasía, sino que también lo hagan la de los demás (ver: Al Qaeda, discriminación del Papa a los homosexuales, permanencia de la frase "fuera de la Iglesia no hay salvación", etc.).

    36. Anónimo dijo...

      Hola, soy David de México, quiero decir que me gusto mucho la frase de Patricia: "dios es miedo a morir".
      Pienso de la misma manera.
      Tengo 17 años y soy uno de los muy pocos ateos y escepticos en México.
      Vivo en una país donde el más del 95% de la población es Católica y se creen todo lo que les dice la Iglesia y la Biblia.
      En este país la fe esta basada en un truco de os españoles para evangelizar más fácilmente a los ïndigenas, se llama Virgen de Güadalupe y me cago en ella, luego les platico de eso.

    37. "Prefiero caminar con una duda que con un mal axioma" (Krahe)

      Hola a todos.
      Yo también soy mexicana y soy atea. Mi familia no es ultracatólica y, por firtuna, nunca estudié en colegio de curas o de monjas. Tampoco los odio. Sólo es que no puedo comprender que, tratándose de fé y dogma,se estipulen como ciertos para todo el mundo, preceptos que no valen para todos. ¿Un ejemplo? Cientos de ellos: el que obliga a una menor, que fue víctima de violación, a no abortar "para no condenarse", aunque ese sea su legítimo derecho jurídico. O cuando obligan a mujeres a permanecer con sus abusivos maridos porque "lo que Dios une no lo separa el hombre", sin importar que las masacren continuamente. O que me dicen de los proxenetas, de sotana y mitra...

      No, tampoco confundo religión y dios porque, ambos son constructos del hombre. Tampoco es que me haya ido mal en la vida o no sea feliz. No voy proclamando aquello de "Dios no ha hecho nada por mí y por eso no creo en él". Llevo una vida bastante feliz porque, después de todo, quien no teme a dios no le teme al diablo.

      Lo que temo, sí,es que otros me obliguen a vivir la vida tal como no quiero vivirla: rodeada de temor, superchería y promesas de un "más allá" tan absurdo, como inútil. Que la religión de otros, la creencia de otros , la fé y dogma de otros me obliguen a reprimir lo qe considero bueno y hermoso. Y tampoco quiere decir que no posea ética. Creo firmemente que todo está permitido, menos lastimar a los demás.

      También soy madre y mis hijos aceptan que soy atea. No me consideran mala persona, sin morál. Ellos, por su padre, han querido "experimentar" con el catolicismo. Yo, pues me limito a dar mi opinión. Creo firmemente que, con el tiempo y al entrar a la Universidad, verán esa herencia de su padre, desaparecer. Mientras tanto, hago o que todos los ateos hacemos: esperar, respetar y tolerar. Es más de lo que puede decirse de ciertas personas "religiosas".

      Y eso es algo que me asombra grandemente: yo no he visto a ningún ateo tratando de convencer, de imponer, de adoctrinar... si que he visto ha muchos religiosos hacerlo. pero bueno, hay gente para todo.

      Fernando, ¿Mil felicidades por tu blog! Y también por la sabiduría que impregnan tus contestaciones a los post.Espero que visites los míos: http://www.entretodaslasvidas.blog.com
      http://www.entretodaslasvidas.blogspot.com
      Un beso azteca para tí

    38. triberino dijo...

      experimento para saber si dios existe.

      ante que nada,leer vuestros comentarios es complicado por lo extenso. asi que lo mio sera bastante resumida.
      voltaire ya lo dijo,si dios no existe,habra que inventarlo.
      dios es necesario. vida es nacer y
      morir. quien no quiera morir,buscara a dios. conforme la ciencia descubre mas y mas,siempre
      la duda queda. la verdad absoluta se vuelve relativa,la dialectica del cambio. de la mecanica cuantica
      entenderla,otro problemon.
      fijate nomas,traducir del hebreo al idioma que entiendas,ya tiene una traduccion distorsionada,porque el hombre es imperfecto.no basta un abc de tantas letras a-z y una numeracion decimal o la que te guste. no basta la gramatica y la logica para entender la bibllia.
      hay muchos pasajes biblicos,conforme la ciencia descrubre mas y mas,entendemos.

      la gente seguira muriendo por desastres naturales,enfermedades,crimenes,etc
      mientras que otros seguiran bla y bla y bla para la simple nada.
      o estamos con la solucion o estamos
      con el problema.
      la dialectica,como asi la solucion
      se convierte en problema,conforme la ciencia avanza. que hacemos para que avance???? bla y bla.
      eso es conversar mas y no investigar.
      como ven,ya me extendi,quize resumir en 5 reglones.
      para mi dios existe porque las mujeres tienen gluteos,un trasero
      formidable,sensible y masajeable.

      pero mi culo si es virgen,como
      macho defendere mi virginidad.dios me creo virgen y asi morire.
      alla los maricones,mejores suertes.

      todo ello resumido en salmos 118.8
      lucas 16.8 y los 66 capitulos con sus 1274 versiculos de isaias.

      //lahojadorada.blogspot.com
      os lo explico con mas detalles.

      eso era todo,seguire.

      triberino tohino seyou
      okinawa,japon

    39. TRIBERINO:
      ¿Así que la ciencia demuestra cada día más las palabras de la Biblia? Si es así, estos descubrimientos estarán publicados, como es común, en revistas científicas, de esas cuya publicación es exigente, pues toda hipótesis debe cumplir requisitos de rigurosidad especiales. Algo que no debe de ser grave para la “palabra divina”, ¿no? Me gustaría estar al tanto de cuando la ciencia confirme que la Tierra es plana, tal como dice el Génesis, o que x cantidad de especies pueden caber en un arca tan pequeña, o que la lepra se contagia por la ropa, o que los muertos efectivamente resucitan.
      Con respecto a las mujeres: tanta belleza parece divina, tanta distancia parece diabólica…

    40. irichc dijo...

      Gente buena haciendo cosas malas, como si las obras no determinaran también la bondad. Hombres corrompidos, buenos salvajes. Protestantismo rousseauniano.

    41. «Una de las más lamentables tragedias históricas es la popular noción de que la moralidad está atada a la religión».
      (Robert A. Heinlein)

    42. Anónimo dijo...

      Hola. Definitivamente no creer en Dios no te hace una mnala persona. Eso es obvio. Creo que todos conocemos personas malas y buenas dentro de la religión y fuera de ella. El trigo y la cizaña crecen juntos. Sin embargo como dice Juan "esa luz que ilumina a cada persona (SIN EXCEPSION DE RAZA O NIVEL DE ESTUDIOS, ETC!!!) vino al mundo". Eres libre de rechazar a Dios. Para mi Dios es real. No todas las cosas son fáciles pero si vez alrededor veras y sentiras su presencia. No se trata de misticismo. El cristianismo (como otras religiones) es una creencia. Nadie puede demostrarte que "Dios no existe" o que "Dios existe". Esta es una decisión tomada en en lo más hondo del corazón de cada persona. No es por eso ni más inteligente que tú. Es una sinceridad consigo mismo y su forma de ser. Dios juzga todas las cosas, aún las invisibles. Un abrazo desde México. El pensamiento crítico está bien.

    43. ANÓNIMO:
      Las sensaciones personales ("para mí Dios es real", decís), no hacen reales lo que imaginamos de ellas. El problema de la indemostrabilidad de Dios es, vaya que sí, un verdadero problema para los que quieran sostener esa creencia. Los problemas se extienden incluso hacia la supuesta manifestación terrenal de esa creencia, Cristo, que se alza como una mitología más, semejante a la de Krishna, por nombrar sólo una.
      Un saludo, y gracias por tus mensajes.

    44. Alberto Torres dijo...

      He llegado a este blog de casualidad y me parece muy interesante como sostienes tus ideas, sin embargo noto que constantemente mencionas la posición de la Iglesia Católica con respecto a la homosexualidad, a primera intención parece que el hecho te doliera en el alma, como si te pudiese regocijar internamente que algún día sea declarada "perdedora" como institución en un aspecto como este. Nunca hay ganadores ni perdedores en realidad. Digo esto porque es en lo que más se le critica pero creo que dicha postura no debería tener relevancia para los que no sigan dicha doctrina. Me refiero a que no hay razon para coger del cuello a alguien y obligarlo a admitir algo que deseamos sea admitido. Aunque nos creamos los salvadores del mundo señalando que dicha institución es un "engañamuchachos".

      Es curioso que te afanes en sugerir que cada uno es libre de creer en lo que quiera pero no puedo dejar de pensar en esa contradicción de querer hacer que la gente se cuestione lo que cree (no es eso dar por sentada tu posición? tus textos objetivamente dan a entender eso), fuera de que dicha creencia sea o no "necesaria". A lo que voy en concreto es que lo que me parece "innecesario" es tener intención de hacer que la gente piense como uno, si eres feliz siendo ateo y siendo esceptico bien por tí, es más no me parece para nada una cosa extraña, pero no creo que dicha postura este por sobre alguien que humildemente es feliz razonando "mal" o dejándose engatuzar por un "mal razonamiento" (tomando a estos entrecomillados como la postura opuesta).

    45. ALBERTO:
      Gracias por preocuparte y dejar una crítica aquí. No entiendo muy bien las razones que te hacen buscar "dolores en el alma" por mi parte. Como habrás de suponer, desconfío de esos ejercicios de psicología de saldo.
      Tampoco entiendo mucho por qué traer aquí a colación la posición (que critico) de la Iglesia frente a la homosexualidad. En otro momento podría explicarte mis razones, pero lo cierto es que en este artículo que estás comentando, la primera mención aparece, muy lateralmente, en mi respuesta al comentador Andrés.
      Finalmente, no hay en mí un afán evangelizador -aunque, dice un ateo que he leído, la "buena nueva" sería que no hay Dios-, sino simplemente la exposición crítica (es decir, razonada y algo beligerante) de cómo funciona la fe, las religiones y las visiones dualistas e idealistas del mundo. Exponer esto en una sociedad en la que predomina la superstición, sea esta religiosa o mágica, no es más que una muestra de hastío y una posibilidad de ordenar yo mismo mis ideas.
      Que la gente sea feliz en su fuero privado con creencias infundadas no me preocupa demasiado. El problema aparece cuando pretende invadir al resto con esas creencias no universalizables, por infundadas, y cuando éstas sustentan códigos morales, instituciones poderosas y hasta frenan el conocimiento y hacen que la sociedad sea "menos mejor".
      Un saludo.

    46. Alberto Torres dijo...

      Bueno, lamento que el aspecto inicial de lo que dije pueda haberte sonado psicología barata, no era la intención. Mi comentario lo puse aquí porque aquí quise ponerlo, es una visión general del blog, aunque inevitablemente incompleta.

      Sin embargo el punto al que hacía hincapié era el asunto que sigues redondeando: te preocupa cuando se
      "pretende invadir al resto con esas creencias no universalizables", eso es porque así lo has decidido tú (hablo en general de tu posición, no de tu ámbito individual), tú crees (con todo el respetable badaje a priori que posees) que esa es la verdad que hay que defender. Yo no creo que haya nada que defender si tu eres libre de adoptar opciones.
      Voy a poner de ejemplo el caso de la Iglesia Católica, ya que la mencioné. Allí no veo nada que se quiera "imponer", como sabrás la afiliación a esta doctrina es libre, hay quienes le critican el hecho de rígidas normas y el establecimientos de ritos desde antes de que se tenga conciencia de poder decidir su adhesión. Bueno pero lo cierto que uno puede decidir dejar este camino cuando la conciencia madura. Los conflictos culturales que puedan derivarse de este hecho, me refiero específicamente a padres por ejemplo demasiado encartonados, son otro asunto. En este sentido no veo nada que "frene el conocimiento". Quizás hagas referencia muy seguramente a la humanidad como un conjunto pero te olvidas que ésta es inevitablemente individuos. Si partimos de tu posición, porqué no han de ser las refutaciones "no universalizables"?. No quiero que me malinterpretes pero el otro lado de la medalla no tiene que ser necesariamente el faro que deba guiar Necesariamente, aún si lo dice el prestigioso "X" porque lo descubrió "Y" y "Z" no dice nada.
      A riesgo de no darme a entender remarco que la pluralidad humana hace que irremediablemente tengamos que convivir, en vez de buscar que los demás convivan como a mí me parece que esta bien.

    47. ALBERTO:

      1) Yo no creo que haya nada que defender si tu eres libre de adoptar opciones.

      En cambio yo sí: yo pienso que hay que defender el hecho de que si una persona dice (por dar un ejemplo simplísimo) que el hombre fue creado por un ser superior, o que existe ese ser superior, o que tenemos alma, debe estar obligado a dar las pruebas en que se sustenta para afirmar esto. Y mucho más si pretende postular eso como un conocimiento universal, tanto como que la Tierra gira en órbita alrededor del sol.

      2) Allí no veo nada que se quiera "imponer", como sabrás la afiliación a esta doctrina es libre, hay quienes le critican el hecho de rígidas normas y el establecimientos de ritos desde antes de que se tenga conciencia de poder decidir su adhesión

      Cuando la Iglesia se impone en cuestiones como: la negación a que los homosexuales puedan contraer matrimonio, minando beneficios sociales de los que otros sí; cuando se dinamitan ideológicamente logros del conocimiento humano tales como los que proporciona la ciencia (v.g. evolución, astronomía, neurología, etc.); cuando se contamina toda una sociedad con un sistema moral que no cumple con lo dicho en el punto 1; cuando consigue beneficios, incluso monetarios, injustamente, de un sistema de gobierno; etc. Cuando todo ello sucede, la cuestión excede una mera pertenencia como puede serlo adherir a un club o un partido político. La Iglesia ha excedido claramente esos límites, de lo cual quizás (no estoy seguro de dar un buen ejemplo) es muestra que hace dos semanas media humanidad haya festejado la Navidad.

      3) Si partimos de tu posición, porqué no han de ser las refutaciones "no universalizables"?

      Yo parto de un principio simple, y que expresó con sencillez el filósofo J. A. Marina en su libro Por qué soy cristiano: las “verdades privadas” (que se relacionan con la fe, los gustos estéticos, afectivos, etc), si entran en conflicto con las “verdades públicas” (las verdades de la ciencia, por ejemplo), deben ceder ante estas últimas. Cualquier persona razonable, incluso creyente, aceptaría esto si, por ejemplo, una persona con un credo religioso distinto al suyo intentara hacer pasar por “verdad pública” algún predicado de su fe (pensar en los musulmanes y su trato a las mujeres puede ayudar).

      P.D.: Las verdades de la ciencia ("verdades públicas") no tienen que ver con una fuerza de autoridad como parece que propusieras al decir "el prestigioso X porque lo descubrió Y y Z": la relatividad no es verdadera porque la formuló Einstein, sino porque explica la realidad.

    48. Alberto Torres dijo...

      Entiendo tu punto, sin embargo creo que le insertas mucha carga de compromiso, errado a mi criterio en el sentido que hay mucha idealización en cuanto a convivencia social. Sólo quería agregar que no hablaba de una fuerza de autoridad sino de que como en el ejemplo que tomas en el caso de Einstein la relatividad no es verdadera porque explique la realidad sino porque en el contexto actual se torna más razonable. Hace más de quinientos años la idea de una tierra plana era más razonable, por darte un ejemplo burdo.

    49. ALBERTO:
      Repasado tu ejemplo, que no por burdo deja de ser clarificador, entiendo que es propio de la contaminación inseminada por T. Kuhn, con sus "paradigmas", pero adoptado groseramente. Y es que si bien una teoría tiene que ser plausible (lo cual exige condecir con el conocimiento de la ciencia), la relatividad no es verdadera porque consiga ser razonable, ya que ello tendría que ver con la epistemología o la gnoseología, antes que con el intento por describir la realidad. Lo que quiero decir es que probablemente se exige una carga de conocimientos para encarar una teoría como la de Einstein, pero lo que describe se supone exento de que haya un sujeto operatorio, un ego o una colección de egos, entendiéndolo. Expresado de otro modo: que la luz se curve al pasar por una fuente de gravedad es un hecho, fuera de que lo haya descubierto un científico o no.
      Por otra parte, y ya casi como una anécdota, ya desde mucho antes de los 500 años la Tierra plana era un absurdo, sólo que no todos le habían hecho caso a Eratóstenes (circa 200 ANE).

    50. Patricia dijo...

      Al parecer la religion se confunde con la opcion de creer en Dios, al final uno no entiende si algunos defienden a la religion o al solo hecho de creer en Dios.
      Es a veces tan simple aun dentro la logica, los que creen en Dios si se mueren y si existe Dios entonces sus esperanzas se ven concretadas, y si caso contrario enfrentan una "realidad" sin Dios entonces no pasa nada...pero si los que no creen en Dios se mueren y resulta que si existe un Dios? corren mayor riesgo que los primeros no?
      Si, ya lo se es mas complicado que eso, al final la respuesta esta en el corazon de cada persona.
      Curioso me encontre otra Patricia aqui, saludos y felicidades por tu blog

    51. Gracias, PATRICIA, por tu comentario.

    52. Victorino dijo...

      Fernando, tengo otro experimento para proponer, por medio del cual puede demostrarse acabadamente la inexistencia de Dios:
      Supongamos el hospital A con diez, cien, mil o un millón de enfermos terminales. Cuantos más casos mejor, a los fines estadísticos.
      Imaginemos el hospital B con la misma cantidad de enfermos (distintos de los internados en el hospital A) y con similares enfermedades terminales.
      Encarguemos a uno, diez, cien o mil líderes religiosos o representantes de probada piedad, para que juntos, o separados, eleven sus plegarias a Dios pidiendo por el restablecimiento de los enfermos internados en el hospital A.
      Conclusión intituitiva: al cabo de n días o meses o años, ¿podría confirmase que las plegarias solicitadas en favor de los enfermos del hospital A a través de la curación de sus dolencias, muestran una respuesta distinta por parte de "el Dador de Vida" comparados con los enfermos del hospital B?
      NO. ESTOY ABSOLUTAMENTE SEGURO QUE NO SE CONFIRMARÍA NINGUNA DIFERENCIA ENTRE RESULTADOS POSITIVOS Y NEGATIVOS ENTRE LOS DOS GRUPOS BAJO ESTUDIO.
      Las respuestas esperables de los "creyentes", imagino, podrían ser:
      a) que Dios en su "infinita bondad" proveyó curación indistintamente se haya pedido o no por los enfermos del hospital B; quedaría por responderse por qué no brindó curación al 100% de los enfermos.
      b) que mi planteo es una presunción para poner a prueba el poder de Dios y similar a la tentación que Satanás le propuso a Jesús en el desierto. No la acepto, porque la Biblia (tanto el AT como el NT) está preñada de casos en los cuales, seres humanos como yo, le hicieron pedidos concretos tanto a Jehová, a Dios, al Espíritu Santo o a Jesús y, según el relato bíblico, la respuesta fue concreta, visible, palpable, cierta y comprobable.
      Victorino Castro.

    53. VICTORINO:
      Del experimento que usted propone he hablado en dos artículos:
      http://razonatea.blogspot.com/2005/09/rezo-por-vos.html

      y especialmente

      http://razonatea.blogspot.com/2005/09/la-oracin-no-ofrece-beneficios-la.html

      Saludos.

    54. Anónimo dijo...

      Yo parafrasearía a Weinberg a mi modo: con o sin religión siempre va a haber gente mala; pero para que la gente mala haga cosas buenas hace falta religión…

      Muy difícil que alguien malo haga cosas buenas sin religión, pero con religión quizás sea posible.

      Y con esto no sugiero que todos los ateos sean malos =)

      En este mundo hay tentaciones muy fuertes, pero en última instancia el único sentimiento que te hace sobreponerte es el saber que tarde o temprano lo pagarás, aunque sea en la próxima vida.

      Ojo: no voy a defender la idea de que exista vida después de esta vida (más allá de lo que yo crea en lo personal). Pero al menos esta sola idea hace que alguien muy malo pueda ser bueno, que alguien bueno quiera serlo más… Y es que las acciones buenas necesitan renovar su sentido incluso en las peores circunstancias (incluso cuando la sola razón indica que hay que ser malo), algo más fácil de hacer si los valores abstractos tienen un fundamento.

      La sola idea de la religión sí marca la diferencia en la vida ordinaria de alguien. Un creyente y uno que no lo es pueden hacer lo mismo, pero el sentido que le den a sus acciones marcará la diferencia.

      Hay cuestiones como el dolor y la muerte o hay preguntas como quién soy y de dónde vengo para las que la razón no se basta para responder.

      Eres un ateo, el que sugiere que está convencido de que Dios no existe, pero al menos tus textos presentan argumentos agudos que quizás buscan respuestas inteligentes ¿para creer? Quién sabe. Quizás estás en búsqueda, y una forma de hacerlo es desafiar al mundo presentándote como ateo, para ver quien te da una respuesta inteligente.

      En todo caso, no tengo nada contra los ateos, y menos si quizás en el fondo buscan respuestas.

      Saludos

    55. ANÓNIMO:
      "para que la gente mala haga cosas buenas hace falta religión…"

      Bueno, eso sí que no se condice con los datos. Pongamos un ejemplo sencillo: actos de caridad. ¿Sólo los creyentes los realizan? Definitivamente no. Las donaciones a obras de caridad más onerosas de la historia de la humanidad (así se las ha llamdo) han sido dadas por ateos (Bill Gates es uno de ellos). Por lo demás, "alguien malo" puede hacer algo bueno sin mediar la religión, sino simplemente la razón. Y justamente, es la razón la herramienta privilegiada que nos lleva a responder las preguntas más acuciantes, desde el mismo momento que es la razón la que nos despierta esas preguntas. Decir que "escapan a la razón" es, para mí, elegir conformarse con la ignorancia.
      Saludos.

    56. Anónimo dijo...

      Estamos de acuerdo: alguien no creyente o "malo" si puede hacer algo bueno sin mediar la religión y sólo la razón, por una cuestión de Ley Natural.

      Pero a veces hacer las cosas buenas implican sacrificios (y renuncias al propio bienestar), es más: a veces tales sacrificios conllevan exigencias que escapan a la comprensión de criterios muy racionales y hasta pragmáticos.

      Pueden haber tentaciones para hacer cosas poco éticas porque, bajo una lógica pragmática, pueden ser muy razonables. Y es entonces que una Fe, cualquiera que esta sea, complementa a la razón para renovar el sentido de por qué hacer lo correcto aunque no convenga y conlleve sacrficios.

      Y es en estos casos limites donde yo dudo mucho que alguien malo o no creyente pueda hacer algo bueno si por lo menos no hay el temor de un Ser Superior (sea de la religión que sea) al cual rendir cuentas.

      La gente mala o no creyente SÍ puede hacer cosas buenas, pero hasta un límite (hasta Hitler debió sentir afecto), porque llegará un momento que la razón ya no será suficiente para actuar correctamente, si el fundamente de su buena acción no se sustenta en algo más que mero sentimentalismo (o quizás sólo las apariencias).

      Toda Fe por lo menos ayuda a trascender la comprensión racional para hacer lo correcto aun cuando la razón pueda indicarte lo contrario, aun cuando no haya reconocimiento de por medio sino todo lo contrario...

      Tal vez no me entiendas pero reflexiona esto: la sola razón puede hacer muy razonable cosas que no son éticas (no tengo tiempo ahora para poner ejemplos) si no hay una fe que haga trascender la urgencia inmediata de incurrir en una mala acción...

      En suma, las personas malas y no creyentes pueden hacer cosas buenas sólo por la razón, pero hasta un límite... Salvo que no haya algo más, aunque sea el temor de un Dios, sea de la religión que sea.

      Y ojo: amigo ateo, no digo que seas malo, pero espero hayas entendido mi punto, por lo menos

      Saludos

    57. Anónimo dijo...

      Algo más, Fernando, desde la sola razón es muy fácil relativizar lo que es bueno y lo que es malo; desde la sola razón lo que ahora nos parece horrendo mañana nos puede parecer de lo más connatural según los tiempos y épocas. Y eso no ocurre con una Fe, cuyos valores son más permanentes, aunque huy en día eso se llame erradamente fundamentalismo, el que en realidad es problema político e ideológico y también religioso pero no propiamente religioso, pero ya sería muy dilatado hacer una disertación para diferenciar Fe y Fundamentalismo.

      Saludos

    58. Anónimo dijo...

      Y un no creyente o un malo cuya ética actue solo por la razón es más fácil que relativize lo bueno y lo malo

    59. ANÓNIMO:
      No, no estamos de acuerdo, sobre todo porque no creo en esa "ley natural", ya que todas las leyes son positivas y creaciones humanas. Excepto, claro, que no estemos hablando de "leyes" como quien habla de "ley de la gravedad", que no son más que descripciones aproximadas de lo real.
      Una acción que nosotros consideremos como "buena" y que implique un "sacrificio" puede darse sin mediar la religión, insisto. Vemos esa clase de comportamiento en los primates. Lo vemos en una perra, que tiene sus cachorros y no se levanta hasta que están saciados de leche, incluso relegando un poco su propia hambre. Los humanos, que tenemos un cerebro capaz de pensar en lo que convenga a todos con el mero ejercicio de "ponernos en el lugar de otros", le sumamos la razón porque también nos enfrentamos a acciones sofisticadas y perversas.
      Las decisiones morales, toda moral, en definitiva, no es equiparable a una "lógica pragmática" (suponiendo que entiendo qué significa eso). La moral es un conjunto de reglas que se supone buscan que mejorar la convivencia entre los integrantes de una sociedad. La regla de oro no necesita de ningún Ser Superior como amenaza de un castigo ultraterreno a nuestros actos terrenos. De hecho, una de las primeras formulaciones formales de tal regla viene de Confucio, y no de un religioso.
      No veo por qué la razón no ha de ser suficiente para hacer una buena acción sea la razón. De hecho, podemos así juzgarla sólo mediante el uso de la razón, no de otra manera. Es decir, considero gratuita la idea de que "la razón no será suficiente para actuar correctamente". Y esto, de seguro, se conecta con lo que dice Weinberg: ¡es la sinrazón la madre de las malas acciones!
      Que la fe "ayude a trascender" la comprensión racional es un eufemismo: lo que hace es ocultar que la realización de una acción o cierta asunción o creencia no tiene razón de ser, y es gratuito asumirla. Es por esa vía que un fundamentalista musulmán puede inmolarse con una bomba en un tren sabiendo que va a entrar con gloria a su paraíso, o un papa coartar el uso de un método que evitará el contagio de una enfermedad mortal.
      En resumen, lo que no deja de perturbar a los increyentes es que los religiosos sólo dependan del miedo al castigo (infundado, sin pruebas a favor) para ser bondadosos. Ni siquiera los animales requieren eso para ser buenos.

      P.D.: Analizar el dogmatismo merecería, de por sí, otro artículo. Pero es evidente que un creyente es capaz de seguir sus dogmas contra todas las pruebas (y para eso requiere la fe). Basta mirar a los creacionistas para convencerse de ello.

    60. m7 dijo...

      Por lo que se de religion estoy de acuerdo con el experimento, pero me parece que tratar de estar por fuera de algo mas grande de lo que mil ojos pueden ver, no puede ser juzgado, razonado de esa manera, no creo que por ir a la igesia como dicen los "creyentes" dios te acompañe o no; dios no se ve algunos lo ven ¡¡? coincido en que para ser bueno no se necesita mas que a uno, pero por eso dios no estará ahi?

    61. A Dios no se lo encuentra con ideas que tengan de El. Dios se deja encontrar cuando lo buscan con sincero corazón; es decir, un anhelo de conocerlo, no hay otra forma. Ahora, si es necesario o no Dios para hacer cosas buenas, lo elige cada uno. El mismo dice: Ap. 3, 15 Yo sé todo lo que haces. Sé que no eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! 16 Pero como eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

      Yo, haciendo mi propia teología, relaciono a los calientes, es decir, los creyentes, discípulos, servidores y amigos de Jesús de Nazareth que estan llenos del Espíritu Santo; y los Frios, aquellos que no creen en Dios, ni en su excistencia, viven con las inspiraciones de sus propios pensamientos, hacen lo que ellos consideran "bueno" y rechazan lo que es "malo".

      Dios no fuerza a nadie a creer en El. El nos a dado libre albedrío: "Si 15, 14 Dios creó al hombre al principio y le dio libertad de tomar sus decisiones. 15 Si quieres, puedes cumplir lo que él manda, y puedes ser fiel haciendo lo que le gusta. 16 Delante de ti tienes fuego y agua; escoge lo que quieras. 17 Delante de cada uno están la vida y la muerte, y cada uno recibirá lo que elija." Lo que eligas, eso obtendrás. Seguiré comentando.
      http://www.polticadeactualidad.blogspot.com/

    62. LIDERAZGO:
      Como usted argumenta anteponiendo a sus afirmaciones cuestiones que yo descarto firmemente (con argumentos, no con dogmas), sugiero seguir leyendo mis artículos. Irá encontrando: que Cristo es un mito, que Dios no existe porque es imposible, que la palabra de la Biblia es palabra de hombres, que el alma es un mito (como el del libre albedrío) y, por último, que como fuere, está documentado que las personas creyentes son más insanas para una sociedad que las no creyentes.
      Saludos.

    63. Anónimo dijo...

      Yo tengo una teoría que es muy fácil de entender, pero que me ha costado bastante tiempo de reflexión, análisis y, sobre todo, observación antropo y zoológica: el ser humano ha desarrollado una herramienta evolutiva muy influyente para procurarse su supervivencia y proliferación. Esta herramienta se llama empatía.
      Las denominadas neuronas espejo emergieron para que, poniéndonos en la piel de los demás, aflore en nosotros ese sentimiento de "eso tan malo, que pone en jaque la integridad de mi semejante o sus posibilades de seguir existiendo (en buenas condiciones)" también me podría pasar a mí. Al fin y al cabo, la empatía es una retroalimentación, una forma indirecta que ha creada nuestra especie garantizarnos, a título personal, vivir (con las mejores condiciones). Un ejemplo: si veo que a una persona le va a atropellar un coche, yo lo intentaré salvar. Conscientemente creemos que lo hacemos porque somos buenos, porque hay que ser un buen ciudadano y garantizar el civismo. Inconscientemente, sin embargo, lo hago porque si yo estuviera en su lugar quisiera que también me salvaran para seguir viviendo (y así poder aparearme y perpetuar la especie). Este deseo de salvar al prójimo se acentúa y se hace más patente cuando la persona que va a ser atropellada es pariente nuestro (inconscientemente, queremos salvar a nuestro hijo, hermano, tío, hermano, etc. y este deseo disminuirá conforme nos alejemos de nuestro parentesco) porque nuestros parientes tienen nuestros mismos genes, es decir, si evitamos que mueran, nuestra estirpe tendrá más posibilidades de expandirse.
      Esto está muy muy profundamente asentado en nuestro subconsciente, pero es así, es una forma de procurarnos nuestra supervivencia. Como es natural, la empatía es, como muchas otras del ser humano, una característica gradual: unos la tienen más desarrollada que otra, como unos son más o menos inteligentes, más o menos cariñosos, más o menos alegres, más o menos extrovertidos (características psíquicas), más o menos guapos, más o menos morenos de piel (características físicas) etc. que otros. Y, como el resto de características (sobre todo psíquicas), está condicionada por el entorno, por las circunstancias vividas y por los valores y sistemas de vida que cada uno ha mamado. Pero es que, además, la empatía se ve influenciada por la salud mental de la persona. Por eso, cuando nos enteramos de que alguien ha matado a un semejante o lo somete a torturas físicas/psíquicas, decimos: "Yo eso nunca lo haría". Es muy probable que lo hiciese si vivieras (y hubieras mamado los valores y conceptos fundamentales) de algún país musulmán de corte radical e integrista en donde si una mujer es adultera te la cargas a pedradas. Es muy problable que lo hicieses si sufrieras alguna enfermedad mental que te enajena (bipolaridad, esquizofrenia, etc.). Éstos son simplemente unos botones de muestra. ¿Quiere esto decir que estas personas son malas o son más o menos buenas? No. La bondad y la maldas son conceptos, en primer lugar, muy muy relativos y, en segundo, invención humana para intentar, de nuevo, perpetuar nuestra especie/estirpe, porque, ¿acaso los animales son buenos o malos? Los animales, como nosotros (que también nos debemos considerarnos tales), simplemente somos y estamos. Los animales no tienen empatía [sí instinto de supervivencia a nivel individual y familiar (cuidan de su prole para que prospere y esto sólo ocurre con animales a partir de punto un evolutivo determinado] y por eso no son ni buenos ni malos.

      Que las religiones se apoderen del concepto de empatía otorgándole un valor divino, un regalo que un Ente superior nos otorga, me parece muy poco afortunado. Solamente pido que nos observemos, que reflexionemos por qué el hombre tiene ese lado altruista y a la vez egoísta porque la respuesta es sencilla: el hombre es altruista porque es egoísta. Como decía Betrand Russell: "La religión sólo es emocional", es un deseo que exista X, un intento de canalizar nuestros anhelos, miedos, carencias e interrogantes.

    64. Anónimo dijo...

      Yo tengo una teoría que es muy fácil de entender, pero que me ha costado bastante tiempo de reflexión, análisis y, sobre todo, observación antropo y zoológica: el ser humano ha desarrollado una herramienta evolutiva muy influyente para procurarse su supervivencia y proliferación. Esta herramienta se llama empatía.
      Las denominadas neuronas espejo emergieron para que, poniéndonos en la piel de los demás, aflore en nosotros ese sentimiento de "eso tan malo, que pone en jaque la integridad de mi semejante o sus posibilades de seguir existiendo (en buenas condiciones)" también me podría pasar a mí. Al fin y al cabo, la empatía es una retroalimentación, una forma indirecta que ha creada nuestra especie garantizarnos, a título personal, vivir (con las mejores condiciones). Un ejemplo: si veo que a una persona le va a atropellar un coche, yo lo intentaré salvar. Conscientemente creemos que lo hacemos porque somos buenos, porque hay que ser un buen ciudadano y garantizar el civismo. Inconscientemente, sin embargo, lo hago porque si yo estuviera en su lugar quisiera que también me salvaran para seguir viviendo (y así poder aparearme y perpetuar la especie). Este deseo de salvar al prójimo se acentúa y se hace más patente cuando la persona que va a ser atropellada es pariente nuestro (inconscientemente, queremos salvar a nuestro hijo, hermano, tío, hermano, etc. y este deseo disminuirá conforme nos alejemos de nuestro parentesco) porque nuestros parientes tienen nuestros mismos genes, es decir, si evitamos que mueran, nuestra estirpe tendrá más posibilidades de expandirse.
      Esto está muy muy profundamente asentado en nuestro subconsciente, pero es así, es una forma de procurarnos nuestra supervivencia. Como es natural, la empatía es, como muchas otras del ser humano, una característica gradual: unos la tienen más desarrollada que otra, como unos son más o menos inteligentes, más o menos cariñosos, más o menos alegres, más o menos extrovertidos (características psíquicas), más o menos guapos, más o menos morenos de piel (características físicas) etc. que otros. Y, como el resto de características (sobre todo psíquicas), está condicionada por el entorno, por las circunstancias vividas y por los valores y sistemas de vida que cada uno ha mamado. Pero es que, además, la empatía se ve influenciada por la salud mental de la persona. Por eso, cuando nos enteramos de que alguien ha matado a un semejante o lo somete a torturas físicas/psíquicas, decimos: "Yo eso nunca lo haría". Es muy probable que lo hiciese si vivieras (y hubieras mamado los valores y conceptos fundamentales) de algún país musulmán de corte radical e integrista en donde si una mujer es adultera te la cargas a pedradas. Es muy problable que lo hicieses si sufrieras alguna enfermedad mental que te enajena (bipolaridad, esquizofrenia, etc.). Éstos son simplemente unos botones de muestra. ¿Quiere esto decir que estas personas son malas o son más o menos buenas? No. La bondad y la maldas son conceptos, en primer lugar, muy muy relativos y, en segundo, invención humana para intentar, de nuevo, perpetuar nuestra especie/estirpe, porque, ¿acaso los animales son buenos o malos? Los animales, como nosotros (que también nos debemos considerarnos tales), simplemente somos y estamos. Los animales no tienen empatía [sí instinto de supervivencia a nivel individual y familiar (cuidan de su prole para que prospere y esto sólo ocurre con animales a partir de punto un evolutivo determinado] y por eso no son ni buenos ni malos.

      Que las religiones se apoderen del concepto de empatía otorgándole un valor divino, un regalo que un Ente superior nos otorga, me parece muy poco afortunado. Solamente pido que nos observemos, que reflexionemos por qué el hombre tiene ese lado altruista y a la vez egoísta porque la respuesta es sencilla: el hombre es altruista porque es egoísta. Como decía Betrand Russell: "La religión sólo es emocional", es un deseo que exista X, un intento de canalizar nuestros anhelos, miedos, carencias e interrogantes.

    65. Humberto dijo...
      Este comentario ha sido eliminado por el autor.
    66. Humberto dijo...

      Hola a todos, quiero empezar diciendo que para mi lo más importante es LA VERDAD, ésta como una única forma de indicar el origen de cualquier situación así como su descripción llana. Enseguida pongo a LA LIBERTAD, como una permisión para llevar a cabo lo que por nosotros mismos decidamos. Luego entonces pienso que en el debate Teísmo-Ateísmo, emergen estas dos premisas que tengo por código, y necesariamente hacen que se reflexione: desde el o los orígenes de la especie humana, que según acabo de enterarme es de 200, 000 millones de años, los individuos han ejercido su capacidad para imponer sus ideas y la manera de convivir en sociedad, creando formas de gobierno y maneras de mantener su poder, en este renglón surgen las religiones, obviamente creaciones de los humanos, que en mi opinión considero que no son más que “ADMINISTRADORAS DE LA FÉ” , tratando de explicar como fe a esa idea o sensación que perciben la mayoría de las personas que por tradición o falta de información “sienten” de manera interna, ese inexplicable anhelo de explicación, devoción, o agradecimiento hacia algo o alguien que consideran es el creador de tan magna obra. Mi situación es intermedia entre creer o no creer, e incluso si vale la pena la necesidad de una creencia o de ninguna creencia. En lo particular me inclino hacia el ateísmo, parte derivado por el sentimiento de frustración hacia lo que considero un abuso de los administradores de la fé, que por cierto mantiene en la mayoría de los países con o sin desarrollo una política educativa que garantice el mantener a la gente con una acentuada “RELIGIOSIDAD”, y parte por que los humanos tengamos acceso a simplemente LA VERDAD. Me encanta la ciencia, no creo que haya científicos honestos que apoyen las actividades para fundamentar los preceptos de ninguna religión, por aquellos que según han validado la legitimidad de por ejemplo el ayate de la virgen de Guadalupe en México o el divino rostro en Roma. Sin embargo hay algunas situaciones que cimbran mi intelecto y me hacen dudar. Espero que Fernando Toledo pueda contestar mi comentario y pueda seguir participando en este blog.
      PD me acabo de enterar de este blog apenas ayer domingo 18 de noviembre de 2007.
      Saludos a todos los que no se conforman con hacer suyo lo ya digerido.

    67. Humberto dijo...

      Una aclaración, en mi comentario anterior dije "...y parte por que los humanos tengamos acceso a simplemente LA VERDAD." debe decir: y parte por que los humanos NO tengamos acceso a simplemente LA VERDAD.
      Gracias

    68. josell dijo...

      Si ese católico, es más que practicante y conoce a Dios, la ventaja estará en el momento difícil y en el amor de Dios. La felicidad la consigue cualquiera, pero el amor de Dios, NO. Y solo Dios puede dar la paz que tanto anhelamos en el momento difícil... y también, puede darnos el milagro de saber, no solo lo que está aqui, sino también lo que algunas personas no podrán comprender jamás... como la fe. Curiosamente, la fe es criticada por las personas que no conocen la misma...

      Además, solo Dios hace esos milagritos a quien se los pide... y mira que tengo bastantes para contar, no solo míos, sino de muchas personas que tuvieron fe y vieron su resultado cuando más lo necesitaban.

      Además, está la promesade la vida eterna, pero a los escépticos no le gusta hablar de eso, porque no entienden ni una fracción de lo que es el mundo espiritual... allá ellos.

      Otra cosa es, que sin Dios, los problemas suceden para sacar lo peor de ti. Pero con Dios, los problemas suceden para sacar lo mejor de ti... y funciona, siempre, porque Dios quier elo mejor para nosotros; el que no quiera ver a Dios, que no espere la bendición, pues esa bendición solo puede sentirse para describirse...

      Yo trataré de mejorar y agradar a Dios mientras pueda (cmomo Dios me ha agradado a mi), aunque se que debo intentarlo con más fuerza, llegaré a ser quizá un buen cristiano y quizá hasta científico.

      saludos! un beso, Dios bendiga a todos los ateos...o bien, cojanlo como un saludo, porque Dios también los ama.

    69. Humberto dijo...

      Josell
      Mira Josell, para mi lo más importante es LA VERDAD, pero no "mi
      verdad", tú verdad, o la de cualquiera de los humanos que conozcas o
      hayas conocido. Al igual que seguramente tú haz constatado muchas
      cosas, me ha tocado hacerlo a mi. Lo que me desilusiona no es en si la
      existencia o no de dios, sino la utilización que hacen las religiones
      de su imagen. Le he pedido a Dios, si existe, que me muestre su
      existencia, que me indique lo que debo hacer, y sabes... aún no hay
      NADA. Te respeto y agradezco tu tiempo, ojalá que sea verdadero (y de
      manera universal e inequívoco) tu intención y credo. Yo se que resulta
      exageradamente difícil comprobar de manera universal la existencia o
      no de Dios. pero TENGO FE que algún día se acabarán creyentes y ateos,
      la verdad estará por encima de todos y los engañadores tendrán que
      cambiar de actitud.
      Un abrazo sincero.
      Humberto Manzo Delgado

    70. Saludos para todos...
      es interesante que siempre se relaciona a Dios como el proveedor de felicidad, salud, riqueza, etc., exigiéndole que cumpla con todas las expectativas inimaginables de cada quien y luego culpándolo si no las realiza.
      A mi me basta con que mi Dios, Jehová de los ejércitos ( no sé cuál es el Dios de cada uno de ustedes ó ninguno dependiendo del caso ) y Jesús, a traves de la palabra y sus enseñanzas me da la fortaleza necesaria para superar las más grandes dificultades y el discernimiento para tomar decisiones en situasiones extremadamente delicadas.
      Yo estoy convencido que no hay mortal en este mundo que en caso de grave peligro no invoque a Dios por ayuda. No importa si despues de sobrevivir a la situación se olvide de eso y hasta lo niegue. Eso es un tema de discusión aparte y sin fin.

      Shalom,

      Eugenio ( Caracas )

    71. Anónimo dijo...

      Siendo una situación hipotética (nadie es realmente feliz todo el tiempo acéptenlo) pues hay unas diferencias, el ateo está todo el tiempo estresado porque nadie entiende que deben darle la razón todo el tiempo o el mundo morirá bajo la opresión del los nazis sacerdotales!!! mientras al católico lo estresa tener que hablar de religión con un tipo que no tiene religión durante ese momento. Luego el ateo irá a dormir esa noche pensando que todos son idiotas menos él y se le hará tarde al siguiente día para ir al trabajo, se olvidará de saludar a sus hijos en la mañana y tendrá un día cansado, el católico se irá a dormir pensando en que hay gente tan molesta como los Testigos de Jehová andando por allí libres y que alguien debería detenerlos!!! luego se dormirá y al siguiente día será otra rutina más. Fin.

      O que bueno que hay libertad.

    72. Corben dijo...

      Hace mucho no veía a una persona pensar tanto en Dios como vos Fernando G. Toledo!, te felicito, y yo se que sos una buena persona, porque Dios influye en ti, y a través de las enseñanzas del Señor y que tu cuestionas tanto, te llevan a analizar la bondad y el bien, guiandote en tu camino. Un abrazo

    73. Uge dijo...

      Hola Fernando:

      Haber, según mi humilde opinión la felicidad no es un regalo de Dios, no es algo que se encuentra, tampoco es algo que necesariamente se busca. Desde mi punto de vista la felicidad expresada en formula matemática, si así se puede entender, es la conjunción de tu escala de valores y la realidad en que vives. Cuando hay divergencia en tu escala de valores y tu realidad eres más infeliz y cuando hay una conjunción absoluta con tu escala de valores y tu realidad, puedes ser absolutamente feliz.

      La felicidad no es un sentimiento es un estado de existencia que fácilmente se confunde con la satisfacción que si es un sentimiento efímero, casi orgasmatico y por eso el mercado nos tratan de vender la felicidad como satisfacción y nos tratan de confundir. Nunca podremos esta permanentemente satisfechos pero si permanentemente felices.

      Dios te da la formula de la felicidad absoluta cuando te pide que ames incondicionalmente y que el amor sea tu máxima. Si tu valor máximo es el amor, puedes vivir plenamente feliz. Por eso es que somos muchos infelices por que no podemos amar al prójimo como a nosotros mismo y empezamos con que mucho ni nos amamos a nosotros mismos como entonces pondríamos amar a alguien más. No se puede dar lo que no se tiene.

      Los amigos que tu mencionas pueden ser hombres que tengan diferentes creencias pero una escala de valor similar, por lo que pueden tener el mismo grado de felicidad. Dios no es la fuente de tu felicidad el te da indicios para vivir mejor. Tu eres el creador o destructor de tu propia felicidad al traicionar o tratar de engañarte a ti mismo actuando contra tu propia escala de valores, siendo creyente o no. Cualquier creyente o ateo que vive y actúa contra su propia escala de valores será proporcionalmente infeliz o viceversa.

      Conclusión: Dios no es necesario para ser feliz y tener una vida normal!!!

      Un abrazo

    74. Diego dijo...

      Para un teísta como yo, leer los poderosísimos argumentos (Dawkins es brutalmente convincente) sobre el ateísmo es sencillamente perturbador. Yo, ingeniero y creyente en el proyecto de la Ilustración, ha sido difícil conciliar mi fe, de fundamentos irracionales, con la ciencia, basada en la razón y en las evidencias. Dawkins, en The God Delusion, proponía la teoría del origen evolutivo del sentimiento religioso. Otro libro, Dios está en el Cerebro (no recuerdo el autor) mencionaba a Dios y al sentimiento religioso como inventos del cerebro para evitar la desesperación y subsanar el absurdo de la existencia: un recurso evolutivo, al igual que el amor, para que la vida prosiga y los genes continúen su transmisión. Dawkins, en su libro, explica la muerte del gérmen religioso en el hombre como fruto de que la ciencia puede explicar, casi que perfectamente, nuestra experiencia cotidiana. De ahí el progresivo aumento en el descreimiento. En fin...sigo en dolores de parto y en conflicto. Seguro que tengo bastantes genes religiosos. Ya me dicen que la famosa apuesta pascaliana está completamente rebatida. Nunca me han mostrado los argumentos que la contradicen. Y queda todavía la cuestión (difícil) de cómo construir una moral laica. Gracias.

    75. diego dijo...

      Ah! y en cuánto a la oración y los enfermos, Victorino no ha hecho la experiencia, simplemente parte de sus prejuicios. La oración como herramienta curativa no parece ser del todo inocua: en el mismo libro de "Dios está en el Cerebro" se revela la estimulación de ciertas zonas cerebrales debido a la experiencia religiosa, lo cuál, al parecer, funciona como un placebo, induciendo sensación generalizada de bienestar y confianza. No sabemos aún hasta que punto incidirá esto en la curación, pero puede ser más sencillo, como lo describió Goleman en su libro sobre la inteligencia emocional, el proceso de sanación de un individuo confiado en la misma. O al menos su tránsito hacia la muerte puede ser menos angustioso.

    76. diego javier dijo...

      Para ser bueno no necesito a Dios, para ser feliz no necesito a Dios,
      para soñar no necesito a Dios,
      para amar a una mujer no necesito a Dios, para poder educar a mis hijos no necesito a Dios.No necesito a Dios, sinceramente no lo necesito.

      Para ser integro necesito una biblia, para conseguir recordar quien soy realmente cuado llegue a la cuspide de mi potencial necesito una biblia, quiero amarla de verdad ,pero tengo o poseo ...no se esos sensaciones extrañas tengo mis falencias, pero soy sincero, necesito una biblia. ser Padre es facil, lo dificil es el compromiso de hacerlo bien...no soy bueno argumentando se exactamente cuales seran las refutaciones , pero como dice un portugues ...is verdachi lo que expreso , habla de la adaptacion y las habilidades sociales ese amor - odio por el sistema cuando queres es bueno cuando no queres es malo ... tal vez...no ,no nada de tal vez. necesito una biblia porque necesito declararme aprendiz, ser persistente , perseverante, querrer ser + , reconociendo que no estoy bien, te corrijo por si te confundes yo soy bien positivo , pero tambien soy realista conmigo mismo, es menester. ×si tergiversas lo que digo, es sesgo cultural×
      Bueno si he de leer la biblia y
      necesito a Dios el la inspiro ...es razonable.

      Hay diferencia entre lo ordinario y lo extraordinario...quiero ser mas en lo posible.
      mediocres hay muchos, de lo otro bien poco

      Yo abri mi corazón , espero que no se burle de lo que yo vivo, porque sepase que no tiene respeto por mi y yo si lo tengo por usted...

    77. David dijo...

      Por que estamos aquí? No hay un por que, sólo un aquí.
      Me enorgullece decir que yo he sido ateo desde que tengo conciencia. Alguna vez vi en un documental que que los seres humanos carecemos de conciencia y empatía cuando nacemos, es decir, cuando somos bebes no podemos ver el mundo a travéz de los ojos de otra persona, es por eso que creemos que tapandonos los ojos nadie nos podra ver. No es hasta la edad de 3 o 4 años que desarrollamos empatía y hasta los 6nos llega la conciencia.
      Pues en el momento en que yo desarrollé conciencia descarte a dios, a pesar de haber sido criado en una familia católica y sin ninguna influencia atea en mi vida en lo absoluto. Dedo decir que mi ateísmo se debe en parte a que estudie los primeros años de la escuela primaria en una institución laica donde aprendí acerca de Darwin y su teoría de la evolución, aprendí sobre el universo infinito en el que vivimos, el Big Bang y muchas otras cosas que me ayudaron hacer una desición informada en cuanto a mis creencias. Aunque en realidad no fue una desición. Un dios simplemente nunca me pareció necesario, es un concepto que nunca tuvo sentido para mí. Me gusta pensar que soy ateo de nacimiento, al menos de nacimiento intelectual.
      Espero que mi caso sea una lección para los que alegan que la creencia en un dios es una necesidad innata, no lo es, es en efecto, una costumbre que yo nunca adquirí.
      Los dejo con una frase de una canción de Pink Floyd llamada "Breathe" del album "Dark Side Of The Moon", la cuál considero apropiada para este debate: "All you touch and all you see is all your life will ever be"

    78. capitanphantom dijo...

      solo por casualidad encontré este blog. Me dije..que interesante..comencé a leer varias notas toledescas, enterándome que es docente, y un escalofrío comenzó a recorrer mi cuerpo. era verdad..existís...producto de las mentes progres que conducen este país. y volví a asustarme. que el día de mañana puedas contaminar la mente de muchos jóvenes en formación. gracias Toledo..por seguir en tu provincia

    79. Corben dijo...

      Como le dije antes, mas bien agradezco a este muchacho, ya que con su constante duda, piensa todo el tiempo en Dios. No conozco una persona que piense más en él, que el escritor de este Blog. Tal vez al final de su tiempo, se le conceda la gracia. Que estén bien

    80. Anónimo dijo...

      Dejemos de preocuparnos si creemos o no... Dios siempre hallará la manera de que seamos recipientes de su amor, lo reconozcamos o no. Dios se hace presente en su creación, lo puedes encontrar fuera del tiempo y del espacio, pero si no eres capaz de hacerlo, no importa, el te encontrará.

    81. Walter dijo...

      serìa bueno aclarar que hablas de un religioso. Dios no es religioso,ni los quiere, y de esos esta lleno.
      No te creas que por hacer tanta notas moelstas a la gente que cree, al contario, pero por màs que escribas y lo pongas como lago imporatnte de tu vida, Dios està igual, no importa que es loque pienses vos, porque esto escapa todo razonamiento humano, y si buscas explicaciones a travès de pensamientos humanos (que la verdad no son muy inteligentes, todo loque leì aca, es muy fàcil de refutar...te falta calle hermano, ademàs de Fe, con todo respeto)
      Soy uno de los tantos que que tenemos a Dios en nuestra vida, y vaya que sì la cambio!.
      Tener una buena vida segùn las reglas de la sociedad, ser bueno, no alcanza...la mayorìa piensa en "ver para creer" y esto es lo contrario; "Creer para ver".
      Fe.
      Dios no te obliga a nada, solo te da la posibilidad de hacer lo que quieras, està ansioso siempre dispuesto a recibirte, la relaciòn con Dios es personal, el no marca tu camino, por el contrario, uno es quienlo marca, pero èl se encarga de guiarte.
      Dios es palabra viva, loque te dijo hoy, por ahì mañana ya no te sirve, porque vos no hiciste nada, èl te dice "podrìa hacer esto con vos", peor es si vos te moves!.
      Cuando tenes contacto conel señor es lo màs loco y hermoso que te puedas imaginar...la alegrìa es permanente, pero eso no significa queno te pasen cosas, ni que tengas una vida a lo Flanders.
      En fin, hay mucho,,,serìa buenoque seas una perdona màs inteligente y seas menos cerrado, por ahì te llevas una grata sorpresa.
      Buscalo a Dios que èl va a manifestarse, pero para eso hayque creer, y a veces es muy dificil, pero te animo!
      Dios te bendiga...en serio loco!

      P/D: NO pierdas tiempo en demostar que Diso no existe, en todo caso, algo inteligentisimo serìa intentar buscarlo...mira si lo enocntras? que haces contodo loque escribiste aca? Es como negar que Egipto existe, soloporque no lo veo, recorri 5 cuadras y no lo encontre...que raro!

    82. Anónimo dijo...

      "Más allá de las anécdotas en sí, habría que preguntarse qué valor tienen éstas como evidencia: "¿que ambos sean buenos hombres es producto de la fe en Dios, como dice el primero? ¿O ser honestos y felices, amables y amados, resultó de una decisión personal y humana, ajena a lo divino? No parece relevante que uno de los hombres asevere que el “camino” de la felicidad está trazado por Dios, si es que el otro puede ser feliz y tener su propio sistema de valores sin ningún Dios en el horizonte.
      ¿Dios, la religión, la fe, son necesarios para la bondad?"


      Saludos Toledo. Intentaré comentar y refutar con mucho respeto. Espero lograrlo junto a otros argumentos.

      Me parece que los argumentos de este artículo son bastante ingenuos y poco perceptivos de la cotidianidad: ser "honestos y felices, amables y amados" es fácil por ratos y sólo en algunas situaciones y condiciones en las que no nos sentimos amenazados, pero no es algo propio de nuestra naturaleza y eso queda demostrado por nuestros intereses propios desde la niñez (cuando lloramos o peleamos por el mejor, más grande o más bonito juguete y no lo queremos compartir); tú dirás que son actitudes o principios aprendidos pero no hay que ser tan lúcido para saber que como adultos también somos egoístas y que muy pocas veces sentimos deseos de hacer esfuerzos para que el otro salga mejor beneficiado.

      "ser honestos y felices, amables y amados": habría que hacer otro experimento contigo como autor de este artículo: revisar tus respuestas a personas que exponen de manera respetuosa su creencia en Dios. Nos podremos dar cuenta que muchas, sino la mayoría, no son muy amables ni muy felices. Tal vez sí muy irónicas y socarronas: ¿sólo en eso consiste el ateísmo?, en la contienda y la burla de Dios o sus creyentes?, también me parece una razón u oficio sin sentido.

      Y es que esa, la del egoísmo, sí es nuestra naturaleza, esa de contender y defendernos a capa y espada por orgullo propio. Pero con Dios, que por cierto no es sinónimo de Religión ni de religiosidad, en nuestro espíritu podríamos a llegar a sentir una fuerza sobrenatural para ser mejores personas en todo momento sin buscar nuestro beneficio por encima de cualquier otro, aunque también tengamos baches muy oscuros y humanos. Ni el orgullo, ni la humillación deberían predominar en un espíritu lleno de Dios, porque no existe la competencia por los vanos y vacíos objetivos materiales (materialismo filosófico).

      Insisto, por tu experimento, en no confundir a Dios con el catolicismo ni la religiosidad que bastante ha traído problemas y catástrofes en la historia de la humanidad, en eso tienes mucha razón.

      Mi intención no es convencer a nadie, sólo creo que nuestra honesta tendencia es el mal (aunque tendamos al sentimentalismo ocasional) y que sólo con una fuerza sobrenatural podemos llegar a comprender o aceptar un poco más todo este injusto y misterioso juego de ajedrez que es la vida. Dios el Supremo y demás deidades o demonios son los jugadores de este tablero que es el mundo. Es la única explicación a nuestra condición de marionetas del destino de días y calendarios.

      Por otro lado, el hecho de que Dios exista no quiere decir que todo tendría que salir bien, pues en cualquier juego hay perdedores y ganadores (pero no hablo de perder o ganar materialmente), momentos buenos y malos, y eso nosotros, las fichas, no lo decidimos.

      Mucha salud.

      (Alguien inconforme que cree que Dios tiene que existir)

    83. Anónimo dijo...

      P.S.

      Si es por bondad humana, pues hasta Hitler tuvo que haber amado a su madre o a una mujer en su vida. Todos tenemos algo de esa bondad que no es otra cosa que sentimentalismo. Pero la verdadera bondad, la que es realmente sincera a pesar de las circunstancias sólo la puede dar una fuerza sobrenatural como Dios.

      Por cierto, digan lo que digan, y más allá de esos otros dioses que también existen, está Jesucristo el Hijo del Supremo, el que no le exige a nadie creer en Él. El que no hace guerra física sino sólo espiritual, a menos que los hombres lo malinterpreten.

      Saludos.

    84. ¿Cuando dices indispensable a qué te refieres exactamente? Que la fe es indispensable para la bondad es algo evidentemente incorrecto, como el burdo ejemplo de los dos hombres simpáticos del tren ha mostrado. Que Dios es indispensable en cambio, para un neoplatónico puede que sí, por ejemplo (participación de la Bondad). Pero eso da igual. Lo que me sorprende es otra cosa: ¿Cómo un ateo plantea absolutos éticos como el de "bondad"? Pareces un ateo realista-trascedente, o algo así. O un creyente encubierto. O simplemtente un tipo confundido, que suspira con absolutos como la "justicia", la "bondad", la "belleza"(dice usted que es poeta, eso es lo mismo que ser religioso) y niega con ferocidad otro absoluto que reunifica los demas, es decir "Dios". Yo por mi parte, lo confieso, soy un cobarde, que va de acá para allá, como Unamuno, Lope de Vega (“Oh Jesús mío, que mi puerta cubierto de rocío...bla bla”), y por eso al fin y al cabo aún no me he volado la cabeza, pues me parece la manera mas coherente de resolver mi ser si Dios no existe (a pesar de que volarse la cabeza es un sinsentido, - sinsentido y coherencia es otra contradicción) Maldito mundo de contradicciones. Me gustaría conocer cual es la razón por la que usted, ateo convencido, no se pega un tiro. Pienselo, y verá que su razón carece de valor: "El sentido del mundo tiene que residir fuera de él. En el mundo todo es como es y todo sucede como sucede; en él no hay valor alguno y si lo hubiera carecería de valor" (Tractatus 6.41). Puede contestarme como generalmente hace, o no contestarme. Si contesta, hágalo según el método pseudoescolástico de citar alguna proposición y soltar luego un sermón (resulta divertido ver como desmenusa textos y aconseja sobre el bien y el mal, y el laicisismo)

      Cordialmente me despido; el (actualmente) creyente que lo invita al suicidio (aunque ya he explicado que dicho acto es tan insignificante y absurdo como el de seguir viviendo y escribiendo en un blog barroco, pedante y supongo que gratificante) Siempre queda Epicuro, ése si que era un tipo simpático. A-dios

    85. Anónimo dijo...

      Jeje si eres ateo es decir humano q no tiene q creer en nada mas que su propia filosofía entonces ¿por que hablas de Cristianismo, Dios, etc...?
      Si eres ateo para que hablas de cosas q no existe por que no das un comentario de Tor o de baal, orus o de Buda ellos también ¿son dioses o no? , Pero para ser ateo tienes q creer así que creo que crees en un ser supremo la esencia misma del hombre lo hace así, o tienes en tu interior o algo en contra de Dios o simplemente dices lo que otros quieren oír en tu interior dice estoy enojado con Dios pero PAZ! Dios esta para ayudar dirás no existe no hay pruebas bla bla pero esta bien tu mentalidad, el hombre es tan sabio que se ahoga en sus filosofías huecas...

      GOD BLESS!!!

    86. Se dice QUE en las trincheras, bajo las balas NO HAY ATEOS. Quieres averiguar si crees en algo? Entonces hazte a la mar.

      Por otra parte, demostrar la inexistencia de Dios en la probeta será siempre una falacia MAYÚSCULA, pues ello debe probarse dentro de su propio contexto y no fuera de el, lo lógico al parecer sería desvirtuar alguna afirmación CLAVE de quien se dice ser Dios.

      El reto es este:

      Crear una ORGANIZACION con una directiva (todos los ateos son honorables?) y una cuenta bancaria en la que cada ateo ingrese $1.00 dollar y reconstruyan la ciudad de BABILONIA, y no vengan con lo de "patrimonio de la humanidad" o pensaremos que creen y tienen FE en eso, pues tienen funcionarios ateos influyentes ahi, solo que LA BIBLIA DICE QUE ES IMPOSIBLE(NO dice que les va caer un rayo, sino que es imposible que lo hagan), PUES EL DIOS DE ABRAHAM, DE ISAAC Y DE ISRAEL DICE QUE PARA SIEMPRE HA DE SER ASOLADA!!

      Jeremías 51:26 (Reina-Valera 1995)
      26 Nadie tomará de ti [Babilonia]
      piedra para esquina ni piedra para cimiento,
      porque serás una desolación eterna,
      ha dicho Jehová.
      Jeremías 51:62
      62 Dirás: "Jehová, tú has dicho de este lugar [Babilonia] que lo vas a destruir hasta no quedar en él nadie que lo habite, ni hombre ni animal, y que para siempre ha de ser asolado".

      O volver hacer de Sidón un puerto de primerísima importancia y sacarlo de ser uno de segunda:

      Sería interesante ver como se organizan para demostrar la inexistencia de Dios NO en probetas sino en su propio terreno:

      Sidón sigue ahí como un puerto de segunda o tercera:
      Ezequiel 26:14
      14 Te convertiré [a Sidón] en una roca desnuda, en un tendedero de redes… Yo, el Señor, lo he dicho. Yo, el Señor omnipotente, lo haré cumplir. (escrito cerca del siglo VI a d C)

      las fotos hablan por sí mismas:

      Sidón tendedero de redes

      Cómo "evolucionaron" las leyes físicas? Me parece que con lo del agnosticismo/ateísmo nadie parece reparar NI quieren preguntarse en QUE al parecer todos cuentan a priori con las leyes y tengo la impresión que nadie se pregunta su génesis(y en eso NO muestran el menor rigor científico, se vuelven hipócritas en eso). es obio que las leyes no se crearon a sí mismas como la probervial ameba.

      saludos

    87. MARCELO dijo...

      "Pero para que la buena gente haga cosas malas hace falta religión"

      Debió añadir "y ateísmo".

      Resulta interesante Toledo, que rara vez se refiera usted, a los crímenes del ateísmo, a toda esa parafernalia de ideas que, puestas en prácticas, demostraron a la corta, ser tan violentas, inservibles e inútiles para traer bienestar al hombre, como el mismo teísmo.

      Yo creo que si se pudiera pesar el alma de un fundamentalista y la suya, ambas permanecerían estables. Es tan fanático como cualquier buen religioso y en cierto modo lo es, porque el ateísmo es un modo más de creer en algo sobrenatural...¿como se falsa el ateismo?

    88. CARIACO dijo...

      te felicito pues solo has mostrado lo que sabes pues seria torpe hablar de lo que desconoces.
      para ti Dios no existe porque no le haz conocido. y aunque pudiera darte multiples razones para que lo entiendas no lo entenderias pues el hombre animal no persive las cosa que son espirituales pues para el son locuras y no las puede entender porque se han de disernir espiritualmente.
      solo debes saber esto que en el umbral del camino te encotraras con una cruda realidad.
      preguntas para un ateo.
      ¿porque mueren los hombres sino dependen de Dios?
      ¿ mueren los hombres o enbejecen por cuenta propia?
      ¿porque estudian los hombres si ellos mismos son sus propios dioses?
      ¿ porque los hombres viven apresurados por el factor tiempo si somos dioses y nosotros mismos nos labramos nuestro futuro? ¿porque no todos tienen un buen futuro?.
      si Dios no existe entonce tampoco existe el mal.
      ni el tiempo
      ni la enfermedad o la salud
      ni la risa ni el llanto.
      ni el amor y el odio.
      todo seria simplemente un mundo incoloro vacio y sin alegria sin tristezas y sin emociones lleno de todo y vacio de nada
      que papel juegas tu en esta vida?

    89. Felipe dijo...

      ..Entre la reconstrucción de Babilonia y Camús me dejaron perplejo