Rss Feed
  1. El culpable. ¿Los culpables?

    miércoles, octubre 10, 2007

    Quien visite asiduamente esta página podrá dar cuenta de que hasta el momento no había hecho mención al juicio cursado contra el sacerdote católico Christian von Wernich, dado que la inclusión en este marco de su nombre podría significar algo así como una «sentencia previa» de mi parte. Pronunciarse por su inocencia o culpabilidad no habría tenido sentido alguno y preferí esperar a que los jueces dictaran su sentencia, aun sabiendo que los testimonios contra el cura eran contundentes. Ahora que puede decirse que Von Wernich es culpable de delitos de lesa humanidad, resta exigir a la Iglesia católica de la Argentina un pronunciamiento al respecto, dando a conocer su papel (o al menos el de muchos de sus miembros) en la «guerra sucia» que padeció el país entre los años 1976 y 1983.
    F.G.T.




    9/10/2007 (Efe)- La Justicia de Argentina ha sentenciado hoy a cadena perpetua al sacerdote católico Christian Von Wernich, el primer religioso condenado por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar (1976-1983).
    El ex capellán de la policía de la provincia de Buenos Aires, de 68 años, ha sido condenado a la máxima pena prevista por las leyes locales por participar en siete homicidios calificados, 31 casos de tortura y 42 privaciones ilegales de la libertad.
    La sentencia ha sido impuesta por el mismo tribunal que en el 2006 condenó a prisión perpetua a un expolicía al cabo del primer juicio oral y público por violaciones a los derechos humanos celebrado tras la anulación parlamentaria de las «leyes del perdón», que habían librado de responsabilidad a más de un millar de represores.

    Aplausos y gritos de euforia
    «Todos los hechos referidos son delitos de lesa humanidad cometidos en el marco del genocidio» perpetrado en Argentina durante el último gobierno de facto, ha señalado el presidente del tribunal, Carlos Rozanski, tras enumerar los casos por los que ha sido sentenciado el sacerdote.
    El histórico fallo ha sido celebrado ruidosamente, con aplausos y gritos de euforia, por integrantes de organismos humanitarios que se encontraban tanto dentro como fuera de la sede del tribunal.
    Horas antes, la defensa de Von Wernich había solicitado al Tribunal Federal Número 1 de la ciudad bonaerense de La Plata que absolviera al sacerdote, al argumentar que durante el juicio quedaron «más dudas que certezas». «Quizás todo esté listo y todo esté preparado antes de empezar» para condenar a Von Wernich, ha subrayado su abogado, Juan Cerolini, al alegar que este proceso «violó el principio de igualdad ante la ley, como lo violaron los juicios de Nuremberg y Tokio».

    «Agente de inteligencia» de la dictadura
    Cerolini ha asegurado que el religioso sólo «prestaba servicios sacramentales» a las personas detenidas por la dictadura y que «muchos testigos» de cargo en este proceso «echaron a perder todo lo que sabían con todo lo que creían saber».
    La querella y la fiscalía, con diferencia de matices, habían pedido este lunes la pena de cadena perpetua para Von Wernich, quien fue capellán de la mayor fuerza de seguridad del país cuando ésta era dirigida por el fallecido general Ramón Camps, condenado a perpetuidad en 1986 por delitos de lesa humanidad.
    En las audiencias, numerosos testigos han declarado que Christian von Wernich colaboró con la dictadura ejerciendo el rol de «agente de inteligencia», tal como señaló uno de los abogados querellantes. Entre otras cosas, los testigos han indicado que el sacerdote se ofrecía a confesar a detenidos ilegalmente en centros clandestinos de la dictadura para sacarles información y que incluso participó en sesiones de tortura.

    Inspecciones a centros clandestinos de detención
    Durante el proceso, que comenzó el 5 de julio pasado, han declarado más de 70 personas, entre supervivientes de la represión, familiares de desaparecidos y testigos de secuestros ocurridos durante el último gobierno de facto.
    Además se han realizado inspecciones oculares en cuatro centros clandestinos de detención del llamado Circuito Camps, donde los testigos reconocieron los lugares por los que se movía libremente el excapellán policial.
    Organismos de derechos humanos vienen reclamando con insistencia que la jerarquía de la Iglesia católica argentina se pronuncie sobre la actuación de Von Wernich durante el régimen militar, lo que podría ocurrir en las próximas horas, según conjetura hoy la prensa.

    Críticas al silencio de la Iglesia católica
    Hasta el momento, sólo algunos obispos y sacerdotes han cuestionado «el silencio» de parte de la Iglesia católica en la denominada «guerra sucia», que dejó unos 30.000 desaparecidos, de acuerdo con cifras de entidades humanitarias.
    El final del juicio a Von Wernich ha coincidido con una presentación como querellante ante la Justicia de una congregación católica por la desaparición de un sacerdote uruguayo a manos de la última dictadura argentina.



    Ver aquí un ensayo de «defensa» a Von Wernich.

    Von Wernich, paradigma del clérigo fascista
    Nota publicada hace un año en el diario Página/12

    El cura Christian Federico Von Wernich fue capellán de la Policía bonaerense de Ramón Camps y Miguel Etchecolatz durante la última dictadura y se desempeñó como asesor espiritual de los grupos de tareas de La Plata. No sólo proporcionó una supuesta justificación religiosa a los asesinos, sino que fue un represor más. Cuando el fiscal Félix Crous lo denunció penalmente, lo acusó de «desplegar una actividad voluntaria y consciente, dirigida a procurar quebrar la voluntad de las víctimas, obtener información, procurar el silencio de las víctimas y sus familiares y con ello asegurar los fines perseguidos por la dictadura y la impunidad de él y sus cómplices». El año que viene será juzgado por 45 privaciones ilegales de la libertad y torturas, tres homicidios y la apropiación de un bebé. El caso pondrá en evidencia una trama en la que Iglesia y dictadura funcionaron como una unidad.
    Von Wernich nació en 1938 en San Isidro y se ordenó en 1976, a los 38 años. El mismo año, el general Ramón Camps, entonces jefe de la Policía bonaerense, lo designó oficial subinspector para desempeñarse como capellán. En el libro Iglesia y Dictadura, Emilio Mignone señaló que fue la personalidad del sacerdote lo que lo hizo conocido y lo transformó en una «suerte de paradigma del clérigo fascista identificado con las Fuerzas Armadas y colaborador de la represión ilegal».
    Miembro de una acaudalada familia de Concordia, el hecho de que tomara los votos no fue una sorpresa. Había transitado por varios seminarios y más de un obispo se había negado a ordenarlo. El hombre decía a sus amigos que había optado por ser cura porque es una profesión en la cual se trabaja los domingos y se descansa el resto de la semana.
    «Como soy de Concordia el general Camps me conocía de chico, ya que él es de Paraná. Por eso y de acuerdo con monseñor (Antonio) Plaza, llegué a ser cura de confianza para muchas cosas en la lucha contra la subversión», afirmó él mismo en un reportaje.
    Fue arrestado por primera vez en agosto de 2003, después de declarar en la causa por la Verdad que lleva adelante la Cámara Federal de La Plata.
    Antes de que entrara a la sala de audiencias, el juez Leopoldo Schiffrin advirtió a los presentes que colmaban el lugar que «guardaran el decoro» para permitir que la Cámara cumpliera con el «objetivo de verdad y justicia». Por eso, cuando el sacerdote caminó hacia su silla vestido con una campera azul, camisa celeste con cuello clerical y pantalón gris, sólo se sintió un murmullo. Pero después de más de una hora de escuchar la lectura de los testimonios de varias víctimas que relataban sus encuentros con Von Wernich, la bronca de muchos fue incontenible.

  2. 17 comentarios:

    1. Atilio dijo...

      Lo que hay que hacer ahora es fomentar juicios por danios y perjuicios contra la iglesia católica argentina y sus dependencias: escuelas, arzobispados, nunciatura, etc.
      Estoy personajes NO SON excepciones sino miembros de un grupo de interes que de manera de mantener e incrementar su poder se sirven de cualquier método como el asesinato y el enganio. Repito: la vieja explicación por la cual el amor del cristianismo es mucho mas importante que las acciones de individuos no se sostiene mas cuando en un país entero la casi totalidad de sus representantes fueron cómplices de la dictadura asesina.
      Digamos las cosas como son: durante los nazis los curas fueron casi todos nazis así como durante la dictadura (antes y después también) la casi totalidad de los curas fueron cómplices en torturas y asesinatos.
      Los evangelistas lo comprendieron mejor que esos católicos abusadores: para ellos se trata de una guerra a librar y por eso las lineas están mas y mejor marcadas.
      Los disfrazados con voz marica todavía se gastan en encontrar argumentos insostenibles para encuadrar a sus adeptos en cualquier visión por mas inmoral que sea. Así suceden cosas como las que menciona este post y los abusos de ninios que no son excepciones en ningún caso sino las consecuencias normales de tan perversa institución e ideología.
      Insto a cualquier lector que haya sido victima de esa gentuza o que conozca a alguien que lo haya sido a que inicie acciones judiciales por danios y perjuicios contra la iglesia católica argentina con responsabilidad subsidiaria y solidaria de la iglesia católica de Roma.

    2. espero ansiosa un pronunciamiento de la Iglesia Católica.
      Saldrán a pedir perdón, como hacen siempre. Como si el perdón por lo menos a mi me llenara de algo.
      este cura me hiela la sangre.
      la Iglesia me exaspera.

      Tengo cada anécdotas! Conozco un cura que es padre de una hermosa niña, y sigue dando misa y predicando el celibato, apañado por los "grandes" representantes de la Iglesia Católica en Argentina.

      Y ahora conozco otro que es un asesino, mirá vos. Qué asco.

    3. Aquí en España los medios están dando la noticia como si fuera "un gran adelanto", pero aún no he visto uno solo donde se hable de la Iglesia española y su complicidad con el fascismo que tuvimos 40 años. La jerarquía española de la iglesia sacaba al dictador bajo palio y fue cómplice de la muerte de muchos por pensar distinto. Ellos eran más bien delatores, aunque alguno empuñó las armas contra el pueblo... como en Argentina

    4. ATILIO y SURICATA:
      Bueno, al parecer la Iglesia dice estar "conmovida", pero no se hace cargo.

    5. PABLO:
      ¿Será posible que este "adelanto" en la Argentina tenga repercusiones en España? Lo veo difícil. Aquí, donde el Estado es "confesional" (art. 2 de nuestra Constitución), igualmente ha sido posible este juicio. Un juicio que debería ir acompañado por otros a todos los responsables del terror de esos años.

    6. Atiko dijo...

      Al final se ha hecho justicia! Lo más hipócrita la respuesta de sorpresa de la jerarquía eclesiástica argentina. ¿No lo sabían? Por tutatis. Esperemos que este sea el principio de un largo desfile de mandamases dela Iglesia por los juzgados del mundo. Cuando me he enterado esta mañana por la prensa argentina he saltado de alegría.

    7. Atilio dijo...

      Fernando:

      Como puede pretender la iglesia que los actos sean responsabilidad solamente del individuo cuando es de la naturaleza mas profunda de esa institución el enseniar con la predica y el ejemplo un orden moral justo? Para una posición tan pretenciosa como la de monopolio moral no hay actos fuera del escrutinio y responsabilidad de la institución que representa el cura. Es mas, el cura no representa nada ES la iglesia misma y se lo distingue gracias a disfraces (los hábitos), superpoderes (los sacramentos), privilegios y autoridad.

    8. Barullo dijo...

      Suricata:

      Los curas no te lo habrán dicho, pero el celibato quiere decir más bien que no se casan (no que no la pongan, aunque sea pecado).

      La castidad es permanecer sin "contaminación sexual" (si tiene algún sentido el término).

      Paradójicamente, en la historia de la Iglesia los que hacían votos de castidad (monjes y monjas) parece ser que sólo valían para "el resto del mundo", y los conventos eran el prostíbulo de los monjes. Que lo aprovechen.

    9. irichc dijo...

      No queda claro si lo que se critica es "el silencio" de la Iglesia católica o el hecho de que ella y la dictadura actuaran "como una unidad". Lo segundo, por cierto, no se ha probado. Más bien al contrario, cuando se subraya que varios obispos se negaron a ordenar a ese capellán.

      Pero, en fin, ¿es responsable la Iglesia de todo lo que hacen sus prelados? ¿Tiene que "pronunciarse" en cada ocasión, siendo público su magisterio y común proceder? ¿Para cuándo una crítica de los "teólogos de la liberación" que coadyuvaron a las actividades represivas de Castro? Ya os lo digo yo: para nunca. En primer lugar, porque un ateo de izquierdas tal vez esté dispuesto a justificarlos. Y en segundo lugar, porque es mucho más creíble una acusación que tache a la Iglesia de fascista que otra que la llame comunista.

    10. irichc dijo...

      Digamos las cosas como son: durante los nazis los curas fueron casi todos nazis así como durante la dictadura (antes y después también) la casi totalidad de los curas fueron cómplices en torturas y asesinatos.

      "Casi todos" y "cómplices" son palabras demasiado vagas en boca de un lego que no es historiador como para que la acusación se vea robustecida por ellas. Te diré una cosa: durante las tiranías, la mayor parte de hombres -es decir, los que no son héroes- obedecen al poder y se ponen a su servicio, so pena de terminar siendo víctimas suyas. Por supuesto, hay muchas formas de obedecer, ya sea para cumplir solamente, ya de forma entusiasta. ¿Fueron los judíos cómplices de los nazis por no rebelarse contra ellos? Todos estos matices han de tenerse en cuenta.

    11. Atilio dijo...

      Irichc:

      De acuerdo con lo que dices, mas razón aun para afirmar que los miembros de la iglesia fueron cómplices de los nazis y de los militares argentinos, por lo menos, en su mayoría. Esa culpa fue por omisión en la enorme mayoría y por acción en los casos documentados. Pero cual es la diferencia con los demás hombres? Que la iglesia no es la asociación de jugadores de bochas jubilados del barrio ni un comité de fomento de artistas plásticos de la provincia. La iglesia es una institución que pretende ser la guía moral de todos y que posee dogmas tales como la santidad de su magisterio y la infalibilidad papal que ponen en claro el nivel de tal pretensión. Gozan de privilegios y de un aura de probidad y autoridad que constituye una verdadera reserva de poder que se ejerce sin el menor rubor (ver el cura ridículo con la capa larga). Esta posición claramente diferente y privilegiada (que deviene de sus fueros) no puede existir sin contrapartida en la forma de obligaciones en una democracia. De ser así habría un abuso claro y un embauque de la buena fe. Todos sabemos que ese es el caso pero la iglesia pretende que no sea así. Entonces, es lógico demandar de tal institución un nivel de comportamiento de sus miembros que la conforman y de responsabilidad por tales conductas que sea equivalente, es decir, igual a la responsabilidad civil de cualquier institución mas el agravante de su posición especial. De la misma manera que un profesor de escuela sera punido con mayor rigor si la victima de sus abusos sexuales es un o una alumno/a.
      Si la iglesia no puede controlar a sus miembros como pedirle eso a los ciudadanos comunes?

    12. Que grande es Argentina, y que buena noticia

    13. IRICHC:
      "No queda claro si lo que se critica es "el silencio" de la Iglesia católica o el hecho de que ella y la dictadura actuaran "como una unidad".

      ¿Acaso no son ambas cosas repudiables? Pero no parece que Von Wernich haya podido actuar sólo sin la venia de la jerarquía eclesiástica.

      "Lo segundo, por cierto, no se ha probado."

      Concedido. Qué sano escepticismo, sería bueno que lo aplicaras a otros asuntos.

      "Más bien al contrario, cuando se subraya que varios obispos se negaron a ordenar a ese capellán"

      No he leído en ningún lado que varios obispos se negaran a ordenar a ese capellán. Sí en cambio he leído lo que dijo un colega de Von Wernich, que ya era sacerdote en los mismos años en que actuó el genocida: "No es ésa la opinión compartida incluso por otros miembros del clero argentino, como el sacerdote Rubén Capitano, quien durante el testimonio prestado en el juicio que acaba de terminar destacó que "la Iglesia no mató, pero no salvó. Debimos estar al lado de los crucificados y no tan cerca de los crucificadores".

      "Pero, en fin, ¿es responsable la Iglesia de todo lo que hacen sus prelados?"

      Es responsable si calla, si otorga, si acompaña.

      "¿Tiene que "pronunciarse" en cada ocasión, siendo público su magisterio y común proceder?"

      Ver arriba.

      "¿Para cuándo una crítica de los "teólogos de la liberación" que coadyuvaron a las actividades represivas de Castro? Ya os lo digo yo: para nunca."

      ¿Cómo "para nunca"? ¿Me has tomado por católico dogmático? Cárcel a los teólogos de la liberación o a cualquiera que haya reprimido ilegalmente con Castro.

      "En primer lugar, porque un ateo de izquierdas tal vez esté dispuesto a justificarlos. Y en segundo lugar, porque es mucho más creíble una acusación que tache a la Iglesia de fascista que otra que la llame comunista"

      Bueno, eso quizá porque ha sido más común ver a la Iglesia junto a fascistas que junto a comunistas, ¿verdad?

    14. Rectificación: según el diario El País algunos obispos sí "dudaban" de ordenar a Von Wernich:

      "varios obispos habían preferido no hacerlo al dudar de las motivaciones y carácter del aspirante a sacerdote"

      ¿Habrán dudado porque verían en él a un futuro represor o qué?

    15. irichc dijo...

      Bueno, eso quizá porque ha sido más común ver a la Iglesia junto a fascistas que junto a comunistas, ¿verdad?

      Es verdad, los comunistas no solían dejar ni a un cura vivo.

    16. IRICHC:
      "Es verdad, los comunistas no solían dejar ni a un cura vivo"

      Vaya, ¿seguro que es tan así? Repito, ¿seguro que es así?

    17. perro. dijo...

      Partiendo que el Vaticano como paìs nace bajo el Duce... pasando por Escriba de Mal-aguer y su amigazo el generalísimo, a Pío y los nazis... Me imagino que es poder que corrompe.
      pobres pecadores...