Rss Feed
  1. Adiós a las almas

    sábado, agosto 13, 2005

    © Fernando G. Toledo

    Hay algo que cualquiera puede predecir sin temor a equivocarse: todos los que estamos vivos hoy (entre ellos todos los que están naciendo en el momento preciso que termina de escribirse o leerse esta frase), todos, vamos a morir. La vida, o mejor dicho, los seres vivos, son fugaces. A pesar de que esto es una certeza, a la humanidad le ha costado, y mucho, aceptarla así como así. La clave de ello radica en el temor: es la vida un bien frágil y costoso, es lo que incluye todo lo posible para nosotros. Pero lamentablemente, no dura para siempre. Por eso, las religiones del mundo han buscado un consuelo para tamaña verdad y han imaginado que algo más allá nos está esperando después de este “chispazo de luz entre dos abismos de oscuridad” (Nabokov dixit).
    Vamos rápido al meollo del asunto: no hay “vida después de la muerte”. Cuando la muerte llega, lo hace para quedarse. Si bien cada culto puede ofrecer su propia versión del problema, una de las tradiciones más difundidas asevera que aunque hoy estamos vivos en un cuerpo biológico que tiene fecha de vencimiento, ese cuerpo alberga sin embargo un alma que no tiene tiempo y, por ende, trascenderá la muerte. Porque es “imperecedera”.

    Ni materia ni energía
    No parece necesario acudir a complejas teorías psicológicas para advertir que el miedo a la muerte es lo que ha hecho parir estas ocurrencias. La del alma trascendente es acaso una hermosa metáfora, aunque para muchos excede su carácter de “concepto”: es una “realidad”. La noción del alma aparece no ya sólo en la literatura universal, sacra o secular, sino en la convicción de la mayor parte de los humanos que hoy viven y, sin embargo –se dijo– tarde o temprano morirán. Ya va siendo hora de que la dejemos de lado.
    El alma es para los diccionarios (reino de imprecisiones notables, si los hay) un “elemento inmaterial que, junto con el cuerpo material, constituye al ser humano individual”, además de “fuente de todas las funciones físicas y en concreto de las actividades mentales”.
    Es importante recordar que, si bien el concepto de alma ha aparecido en todas las culturas, nadie ha podido dar prueba de su existencia. Si es “inmaterial”, dirán algunos, claro que no puede haber evidencia de ella, y sin embargo esto es errado. La energía también es inmaterial, pero podemos dar prueba de que existe.
    La comparación no es caprichosa. La energía es tan poco tangible como el alma, y sin embargo, la observación del comportamiento de la materia ante ella, nos permite apreciarla. Nada de eso ocurre con el alma: no es ni materia ni energía. No constituye, entonces, el cuerpo humano como dicen los diccionarios, puesto que el cuerpo humano sí es sólo materia biológica y, de a ratos, transmisor o poseedor de energía.

    Psicoelemento
    Claro que, si se quiere ver al cuerpo como otra cosa que un manojo de órganos, de sangre y de huesos, podemos conceder que “posee” algo más: ideas. Las ideas anidan, sí, en un cuerpo tangible, y se producen merced al trabajo hacendoso y puntillosamente químico de las neuronas, en una fábrica majestuosa como es el cerebro y con el alimento vigoroso de la sangre. Las ideas son intangibles, inmateriales, y tienen un correlato material o energético sólo en la medida que llevan a, por ejemplo, modificar la materia o manipular la energía: si decido quebrar un leño o si decido encenderlo. Pero no se parecen a un tronco o a una fogata.
    Si analizamos bien el asunto, el alma no pasa de ser una idea. A las ideas solemos dotarlas de vida propia, incluso fuera de nosotros: creemos que es el amor el que une al mundo y el odio el que lo divide, pensamos que la suerte nos ha puesto al lado a la dama más hermosa, y que la mala fortuna nos hace que tengamos los bolsillos livianos. Pero nada de eso existe como tal: son ideas, lo que se llama “ente de razón”, porque sólo pueden existir en el pensamiento. Si, a diferencia de otras ideas, el alma es una idea trascendente, no es que se eleve por nuestra capacidad de observación. Lo que sucede es que la trascendencia es una idea más, igual de simple e intangible y fuera de lo real, como el alma. O sea que, al contrario de lo que reza el diccionario, el alma no es fuente de la actividad mental, sino un producto de ese mismo trabajo.

    En cuerpo y alma
    Es curiosa la supervivencia del alma como algo más que una idea en personas razonables. Se parece mucho al caso de la idea de Dios. Y ya que mencionamos esta otra creación humana, pongámosla una junto a la otra y analicemos su relación: Dios, dicen la tradición judeo-cristiana y el islam, nos espera después de muertos para acoger nuestras almas si hemos cumplido sus preceptos. Ahora bien, ¿para qué nos va a dar Dios previamente un cuerpo si lo único que valen son las almas? ¿Para qué crear pues un mundo (eso para qué), donde tenga incidencia la carne, la materia? Y hablando de todo un poco, si se dice que Jesús aún está vivo en cuerpo y alma, ¿es porque a Dios sí le importa el cuerpo, a fin de cuentas?Sin alma resultan fútiles los inventos tales como el infierno o el paraíso, hospedajes definitivos, según la leyenda, para este elemento tan inasible. Sin alma, la muerte es lo que es, al fin: la interrupción de la vida. De otro modo, diría Borges, si hay un Dios y nos da en el alma la vida después de la muerte, ¿qué es la muerte entonces? ¿Una broma de mal gusto?

  2. 37 comentarios:

    1. alma dijo...

      Los procesos racionales se basan en la dualidad y esta parece trabajar con pares de opuestos: blanco-negro, sí-no, día-noche, acierto-error, vida-muerte, creyente-ateo.

      A mi, todo esto me hace comprender que cuando uno se coloca en un extremo, está más cerca de su opuesto de lo que cree. Cuando los extremos se unen se cierra el círculo…y nunca se es objetivo cuando se está dentro.

      Gracias por tu invitación, Fernando.
      Un beso.

    2. Alma: no sé por qué hablás de "procesos" racionales. ¿Cuáles son estos procesos? Si es por la razón, no necesariamente se maneja con pares opuestos. Es la racionalidad la que nos permite comprender que el ser humano no es ni bueno ni malo en sí, sino que a lo largo de su vida comete errores, acierta y hasta realiza acciones que no pueden encuadrarse en ninguna de las dos categorías. La visión de los opuestos sirve para explicar muchas cosas, incluso para entender algunas. Pero no todas. Lo mismo pasa con la idea de que hay un "círculo" y por tanto los extremos están "cerca".

    3. Paula dijo...

      Alma, yo pienso como Fernando que el ente metafórico y maravilloso que lleva tu nombre no existe. Somos "cadáveres postergados que procrean" como desliza Pessoa en uno de sus versos. Si hay alguna posibilidad de trascendencia es en esta vida y será a través de la materialización de nuestras ideas-deseos.
      Entiendo lo que decís sobre los opuestos, el pensamiento occidental, desde los griegos en adelante, se ha basado en la contraposición de opuestos. Justamente la tarea de la deconstrucción ha consistido en "desarmar" estos binomios tan nocivos para el pensamiento. Hay que leer un poco a Derrida para advertirlo. (Aclaro que no me baso en "Derrida para principiantes", algunos textos originales he leído) Dejo a don Fernando la inquietud de hablar más adelante y en profundidad sobre este tema.
      Otro tema que me gustaría que hablaramos en el blog es de Jesús, ¿quién fue?,¿por qué hizo lo que hizo? En una época de tanto código Da Vinci y otras teorías estrambóticas, sería bueno que hablaramos del asunto en serio.

    4. Paula: estoy preparando un artículo sobre el mito de Jesús. Gracias por la sugerencia, pero también acepto aportes. Por ahora, tenemos toda el alma por delante.

    5. Fernando. Te digo lo que pienso: más allá de la casuística religiosa y de la red fisicoquímica que nos permite respirar, pensar y escribir ahora, creo que la "vida" excede ampliamente los conceptos que enunciás en tu texto. Si entendemos que el término vida incluye cualquier forma de energía mensurable, del término alma también podría predicarse lo mismo.
      Esa energía se ha medido de muchas maneras (cámara Kirlian, Plank y sus cuentitas líricas y la teoría del caos de Lorenz) que permiten observar que hay más de tres dimensiones en las que la energía permanece y cambia. El alma, o lo que entendemos por todo lo que no es físico ni psíquico referido a lo humano, podría "habitar", estar allí. En esa cuarta dimensión donde todo es posible. O mejor, donde nada es imposible. Tanto desde el punto de vista matemático como del de la conservación de la energía. Todos moriremos, sí. ¿Pero, completamente? Creo que al menos durante un tiempo (ignoro cuánto) nuestra energía no-física, no-psíquica, permanece como una rémora mientras cambia en algo que desconozco. Nada se pierde, todo se transforma dice el ABC de la ciencia. El "efecto mariposa" de Lorenz. Creo que hay muchos temas en los que la ciencia recién está dando sus primeros pasos. Y ni el agua de Marte ni la oveja Dolly ni el proyecti SETI ni el transplante cardiopulmonar tienen que ver con dios y sus parientes. El "ánima" de las cosas, esa energía que permite que los átomos de tu cuerpo, los de tu mesa y de los de tus libros se mantengan unidos, pertenece a otra categoría que podría nombrar sólo desde la poesía. Que para eso está. Para correr tratando de tocar el horizonte. Final cursi. Como morir. La muerte es el gran lugar (lagar) común.

    6. Patricia: Pero claro que sí. Cuando uno se pone a "valorar" la vida, con sólo tener en cuenta que es lo único contingente para los seres vivos, y que nosotros tenemos el cerebro capacitado para apreciarla, ésta se nos aparece como inconmensurable y nos espanta la biología, tan seca, tan restringida a lo que somos en esencia que nos parece incompleta. Pero bueno: sabemos que un libro es papel, tinta, pliegues. Que lo que cuentan sea mucho más que eso no quita que sean, básicamente, eso. Y fuera de lo que dicen, no poseen un espíritu, a menos que lo consideremos metafóricamente.
      En cuanto a la cámara Kirlian nunca probó la existencia, ni la sospecha de un alma. Por lo que recuerdo de ella, no tiene nada de fantástico. Sólo se trata de un aparato que hace fotografías del "efecto corona", un fenómeno eléctrico común y corriente sin ninguna relación con "auras" o "energías sobrenaturales"; por eso no tiene ninguna importancia màs que para los cultores de la New Age.
      Con respecto a la teoría del caos del meteorólogo Lorenz no sé mucho más que cosas básicas: nada que te llegue al alma (hay efectos que escapan a las predicciones y una tendencia al caos, por ejemplo). El "efecto mariposa" es más accesible, y lo narró mejor que nadie (me parece) Ray Bradbury en el inolvidable cuento "El sonido de un trueno". La verdad, no le encuentro relación con el alma: es muy comprensible el hecho de que un acontecimiento, por pequeño y fortuito que sea, cause una serie inusitada de efectos. A lo mejor, más que en la "teoría del caos", habría que pensar en la entropía que enuncia la termodinámica (ciencia ardua si las hay).
      Sí: todos moriremos. Del todo. Si nuestras cenizas son como el polvo cósmico, ese resto nuestro no somos nosotros, como no lo sería una mano si nos la cortaran. Son partes desmembradas del todo. Biológicamente, somos carne y hueso, sangre y cartílagos, vasos, células, ADN. A eso se le suman nuestras ideas, a las que me refiero también en el artículo: es lo que conforma nuestra identidad. Nada incorpóreo, nada tangible, ni materia ni energía, ni alma: pensamiento. Un proceso, como el lenguaje.
      Hablás de átomos: lo que permite que los átomos de un cuerpo se mantengan unidos no es el alma, es la energía de enlace que mantiene unidos a protones y neutrones.
      La ciencia tiene todo el camino por delante, como decís. Aunque haya imaginado la posibilidad de una cuarta dimensión, todavía no asevera su existencia. Igual, si aplicamos una simple relación, veremos que del paso de una a dos dimensiones, y de dos a tres no surge ninguna posibilidad de alma. ¿Por qué habría de aparecer en una dimensión más? La cuarta dimensión donde todo es posible acaso es sólo la de "The Twilight Zone".
      La ciencia ha dado sus primeros pasos, pero por ahora ha dejado muchas cosas atrás: el alma es una de ellas. No sólo es una vieja explicación de lo que todavía no se entendía. Es también una explicación sobre algo que no existe, quizás ni como posibilidad.
      A todos nos apasionan los misterios. A todos nos gusta cómo es capaz de nombrar el mundo un poema. Aquí no se niega ese placer: sólo se trata de correr ciertos velos. O de advertir que el telón en sí no es el teatro, sino lo que no nos deja ver la escena.

    7. Patricia dijo...

      Fernando, alma mía. Te pregunto otra vez. ¿No creer en dios (y sus parientes celestes) implica, necesariamente, que no se puede pensar en que hay algo llamado alma? ¿Ser ateo es obligatoriamente ser un escéptico total? En ese caso, me revelo más bien agnóstica que atea. Creo que hay una energía más allá del cuerpo y de la mente, más allá de la materia, que llevamos puesta hasta morir y que al morir perdura en tanto se transforma en otra cosa. Como las flores cuando se marchitan. Cito: "Soy exactamente lo que un cristiano llamaría un ateo. No puedo ver ni una sombra de evidencia acerca de que lo desconocido que se esconde tras los fenómenos del universo tenga algo que ver con nuestra relación con un Padre que nos ama y nos cuida, como dicen los cristianos. Así que con respecto a los demás dogmas cristianos —como la inmortalidad del alma y el castigo y recompensa futuros— ¿qué voy a objetar yo —que me siento compelido a creer en la inmortalidad de lo que llamamos materia y energía y a creer en un inconfundible estado actual de castigos y recompensas por nuestras acciones— qué voy a objetar contra esas doctrinas. Dame una pizca de evidencia y estoy listo para saltar a tu lado". (Thomas Huxley, biólogo, padre de Aldous H., carta de mayo de 1863). De paso T.H. "inventó" el término agnosticismo. No te confundas tan fácil y no pasés rapidito los hasta ahora "copetes" seudo científicos con los que estamos argumentando. La cámara Kirlian "fotografió" la energía no térmica de plantas, animales y seres humanos (si no te acordás, dale, hacé el esfuerzo, recordá). Los argumentos del "meteorólogo" Edward Lorenz son los mejores aliados del ateísmo, pero, claro, antes hay que enterarse qué dice. No hablo de la "The Twilight Zone" de la tele. Sino de la que Stephen Hawkins postula en su "Historia del tiempo". Finalmente, Fernando, creo que todos nosotros tendríamos que ponernos a estudiar, o al menos a leer más atentamente, esos nombres, títulos y frases que tanto nos con-mueven y después, efecto mariposa no Bradbury mediante, nos hacen sacan del resquicio y nos ponen a escribir boludeces (poemas incluidos). Hay que levantar el telón.

    8. Anónimo dijo...

      Credo en el pan padre, en el vino hijo y en la cannabis del spiritu sancto. Amen.

    9. Patricia: un ateo no tiene dogmas, así que aunque sea medio extraño, algún escéptico que no crea en los dioses puede creer en un "alma". Repito: es bastante extraño y a lo mejor el escéptico que tenga esa postura acaso sea escéptico en menos cosas de las que él mismo admite. En mi caso, soy ateo a partir de mi escepticismo y no al revés.
      La verdad que la frase de papá Huxley que citás es casi perfecta: para las divinidades, para Dios, para el alma yo también solicitaría evidencia, pero no "una pizca" como dice él, sino evidencia probatoria, contundente, real. No suposiciones como las de la cámara Kirlian, para cuyos "hallazgos" hay explicaciones coherentes y no suposiciones sobrenaturales.
      Cuando, en mi respuesta, te cuento que "por lo que recuerdo" de la cámara Kirlian, no había nada probatorio del alma, es porque esa información la había leído hace mucho. Pero me puse a repasar: J. Arleen Walkins y William Bickel publicaron en 1986 un estudio sobre la cámara Kirlian. Se tomaron para tal estudio más de medio millar de fotos Kirlian: a objetos, animales y plantas. ¿La conclusión? No hace falta ninguna explicación paranormal, psíquica o espiritual (alma). El aura Kirlian era "una imagen visual o fotográfica ocasionada por una descarga corona en un gas, y su naturaleza depende del tiempo de exposición, conductividad, etc.".
      Con respecto a la teoría del caos, trato de no hablar demasiado de ella puesto que no la conozco en profundidad (sé que su iniciador es el meteorólogo Lorenz, sé que a los economistas los apasiona, si es que los economistas sienten pasión realmente). ¿Para qué voy a opinar de ella?
      El efecto mariposa es, por decirlo así, más popular, por eso es que pude expresarte una opinión, y te invito a releer, o conocer, el cuento de Bradbury del que te hablé. Después decime si no resume con claridad esa idea alucintante de que una pequeña causa puede generar un enorme efecto (me suena un poco a big bang esto último, ¿no?).
      No admito una consideración general como la que aplicás en el cierre de tu mini exposición: que hay que estudiar y saber antes que hablar, es seguro. Ahora bien: un poema también puede ser un verdadero espejo de nuestra ignorancia y ser hermoso y revelador. No todos los poemas son boludeces. Por lo menos no todos los que he leído. Por lo menos no todos los tuyos, por lo menos (espero) no todos los míos.

      Anónimo: el cannabis, dicen, es un antídoto para el escepticismo. Yo no lo sé y no lo creo (soy muy escéptico al respecto). Amen (sin tilde en la e).

    10. Juan Carlos dijo...

      Yo aporto una cosa màs de la càmara Kirlian.James Randi dice: la "Fotografía Kirlian" que fue tan exhaustivamente refutada hace años, es un simple efecto de corona de alto voltaje que los desinformados creyeron ser algo sobrenatural, y trataron de aplicar a propósitos diagnósticos. Ni un gran número de ilustraciones coloreadas con imaginación ni las apelaciones a la ciencia por medio de la ignorancia le darán alguna validez a esta noción. En la atmósfera de hoy en la que todo debe ser cierto, esta última encarnación del disparate del "aura" probablemente sobrevivirá lo suficiente para darles un montón de dinero a los pseudomédicos, y alejará al incauto de las herramientas de diagnóstico legítimas y efectivas que podrían haberlos salvado de las lesiones, el dolor y/o de la muerte. El Anchorage Daily News les debe a sus lectores más que pseudociencia y superstición. James Randi (que tiene una fundaciòn que Fernando linkea en su pàgina) ofrece un premio de 1 millón de U$S para quienes prueben que existe "... un flujo de energía entre los seres vivos", como han afirmado. Randi dice: "Estoy seguro de que presentarán todo tipo de excusas para escurrirse de satisfacer ese pedido y ganar el millón; saben que no pueden, y dependen de la aceptación acrítica y de la inercia del público y de los medios de difusión para perpetuar sus estrafalarias afirmaciones. Si me equivoco, que lo prueben y que ganen un millón para financiar su "investigación". Pero no lo harán".

    11. Juan Carlos:
      gracias por recordarme a James Randi y su apuesta. La tengo en carpeta para un par de artículos próximos. Por lo pronto recomiendo la visita a su página (como decís, está hecho el enlace en la sección "Para seguir dudando").

    12. Luciana dijo...

      "Have you ever wondered about your soul? That spiritual or moral force that
      somehow animates you differently than anyone else. Some believe a truly
      fulfilling life can only come when you begin to try to understand this
      immaterial essence of you... the foundation of right and wrong that guides
      the way you live, what you're all about, why you do what you do.

      "The secret in reaching your capabilities is the true unbreakable belief in
      yourself that can only be found deep in the central core of wherever it is
      that you find your soul. Most people don't give it much of a thought. That's
      because they've never been tested, or pushed to find out what it is exactly
      that they're made of... spiritually, physically, mentally."

      - opening monologue from Hawaii Ironman 1999 video

      ------------------------------------

      Alguna ves te has preguntado sobre tu alma? Esa fuerza espiritual o moral que de alguna manera te da vida de una forma diferente que cualquier otra persona. Algunos piensan que una vida plena solo puede ser alcanzada cuando se trata de comprender esta esencia inmaterial... el fundamento del bien y el mal que determina como vivimos nuestras vidas, que somos y porque hacemos lo que hacemos.

      El secreto para alcanzar lo máximo de nosotros es la verdadera e inquebrantable creencia en uno mismo que solo puede ser encontrada en el centro de nuestra alma. Muchos no piensan en esto. Eso es porque ellos nunca han tenido que probarse o nunca han sido empujados a encontrar de que están hechos su espíritu, su cuerpo y su mente.

      Este es el comienzo del discurso de apertura de una de las maratones mas importantes del mundo. Iroman 1999.

    13. Luciana dijo...

      Un científico asegura que el alma tiene una explicación bioquímica

      Es Francis Crick, el Premio Nobel que fue uno de los descubridores de la estructura del ADN. Explica que en el cerebro humano hay un grupo de neuronas que son el origen de la conciencia y el alma.

      Por Julio Algañaraz
      ROMA. CORRESPONSAL.
      Tiempos difíciles para el alma humana, que no existe como algo sobrenatural, según el famoso científico británico Francis Crick, Premio Nobel 1962, que hace medio siglo anunció con el norteamericano James Watson un descubrimiento genético destinado a revolucionar el mundo : la estructura del ADN, la doble hélice que contiene los secretos de la vida. La conciencia, afirma ahora Crick en la revista Nature, es "una banal fusión de neuronas del cerebro".
      Nature fue la misma revista que en su edición del 25 de abril de 1953 publicó el artículo del descubrimiento del ADN, el ácido desoxirribonucleico, que encierra los misterios de los genes humanos. Crick y Watson habían escrito a comienzos de marzo un artículo de apenas 900 palabras, que Nature publicó en una página y que sólo el diario News Chronicle saludó brevemente el 26 de abril con el título "Más cerca del secreto de la vida".
      Cincuenta años más tarde, Francis Crick, que hoy tiene 86 años, lanza las bases de un nuevo descubrimiento destinado a desatar grandes polémicas. El impacto esta vez ha sido también enorme y en la prensa británica ha sido considerado "la madre de todas las batallas entre ciencia y religión, entre pruebas tangibles y el reino de la fe".
      Crick sostiene en un artículo de Nature Neuroscience que en el cerebro humano hay un grupo de neuronas que son el origen de la conciencia y del alma. El científico británico abandonó los estudios de genética después del gran descubrimiento del ADN y tras dedicarse a investigaciones de biología celular y evolucionista, desde 1976 se dedicó al cerebro humano, a buscar las bases científicas de un objeto tan intangible como es la conciencia.
      Si su negación del carácter sobrenatural del alma se confirma "sufrirá un grave golpe el reino del Divino", señala un diario italiano. Crick destaca que lo que afirma es el resultado de investigaciones y búsquedas en el inconsciente que ha realizado durante muchos años para individualizar cuáles son los mecanismos científicos de la conciencia.
      Hace tiempo que Francis Crick escribe y reafirma que "la convicción científica es que nuestras mentes, el comportamiento de nuestros cerebros, pueden ser íntegramente explicados por la interacción de las células celebrales".
      El profesor de ciencias neurológicas del Instituto de Tecnología de California Christopher Koch, coautor del estudio con Crick, dice que "es evidente que la conciencia nace de reacciones bioquímicas del cerebro".
      Ambos describen en la investigación los mecanismos a través de los cuales distintas partes del cerebro humano se funden las unas con las otras para crear "un sentido de conciencia".
      Es lo que los creyentes llaman el alma, afirman. "Por primera vez tenemos un esquema coherente de los correlatos neurales de la conciencia en términos filosóficos, psicológicos y neurales".
      De inmediato les respondió el reverendo Michael Reiss, religioso y científico a la vez, profesor de la Universidad de Londres, quien redujo al mínimo la magnitud del descubrimiento : "Lo que Crick ha descubierto son los componentes neurológicos de la conciencia. Es como decir que una catedral es un conjunto de piedras y vidrios. Cierto, pero se trata de una constatación simplista."
      Francis Crick sigue adelante con sus investigaciones en el instituto californiano que lleva el nombre de Jonas Salk, el descubridor de la vacuna contra la poliomielitis. Los resultados publicados en Nature concluyen años dedicados a demostrar que "un día la humanidad aceptará el concepto de que el alma y la promesa de la vida eterna no existen, así como hace siglos debió aceptar que la Tierra era redonda".
      Si Crick ha causado un nuevo impacto a nivel mundial en medio de las celebraciones del medio siglo del descubrimiento del ADN, el otro Premio Nobel que compartió con él la gloria, James Watson, también causó sensación cuando, entrevistado por la BBC de Londres hace diez días, dijo que la estupidez humana es una enfermedad y que por lo tanto puede ser curada.
      Una interesante aunque preocupada respuesta del lado de los creyentes a los filósofos de la mente, a los neurocientíficos y a los teóricos de la inteligencia artificial la ha dado el joven estudioso italiano Andrea Vaccaro, con su libro ¿Por qué renunciar al alma ? Vaccaro sostiene que es formidable el intento de abolir el alma, sobre todo por corrientes de pensamiento que predominan en Estados Unidos y Gran Bretaña.
      El estudioso italiano destaca que las neurociencias han convertido lo que antes se llamaban "estados de ánimo" en "estados químicos regulables farmacéuticamente", y que "apuntan a demostrar que las funciones hasta ahora atribuidas al alma -humores, sentimientos, autoconciencia, intuiciones- son en realidad operaciones del cerebro".
      El grito de alarma de Vaccaro es que se propone censar esas operaciones para "mañana reproducirlas artificialmente". El alma se convierte así "en un concepto superfluo. Para explicar al hombre es suficiente conocer en detalle su cerebro, que no tiene ninguna posibilidad de sobrevivir a la muerte".
      La embestida encuentra mal parados a los hombres de la Iglesia y a los teólogos. "Y esto es riesgoso", afirma Vaccaro. La Iglesia "corre el peligro de retirarse a la aldea del alma", cuando es esencial para el cristianismo, porque es la huella que Dios ha dado al hombre. El alma "no es, como piensan los neurofilósofos, una perfecta y exquisita danza neurocomputacional".


      Cortesía de Enzo Mariani


      En otro sitio esta el mismo articulo, te adjunto el sitio web y algunos comentarios

      Investigación de la conciencia [sobre un articulo de Francis Crick en Nature


      Esta es la nota. Abajo va el abstract de Nature

      UN ANUNCIO QUE GENERARA POLEMICA EN LA RELIGION, LA CIENCIA Y LA FILOSOFIA

      Un científico asegura que el alma tiene una explicación bioquímica

      Es Francis Crick, el Premio Nobel que fue uno de los descubridores de
      la estructura del ADN. Explica que en el cerebro humano hay un grupo
      de neuronas que son el origen de la conciencia y el alma.

      Julio Algañaraz. ROMA. CORRESPONSAL.

      >
      >Opinión
      >
      >
      >Gregorio Klimovsky. EPISTEMOLOGO argentino
      >
      >"Hoy día parece que la conciencia es algo que se puede ver. A través
      >de ciertos aparatos se mide la actividad del cerebro. Se encuentran
      >partes muy luminosas. Lo que se puede decir es que cuando el sujeto
      >está consciente, esas partes se activan. Decir que eso es la
      >conciencia es algo más aventurado.
      >
      >"En cuanto a la relación mente-cuerpo, se puede ser materialista,
      >como los que creen que la conciencia es una función del cerebro, o
      >dualista, como quienes dicen que hay experiencias que no se pueden
      >reducir a las funciones cerebrales.
      >
      >"Hay cualidades en el mundo ;el rojo de una flor; que parecen ser
      >irreductibles a esas funciones del cerebro. Hay un estímulo y una
      >reacción electroquímica, pero eso no coincide con el matiz de rojo
      >que usted está viendo: usted puede ser daltónico.
      >
      >"Además, ¿qué quiere decir "alma"? Se suele llamar así a cierto tipo
      >de cualidades espirituales y mentales que tradicionalmente uno no
      >situaba en el cerebro. Identificar el alma me parece algo
      >superficial, y hay que ver si Crick tuvo en cuenta la parte
      >filosófica de la discusión mente-cuerpo."
      >
      >
      >Clarin, 11 de marzo de 2003, http://www.clarin.com/diario/hoy/s-
      >03401.htm
      >
      >En Nature Neuroscience (http://www.nature.com/neurosci/) hay un
      >resumen. Los articulos completos son para suscriptores. [Aún así, en
      >Nature online hay material FREE valioso, por ejemplo sobre memoria
      >vean este artículo de Elizabeth Loftus:
      >http://www.nature.com/cgi-taf/DynaPage.taf?
      >file=/nrn/journal/v4/n3/full/nrn1054_fs.html
      >
      >
      >doi:10.1038/nn0203-119
      >February 2003 Volume 6 Number 2 pp 119 - 126
      >
      >A framework for consciousness
      >
      >Francis Crick1 & Christof Koch2
      >
      >1. Francis Crick is at the Salk Institute for Biological Studies,
      >10010 N. Torrey Pines Road, La Jolla, California 92037, USA.
      >2. Christof Koch is at the California Institute of Technology, 1200
      >East California Boulevard, Pasadena, California 91125, USA. e-mail:
      >koch@klab.caltech.edu
      >
      >Here we summarize our present approach to the problem of
      >consciousness. After an introduction outlining our general strategy,
      >we describe what is meant by the term 'framework' and set it out
      >under ten headings. This framework offers a coherent scheme for
      >explaining the neural correlates of (visual) consciousness in terms
      >of competing cellular assemblies. Most of the ideas we favor have
      >been suggested before, but their combination is original. We also
      >outline some general experimental approaches to the problem and,
      >finally, acknowledge some relevant aspects of the brain that have
      >been left out of the proposed framework.
      >
      >http://www.nature.com/cgi-taf/DynaPage.taf?
      >file=/neuro/journal/v6/n2/abs/nn0203-119.html
      >
      >

    14. Gracias, Luciana. Creo que tus aportes son de lo más valioso: por un lado, el modo en que la humanidad ha recostado en la idea del alma muchos de sus objetivos de vida. Por el otro, la quizá menos romántica pero apasionadamente comprobable realidad biológica descubierta por la neurología. Voy a visitar los sitios que recomendás. Por lo que veo, hace rato que muchos están invitando a decirle "Adiós a las almas". Un beso.

    15. Anónimo dijo...
      Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
    16. Anónimo dijo...
      Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
    17. Anónimo dijo...

      Hey, You have a great blog here! I'm definitely going to bookmark you!
      I have a RCA Direct TV Receiver site. It pretty much covers RCA Direct TV Receiver related stuff.

      Come and check it out if you can :-)

    18. Pepito: Muchas gracias. Es muy interesante también tu bilingüe blog (pepitoelaventurero.blogspot.com).

    19. Luciana. Impresionante lo tuyo. Claro, contundente y con aportes de fuentes. Me pongo ya a revisar mis supuestos sobre ese "sentido de conciencia", a la que llaman alma. También te/los invito a discernir entre los conceptos "alma" y "espíritu", que aunque suelen asimilarse son completamente distintos.

    20. Anónimo dijo...

      Un ateo si tine dogmas,

      "Dios no existe"

    21. Disiento de tu idea. El ateo considera que Dios es una invención, no simplemente que "no existe". ¿Es un "dogma" tuyo acaso pensar que el Ratón Pérez no existe? Muéstrale al ateo la evidencia de que Dios no es sólo un invento humano, y no tendrá problemas en aceptarlo.

    22. Mario dijo...

      Interesante será, cuando estando "del otro lado", nos encontremos para discutir sobre este asunto. Probablemente, el café será diferente. Probablemente, el lugar será más etéreo. Probablemente, la piel ya no exista. Pero vos y yo, tendremos una conversación como las que solíamos tener.

      Pruebas... en este mundo material las pruebas son imprescindibles para que la mente, a través de sus extraños procesos, pueda entender. Sin embargo, en el mundo espiritual, la "fe es la que te salva". La fe no necesita pruebas materiales. La fe no necesita una comprobación matemática. La fe no necesita que un fenómeno pueda ser replicado varias veces en un laboratorio para darlo por verídico; para creerlo.

      Entre otros, el miedo, el dolor, la incertidumbre, la soledad (aunque rodeado por un mundo de humanos), hacen que las personas muchas veces se pregunten "qué está pasando". Lo interesante en sí, no es la pregunta, sino la respuesta, misma que puede "encontrarse", "aparecer", "razonarse", "ser dada desde el más allá", "ser proporcionada por el más acá". A lo interesante de esa respuesta, me atrevería a sumarle algo mucho más llamativo: el ser que la formula y las circunstancias en las que se encuentra.

      Es hermoso caminar por esta vida y encontrarse en cada esquina con una forma viviente diferente. Es hermoso descubrir que en las diferentes posturas hay una luz de verdad.

      En cuanto a los dogmas, poco se puede pedir para comprobar el hecho en el que se sustentan. Ateismo, cristianismo, budismo, aleluyismo (término con el que se puede identificar a todas esas líneas del pensamiento que se juntan en un templo para decir "aleluya"), egocentrismo... en fin, caminos todos para llegar a una misma meta. Vos la llamarás Muerte o Desaparición. Yo la llamaré Vida Eterna o Dios. Otro la llamará Misterio.

      El camino te espera largo todavía por ser recorrido. Al final, al otro lado, el café lo invito yo.

      Hermanazo, un abrazo desde Quito.

      Mario

    23. El Ratón Pérez, Papá Noel, Blancanieves, Bilbo Bolsón, ET, Dark Vader, Trantor, El Mulo, las Bene Gesserit, Mafalda, el Loco Chávez, el Eternauta, el Fantasma de la Opera, Justine, Crusoe, Gulliver, Nemo, Phileas Fogg, Akenatón, Hércules, Ifigenia, el Minotauro, la Atlántida, San Martín, Jesús. Todos existen. Todos son literatura.

    24. MARIO, hermanazo: Gracias por visitarme. ¿De qué lado hablamos cuando hablamos del otro lado? ¿De qué Dios? ¿Hablamos, entonces, de eso que sólo cabe dentro de la fe, puesto que no hay otra manera de aceptarlo? ¿Es decir, hablamos de la fe, que es ni más ni menos que la creencia en algo sin pruebas, sin evidencia? La muerte no es mi meta, por caso: la muerte es sólo la interrupción de la vida, es decir, el final. Confundir fin (objetivo) con fin (término) es un error que no pienso cometer. Las metas en la vida las elige el ser humano, pero más vale que sean asequibles dentro de ésta, la única vida, puesto que de otro modo sí conseguiremos que el fin sea el fin. Cuando querás Mario, hermanazo, el café de este único lado, lo invito yo.

      PATRI: un aporte a tu idea. Al igual que Enlil, Zeus, Sarasvati, Quetzlcoatl y Amón, tanto Dios como Lucifer, María o el Arcángel Gabriel, son también literatura. El error que cometen es que todavía no lo advierten. Son como esos personajes soñados de Borges a los que les va a tocar, en algún momento, entender con vértigo que no son más que producto de la imaginación. Gracias.

    25. Fernando (Fe rnando).

      Mi querido hermano. El Otro Lado es aquel lugar en donde nuestras reales vidas se encontrarán.

      Como decía anteriormente, no importa el camino (léase "ismo" elegido), lo importante es llegar... Conozco a un amigo al que el destino le puso a la Magia enfrente. De repente, ve castillos y ciudades en el cielo. La teoría de las cuerdas lo tiene como loco. Se "plantó" en un espacio especial. Su fe no se basa en un Dios, su fe está en creer que existe una "energía superior" que trasciende este mundo, este tiempo. Su fe le hizo conocer a Dios; con el nombre que sea, con la forma que sea, lo esencial es igual.

      Conozco a otro amigo al que la Duda lo llevo a buscar respuestas en raras formas del pensamiento. En una extraña meditación, conoció la Hora del Fin de los Tiempos. Trató de manipular conciencias usando telepatía -no lo logró, por supuesto. Leyó y leyó y siguió leyendo libros y en un momento, en un preciso y definitivo momento, el TODO que lo rodeaba, de repente, cuadró. Según me contaba, pudo ver al mundo desde una especie de burbuja. Todo sucedía alrededor y él tenía la forma (no entiendo bien el cómo) de meterse en las cosas, en los humanos, y ver un instante desde diferentes perspectivas. Volvió a su oficina, y los "mensajes" del Otro Lado empezaron a llegar.

      Bien, la Razón lo llamará coincidencias. Él lo llama Fe en Dios.

      Qué es para mí el Otro Lado. Pues bien, es aquella dimensión a la que, nos guste o no, llegaremos en el momento adecuado.

      Loco, espero que no me pongas algún tipo de bloqueo por meter mi cucharita en esta sopa. Lo lindo de la Vida, es la variedad de pensamientos... y hablando de eso, ¿qué es la vida para un ateo?

      Un fuerte abrazo.

      Mario

      Ahhh... metete a http://historiadecronopios.blogspot.com
      No es más que un poco de poesía del Mario.

    26. Mario: me gusta mucho el nombre que has elegido para tu blog. Además, me recuerda el tiempo en que nos conocimos, ya que es el mismo tiempo en que leí por primera vez "Historia de cronopios y de famas". Aprovecho a Cortázar para contarte una historia. Hacé de cuenta que es verdadera. Había un amigo, Julio Florencio, a quien se le ocurrió que el mundo no estaba habitado por hombres tal como los conocemos, sino por dos especies básicas: los cronopios y los famas. El mundo, así, le cuadraba: en cada cual, veía o a un cronopio, o a un fama. ¿Qué habían estado haciendo los etnólogos hasta ahora? Era todo tan sencillo y vívido... Hagamos de cuenta que me dijo: "he descubierto el todo. Esto me ha sido revelado: no hay una humanidad, hay cronopios y famas y nada más. La fe en Dios me lo hizo saber". Hagamos de cuenta que le pregunto: Bueno, Julio, ¿pero qué te hace decir que ello no es más que una invención tuya?". "Para nada", me respondería pronunciando la "r" como una "g", por su acento afrancesado. "Fernando, si te digo que me fue revelado, es que es verdad. Como la idea de Dios", me diría. Quizá yo insisitiese: "Vamos, Julio, ¿cronopios y famas? Es bonita la ocurrencia, pero, ¿cómo me probás que te fue revelado, por quién, cuándo, qué pruebas tenés?". Y Julio, quizá, me diría: "Fernando, te digo que me fue revelado y ya. Si vos no lo podés ver es sólo porque te falta fe. Creélo y lo vas a descubrir. No te pongás tan fama...".
      Dudo que el pobre y verdadero Julio Florencio Cortázar, agnóstico él, pudiera llegar a tal demencia como para confundir su creación literaria (su imaginación) con lo que está fuera de su mente. Hay otros que lo hacen. Total, la fe es una excusa aplicable a cualquier ocurrencia.
      ¿Qué es la vida para un ateo? Además de lo biológico, esto por ejemplo: la posibilidad de discutir. Y también de imaginar. Entre muchas otras cosas. Por ejemplo, imaginar también a partir de cuestiones físicas: las supercuerdas tienen un basamento en un modelo cuántico. Si bien por ahora es una hipótesis, puede comprobarse, o no. Lo fascinante es que permite, si querés también de modo muy fabuloso, cómo funciona nuestro universo, éste en el que estamos inmersos. Dentro del cual imaginamos, también, otros universos que están inmersos en nosotros y no al revés.

    27. CONNIE Y CATA dijo...

      Queridisimo fiel amigo de siempre, Fernando G. Toledo, queria darte las gracias por tu gran potencial de conocimiento y reflexión filosófica; eres un ser iluminado. Te cuento, que estoy junto a una amiga Catalina yo Constanza, y estabamos buscando en Internet información acerca de la trascendencia del alma sobre una postura atea, para nuestro oral importantisimo de examen que cuestiona y nos pone al limite de nuestros pensamientos. Nos has servido de mucha inspiración, y con tal solo 16 años, hemos encontrado el camino correcto, en el que tu nos guiarás.

      Mi pedido era simplemente si nos podrías brindar más informacion al mail: conniepereziturraspe@gmail.com, sobre: la trascendencia del alma respecto a la postura ateísta. y tambien, tu opinion acerca de los 21 gramos del alma, que tanto se habla.

    28. ESTIMADAS CONNIE Y CATA:
      Cualquier agradecimiento que deseen expresar será bien recibido si es expelido con sinceridad. Será de agradecer, al mismo tiempo, eximirse de expresiones como "ser iluminado" o "camino correcto", etc.
      A la espera de que puedan acudir a fuentes más dignas que este sitio de modesta crítica a la religión, sería estimable que se preguntaran, con respecto a la "trascendencia del alma", cuál puede ser la importancia para la visión materialista que explica al alma como un mero mito. Y preguntarse también qué puede tener de cierto ese mito del "alma inmaterial" si posee una evidencia corporal como el peso.

      P.D.: Deberían tener cuidado, jóvenes ávidas de conocimiento, en qué contexto ofrecen su exposición acerca del "mito del alma". Puede que las consecuencias, si la lección es ofrecida en un colegio católico, no sean las de desear para la supervivencia feliz en el claustro estudiantil, habida cuenta de la contradicción de algunos dogmas que se tienen por intocables.

    29. ADDENDA para cualquier lector:

      Este artículo espera una mejora y/o una ampliación de sus tesis, ya sea mediante el agregado de algunos párrafos o la escritura de un nuevo post complementario.

    30. andres shroder dijo...

      hola ,mi nombre es andres y no se si saldra publicado esto,pero es lo que pienso del alma,¿o se puede llamar de otra manera??.Si no se puede demostrar lo que ocurrio antes del big bang ,o que es la materia oscura en un cien por
      ciento,entonces que ocurre con ese 0,1 restante,¿y que es??,esta bien vamos avanzando pero siempre se escapan cosas y nunca se terminara ,fugas evidentes o maquilladas lo delatan.¡¿y si nascemos de la nada,y a nada volvemos,podemos volver de la nada??,¿no suena ecuacionalmente logico??,¿quien dijo que de la nada solo se viene una vez??,me refiero a antes de existir ,¿o sea que podemos venir mas de una vez??,¿o ir??,no suena ecuacionalmente logico???.Lamentablemente solo podemos saber desde el comienzo de un segmento hasta su conclusion o no,pero lo que hay antes o despues escapara siempre a nuestra razon,como lo del cuento de la gallina y el huevo de sobre quien aparecio antes,es siempre un misterio que se va explicando con equivalencias,pero que no lo abarca todo por que siempre hay fugas de la razon ,anteriores o posteriores,que hacen que dios y el alma escapen siempre a la definicion cientifica.Y por supuesto no espero que me crean pero si vi fenomenos inexplicables,y
      sin peyotes, ni lcd.Se distinguir la tangible realidad de lo que se suma misteriosamente a ella,gracias y hasta otra

    31. ANDRÉS:
      1) Que no se pueda demostrar cómo funciona cierto aspecto de la realidad (“antes del big bang”), eso no impide que sí se pueda demostrar cómo funcionan otros.
      2) El resto de explicación tiene una exigencia: debe ser plausible con lo demás. Esto significa, que tenga relación con las leyes científicas existentes y comprobadas.
      3) Esto nos lleva a preguntarnos, ¿qué se entiende por alma? Si acudimos a la idea de una entidad in-material, no-física, consciente, tal como se la define, debemos saber que: no se ha comprobado la existencia de algo que no sea consistente con el mundo físico (a excepción de las construcciones ideales, culturales, que no tienen entidad fuera de los cerebros); que todo lo consciente es cerebral, que lo in-material, si existiese, no tendría por qué tener relación con este probado “mundo material”.
      4) Alma, Dios o espíritus no pueden sustituir lo que ignoramos. No constituyen verdaderas explicaciones, son falsos tapones que no tapan ningún hueco.
      5) La frase correcta es “de la nada, nada adviene”, o “de la nada, nada sale”. Que, a la luz de la física cuántica, parece demostrarse falsa.
      6) Si sólo podemos saber de a segmentos, y no todo, no podemos saber nada de Dios, que se pretende la explicación del “todo”. Si de la nada, nada sale, Dios no puede salir de la nada. Si hay algo que sale de la nada, tanto puede ser el universo como Dios. Del primero tenemos pruebas, del segundo ninguna.
      7) Sí se sabe qué fue primero: el huevo. Nadie lo puso, pero de él nació la gallina. Te podés fijar aquí: http://www.elmundo.es/elmundo/2006/05/26/ciencia/1148628977.html
      8) Si Dios tiene algo que ver con el universo, si existe, debe dejar sus huellas y éstas son objetos de la ciencia. Si no, es lo mismo si existe o no, no tiene nada que ver con el mundo.
      9) Te invito a compartir los “fenómenos inexplicables” que viviste, no sin antes preguntarte si hay o puede haber alguna explicación cercana a: confusión, inducción, error, falsas explicaciones, etc. Tal vez podamos llegar a alguna “explicación” posible, y no una que apele a otras cosas inexplicadas. Es sólo una propuesta.

      Saludos.

    32. Cuando digo "parece demostrarse falsa", en el punto 5, recalco el parece. Pero negar ese principio parece absurdo, ciertamente.

    33. Iluvatar dijo...

      Coincido con ustedes :

      A)No existe prueba fehaciente de la existencia de DIOS

      B)Cualquier idea de castigo o premiación divina es una falacia, y la religión ( cualquiera que esta sea )es invento humano.

      C) La existencia de un alma que prevalece tras la muerte física es bastante dudosa.

      TOTALMENTE DE ACUERDO.

      Solo pregunto algunas cosas :

      Ustedes hablan de sentir pasión por ideas y conceptos.
      Manifiestan cariño o estimación entre personas afines.
      Tienen un amplio desarrollo de ideas en cuanto a lo que han decidido creer (creer?) o tomar como dogma, y estudiar o desarrollar esas ideas "les gusta"

      PASION, ESTIMACION O CARIÑO, CREER, "GUSTARME ALGO" son conceptos bastante abstractos que según mi opinión personal manifiestan la existencia de una personalidad individual ( aun y que esta sea un proceso natural quimico del cerebro ) no será eso el "ALMA"???

      Y, coincido, no creo que el alma o lo que sea que eso signifique, sea algo "sobrenatural", no podríamos pensar que mas bien podría ser algo totalmente natural e implícito en la existencia del hombre?
      Saludos. Miguel

    34. Estoy totalmente de acuerdo con la inexistencia de eso que llaman alma,y toda la creencia de algo sobrenatural,y la dualidad cuerpo, alma, etc, etc. pero me gustaría indagar más sobre la inmaterialidad de la energía, no sé si es una afirmación feliz, de hecho me pregunto si no somos (hombre, naturaleza,y todo lo que existe, etc.)sólo energía. Saludos, foru.

    35. Anónimo dijo...

      "Soy un juglar y me entretengo creando historias. Si tienen imaginación quizá deseen escuchar a este loco".

      http://livingheartbeats.wordpress.com/

    36. Atheimpanzee dijo...

      Y tú que eres un omisapiente? =)de seguro habras podido notar que nadie ha resucitado hasta ahora como para poder confirmar que en verdad no hay vida despues de esta;es interesante tu punto de vista pero tu motivación no es muy diferente al de quienes buscan inventarse respuestas sobre aquello que esta fuera de su alcance y/o capacidades.Preferiría creerte pero no soy tan imprudente.