Rss Feed
  1. ¿Está Dios en los genes?

    lunes, mayo 14, 2007

    © Ángela Boto

    ¿En los pucheros, en los que sufren, en los laberintos virtuales de la Red? Omnipresente, se busca a Dios por todas partes. El florecimiento del pensamiento científico parecía esbozar el final de la fe, el desvanecimiento de la espiritualidad trascendente. Dios dejaría de ser la justificación de los hechos inexplicables de la naturaleza porque la ciencia encontraría las respuestas, las razones. Han pasado dos siglos y el 98% de la población mundial afirma creer en una fuerza superior; el 50% la denomina Dios. Ante la evidencia, parece que la ciencia no ha tenido más remedio que plegarse a la búsqueda. Se busca a Dios entre las moléculas. Algunos investigadores escudriñan en el entramado celular del complejo cerebro Sapiens sapiens y otros rastrean la elegante doble hélice del ADN. ¿En qué lugar de la bioquímica se encuentra el templo del Altísimo? ¿Por qué tenemos fe?

    Andrew Newberg, investigador de la Universidad de Pensilvania cuyo último libro se titula Por qué creemos lo que creemos, asegura que nuestro cerebro «es esencialmente una máquina creyente porque no tiene otra opción». Por su parte, Dean Hammer, genetista de los Institutos Nacionales de la Salud de EEUU, afirma en El gen de Dios que «la espiritualidad es una de nuestras herencias básicas. Es, de hecho, un instinto. (...) Tenemos una predisposición genética para la creencia espiritual». El fundamento de tal afirmación no sólo lo sitúa en sus investigaciones, sino en una encuesta realizada por la institución a la que pertenece. Más de un tercio de los participantes aseguraba haber tenido algún tipo de contacto con una poderosa fuerza espiritual. Conviene apuntar que al mismo tiempo que se ha constatado un aumento de la fe, han disminuido las prácticas religiosas, subrayando de nuevo que, aunque a menudo se identifican, no es lo mismo religión que espiritualidad.

    El área de la ciencia que más pistas ha recabado sobre la posible morada de Dios es la neurología; de hecho, hace años que se habla de una subdisciplina cuyo nombre lo dice todo: neuroteología. Claro que la realidad depende de los ojos que la miren porque los resultados de los experimentos sirven a unos para demostrar la existencia de Dios, y a otros, para afirmar que son la constatación de que el Supremo es sólo un producto mental más. Los más prudentes dicen: «Estamos biológicamente determinados para encontrar sentido a nuestras vidas. Sin embargo, si Dios es una mera creación de nuestro cerebro o no, todavía no está probado científicamente». Así contestaba Newberg por correo electrónico.

    Newberg tiene experiencia en la exploración de lo divino en lo humano. Ha tomado numerosas imágenes de los cerebros de monjes de distintas confesiones y de otros voluntarios en estado de meditación u oración profunda. De este modo, ha visto que en los momentos álgidos se producen varios fenómenos neuronales simultáneamente. Aumenta la actividad en las áreas frontales encargadas de focalizar la atención, lo cual corresponde con la concentración propia de los estados de recogimiento profundo; también se observa una sobreactivación del sistema límbico, un grupo de estructuras asociadas a las emociones y a la memoria. Pero el hallazgo más sorprendente fue que al mismo tiempo se desactivan los lóbulos parietales, las regiones situadas aproximadamente debajo de la coronilla en los dos hemisferios. Se podría decir que esta área es la residencia del sentido del yo, es donde radica el concepto de individualidad. La reducción de la actividad durante la meditación o la oración tiene como consecuencia la disolución de las fronteras entre el yo y el entorno y conduce a la sensación de comunión con el universo, de pertenencia a la totalidad. Exactamente lo que describen los que alcanzan un estado profundo de trascendencia espiritual, de misticismo.

    Uno de los pioneros de la búsqueda de Dios en el laberinto neuronal es Michael Persinger, neurocientífico de la Laurentian University (Canadá), que hace 20 años escribió un libro titulado La base neurofisiológica de la creencia en Dios. Persinger estaba interesado en descubrir por qué personas de distintas confesiones, culturas y estatus sociocultural podían experimentar estados de iluminación tan similares. Para ello comenzó a aplicar campos electromagnéticos débiles, pero muy precisos, al cerebro de quienes se prestasen. El objetivo era encontrar el área cerebral y la configuración electromagnética que permite a algunas personas experimentar la presencia de seres sobrenaturales. El 80% de las personas que se pusieron el famoso casco de Dios describieron cómo se habían encontrado con la divinidad. Aquellos que ya tenían experiencias previas aseguraron que las sensaciones generadas por el casco eran las mismas que las espontáneas. El propio Persinger, no siendo creyente, experimentó un contacto con Dios mientras aplicaba los campos magnéticos a otro. Para este neurocientífico, la morada de Dios se encuentra en los lóbulos temporales, las regiones del cerebro situadas sobre las orejas. Las conclusiones de Persinger estuvieron en entredicho cuando un grupo de investigación sueco no pudo reproducir sus resultados. La polémica se cerró sin un acuerdo claro.

    Los más evolucionistas se preguntarán qué interés evolutivo puede tener para el ser humano la capacidad para tener experiencias místicas. «El cerebro nos da dos funciones básicas: automantenimiento y autotrascendencia. Nos ayuda a adaptarnos y cambiar a lo largo de la vida. La religión y la espiritualidad también nos proporcionan estas funciones básicas, así que ofrecen beneficios sustanciales al individuo», dice Newberg. Dean Hammer comparte su opinión: «Sostengo que uno de los papeles más importantes de los genes de Dios en la selección natural es proporcionar a los humanos un innato sentido del optimismo». Y el optimismo, opina, «mejora la salud humana y prolonga la vida». De hecho, la mayoría de las personas que han vivido una experiencia mística dicen que su vida mejoró y su percepción del mundo cambió. Según Hammer, ese efecto se debe a que esas personas están obligadas a plantearse «la cuestión más importante de la vida: la consciencia. (...) Sin ella no sabríamos quiénes somos ni adónde vamos. Sin embargo, nunca pensamos en ella». Cabe añadir aquí los estudios que indican que la meditación y las creencias religiosas tienen un impacto positivo en la salud y en la longevidad.

    Los trabajos de Hammer para buscar los genes de Dios parten de estudios con gemelos. Éstos indican que los gemelos coinciden en sus creencias espirituales más que los hermanos no gemelos. Tras rastrear fragmentos de ADN, el investigador identificó un gen conocido como VMAT2. Como todos, presenta unas cuantas variantes que se diferencian entre sí por algunas de las letras que lo componen. Hammer postula que las personas que tienen en su genoma una de ellas tienen mayor tendencia espiritual, más disposición a lo que describe como autotrascendencia. Curiosamente, el supuesto gen de Dios nos remite de nuevo al cerebro porque el VMAT2 controla el uso de un grupo de neurotransmisores muy interesantes. Entre ellos, la dopamina y la serotonina, dos moléculas asociadas con el placer y la felicidad y también con sus reversos: la adicción y la depresión.

    Hammer no es el único experto que relaciona la doble hélice con la divinidad. Un científico del prestigio de Francis Collins, responsable del consorcio público que secuenció el genoma humano, afirma que estudiando el código genético ha encontrado a Dios porque una complejidad semejante sólo puede ser obra de un Creador. Eso sí, aclara que no cuestiona la evidencia de la evolución, pero en su opinión la teoría de Darwin no está reñida con la existencia de una inteligencia superior. Gregg Braden, un ingeniero que ha trabajado en el desarrollo aeroespacial e Internet, es otro buscador de lo divino que ha unido elegantemente ciencia y tradiciones espirituales y que también ha encontrado la huella del Creador en la doble hélice. En El código de Dios expone sus investigaciones sobre la Cábala, la lengua hebrea y su paralelismo con los elementos químicos que componen el código genético. Braden propone que el nombre de Dios está escrito en el ADN de cada una de nuestras células, Dios está en nuestro interior.

    Buena parte de la comunidad científica no quiere ni oír hablar de Dios; unos, porque consideran que son campos radicalmente diferentes, y otros, porque los consideran incompatibles. Entre los últimos se encuentra el ferviente ateo y apasionado discípulo de Darwin Richard Dawkins. Este biólogo británico despliega su armamento para fulminar a Dios y defender la teoría de evolución, que, según él, explica la vida –su último libro se titula El espejismo de Dios–. Dawkins habla sobre todo de religión, no de espiritualidad, y la considera una amenaza para la ciencia y para los espíritus racionales. Hammer, que lo menciona en varios capítulos de su libro, escribe que «irónicamente, al final ha resultado que Dawkins cree en una religión –la ciencia– que sigue más por fe que por lógica». Por su lado, Newberg afirma que, «puesto que siempre estaremos atrapados en nuestro cerebro, todos nosotros, desde el más devoto hasta el ateo más recalcitrante, tenemos creencias. Simplemente son diferentes».

    Y en el repaso de la búsqueda científica de la divinidad, es obligado mencionar la física. Michael Faraday, el descubridor de la inducción electromagnética, decía que «toda la materia se mantiene en su lugar gracias a una fuerza. Tenemos que asumir que detrás de esa fuerza existe una mente consciente e inteligente». Casi dos siglos después, la física persigue la llamada partícula de Dios, es decir, el bosón de Higgs. El apodo viene de que esta escurridiza partícula parece haber existido sólo durante una decena de segundos después del Big Bang, pero en su corta existencia podría haber originado toda la materia. A pesar de que los físicos la buscan desde los años sesenta, aún no ha sido detectada. Dios se hace de rogar.

    Algunos metafísicos proponen que Dios ha caído del cielo y que se está despertando en cada individuo para crearse a sí mismo a través de su propia criatura. De modo que tal vez haya que buscar a Dios en las acciones.

    Publicado en El País, el 11/05/2007.


  2. 28 comentarios:

    1. Coincidirán conmigo en que este artículo nos informa en dosis iguales de cosas muy interesantes y cosas muy estúpidas. Como era de esperar, la tontería se expresa mejor en forma de opiniones y lo interesante, de información.

    2. irichc dijo...

      Dios es:

      1) Un gen.

      2) Un meme.

      3) Una proyección de la propia miseria.

      4) Un gen miserablemente memetizado (teoría ecléctica).

      5) Ninguna de las anteriores.

    3. Efectivamente Fernando, tu análisis es de lo más certero.

    4. IRICHC:
      He aquí otra versión.
      Dios es:
      * Tres en uno (Cristianismo).
      * Dual (gnosticismo).
      * Único, con un único profeta, Mahoma (Islam).
      * Único pero ajeno (deísmo).
      * Uno pero impersonal (new age).
      * Ninguno de los anteriores.

    5. ¿Está el mentalismo en los genes?

      Uri Geller, demandado tras intentar eliminar un vídeo de Youtube que le desacredita

      En las imágenes, un escéptico famoso en Estados Unidos demuestra que los poderes de Geller son sólo un truco de manos.
      EUROPA PRESS
      ELPAIS.com - Gente - 13-05-2007

      Uri Geller, famoso en la televisión de los años setenta por ser capaz de doblar y romper una cuchara con el poder de su mente, ha podido ver frustrada su carrera después de que YouTube.com publicara un vídeo donde un escéptico bastante conocido en Estados Unidos, James Randi, demuestra que los poderes de Geller no existen, sino que son fruto de un truco a través de un juego de manos. La compañía del mentalista, Explorologist, demandó a la página mencionada para que se suprimiera el vídeo en cuestión, alegando que violaba las leyes del copyright por mostrar imágenes de las que sólo él posee los derechos. Sin embargo, según la legislación americana, de los 14 minutos de los que consta el documento, Geller podría reclamar unicamente tres segundos de derechos de autor, ya que la mayoría de las imágenes que conforman el reportaje no le pertenecen dado que el autor del mismo alterna su propia imagen y narración con intervenciones televisivas del mentalista.
      En este sentido, el tiempo de las imágenes pertenecientes a Geller que aparecen en el vídeo no era suficiente para que prosperara la denuncia. Con esta alegación, la demanda de Geller fue desestimada pero no ha quedado ahí la cosa.
      El tiro le ha salido por la culata al mentalista. La Electronic Frontier Foundation (EFF) -organización estadounidense sin ánimo de lucro que lucha por los derechos de libertad de expresión en el contexto de la era digital actual- ha presentado una demanda contra Geller por abusar de la ley de derechos de autor del país norteamericano.
      En nuestro país [España], Geller se hizo conocido a mediados de los setenta tras su aparición en el programa 'Directísimo', presentado por José María Iñigo, consiguiendo gran popularidad.

    6. Delirio: Uri Geler se permite demandar porque en un vídeo le descubren (otra vez, por cierto) que lleva años ESTAFANDO al público. El absurdo puede llegar a ser absurdo.

    7. simbol dijo...

      Tengo la impresión de que el artículo es malazo. La periodista en muy superficial en el ataque de un tema muy complejo y desbarra en algunos casos. Como todo no puede ser malo, al menos expone la presente tendencia de investigar en el cerebro la raiz de algnas practicas humanas como la religión. Estoy convencido que hay que perseverar en ese camino puesto que las presentes explicaciones de ese fenómeno son absolutamente insatisfactorias para mi. No se si al final la explicación sera la exaptación o si la religión, no importa cuan equivocada, sea útil a la prolongación de la especie. Nada tendría de raro, nuestro cerebro ve colores cuando lo que existen son ondas, y ve inicios y finales en procesos que no los tienen porque son continuos; y causas donde no las hay simplemente por que se pueden correlacionar con ciertos efectos, pero no hay ninguna duda de que muchas de estas simplificaciones mentales son útiles para nuestra supervivencia. Hace un tiempo lei, para mi srpresa, que en cierto grupos aborígenes,estos no relacionan follar con parir, por que el efecto no es inmediato. Puesto que el efecto de follar tiene sus consecuencias 9 meses mas tarde, no habia calendario , y el follar es constante y el parir puntual, debió pasar algun tiempo antes de que nos dieramos cuenta de la relacion causa efecto. Pero no hay ninguna duda que fue favorable la percepción de los ciclos en un proceso, por ejemplo en el agrícola y la percepción de la relación causa-efecto en a reproducción humana. Asi, pudo pasar que en el proceso de desarrollo del cerebro este adquirio habilidades que bien pueden utlizarse para hacer ciencia-fición,poesia o matematica, pero tambien para fundar las fantasias teologicas. El resto lo hacen los padres, el vecindario o la aldea, y Fray Daniel.

      Si como se recoge en el artículo, fuera cierto que hay un arreglo genético que promueve el optimismo y la predisposición a las ides fantásticas, esto no haría verdadera a la religión, pero de alguna manera explicaría su supervivencia, puesto que los optimistas tiene mas probabiidades en la lucha por sobrevivir.

    8. SIMBOL:
      Lo de "Si como se recoge en el artículo, fuera cierto que hay un arreglo genético que promueve el optimismo y la predisposición a las ides fantásticas, esto no haría verdadera a la religión" me lo estaba guardando para dar el zarpazo en el momento justo. Yo iba a usar la formulación del poeta Amiel, que he utilizado otras veces:
      "Una creencia no es verdadera por que sea útil".

    9. simbol dijo...

      Perdón por el tubazo.

    10. simbol dijo...

      Mas alla del tubazo, siempre me ha llamado la atención ese asunto de la utilidad de la religión. No creo que porque la religión tenga algun o algunos aspectos positivos eso la jusificaría a pesar de que fuera una creación de la inaginación. No es solo que en opinión de algnos de nosostros es mejor saber la verdad aun sino es desagradale; es que también debe quedar clara la valoración de la utilidad, y esta no quedará clara sino se compara sus costos contra sus beneficios. Decir por ejemplo qe la religion contribuye a la moralidad general a la solidaridad, o a una mayor fortaleza en tiempos malos o de tragedia, no es sino contar la mitad de la historia y ademas contarla mal. Hay que contar tambien los males qe acarrea la religión y hacer la debida comparación. No discutiré las dificultades de la valoración y la comparación, pero el que sean dificiles de realizar no obsta para concluir que la bondad de la religion solo podría afirmarse luego de hacer esta comparación y observar que el balance es positivo, resultado del cual tengo muy serias dudas.

    11. simbol dijo...

      Errata: aún sino es. Debe deir: aún si es

    12. Atilio dijo...

      Dr Gen:

      No entiendo porque pero no te pude enviar mi mail para obtener tu telefono.
      Por favor, enviame tu uno a:
      atiliofalco@gmail.com

      No me sorprenderia que la creencia religiosa tenga o haya tenido algun aspecto positivo en la evolucion.
      Pero no hay que extrapolar.
      La evolucion funciona en periodos de tiempo muy extendidos. Lo que sucede hoy, con el crecimiento de las versiones mas magicas y tenebrosas de los cultos mayores conocidos, no tiene nada que ver con ello. Obedece a otras fuerzas y pertenece a un campo diferente del conocimiento, a saber, la politica, la sociologia, etc.
      Lo pero que nos podria suceder es que se confirme el rol "positivo" de la religion a nivel neurologico. Ya escucho a los alucinados gritar que dios lo ha hecho.

      Me voy al aeropuerto. Saludos.

    13. SIMBOL:
      No hay problemas. Aquí los tubazos no me duelen porque bastante sufro con y/o por ellos en la vida profesional.

    14. irichc dijo...

      He aquí otra versión.

      A los monoteístas nos ha llevado unos cuantos siglos contradecirnos entre nosotros, y es algo que hemos hecho pagar con sangre propia y ajena. Los relativistas, en cambio, habéis logrado consensuar vuestras discrepancias en apenas unas décadas. Felicidades.

      Mientras yo me quedo sin saber si el "error de Dios" es fundamentalmente genético, fundamentalmente cultural o fundamentalmente económico. Y cuidado, porque subordinar una de estas disciplinas a las dos restantes se me antoja harto difícil.

    15. menino dijo...

      Fernando

      "Dios es:
      * Tres en uno (Cristianismo).
      * Dual (gnosticismo).
      * Único, con un único profeta, Mahoma (Islam).
      * Único pero ajeno (deísmo).
      * Uno pero impersonal (new age)."


      De lo cual se deduce que todas tienen un punto en común(lo verdaderamente importante) pese a las diferencias superficiales: Dios existe.

      * Ninguno de los anteriores.

      Es la alternativa menos popular...tal vez porque el sentido común de las personas hacen suyas aquellas palabras de krishnamurti que dicen:

      "Un pensador consecuente es una persona irreflexiva, porque se ajusta a una norma. Repite frases y piensa rutinariamente a lo largo de un surco (...) la inteligencia no es mera información; no se deriva de los libros ni consiste en la capacidad de reaccionar hábilmente en defensa propia o de hacer afirmaciones agresivas. Uno que no haya estudiado puede ser más inteligente que un erudito. Medimos la inteligencia en términos de títulos y exámenes y hemos desarrollado mentes astutas que esquivan los vitales problemas humanos."

      Para finalizar,mi sorpresa por la indignidad de algunos por el trato a Egnor.Se puede estar de acuerdo o no con las ideas de los demás...pero la indignidad de la que algunos hacen gala en este foro se me antoja despreciable.

    16. IRICHC:
      Tres cosas:
      1) ¿Por qué llamarme relativista? ¿Te graduaste de caricaturista, además de abogado? Pero si es gratis, te voy a llamar luterano. Además, los relativistas difícilmente lleguen a un acuerdo, y si lo alcanzan sin duda será relativo.

      2) Probablemente a un luterano como vos le cueste entender que los grandes errores abarcan grandes campos. Y el error de Dios es enorme.

      3) Tan grande es, luterano, que a los errantes les queda el consuelo de saber que les ha dolido por siglos llevarlo a cabo. Sin embargo, algunos errores conllevan una sola conclusión: que del ridículo no se regresa.

    17. MENINO:
      Comprendo que no sea sencillo entender para todos que:

      a) la conclusión no puede ser "dios existe" si hay dioses contradictorios entre sí;
      b) que la Tierra nunca fue plana, aunque muchos así lo creyeran.

      Por otra parte, si no conociera tu aversión al saber, te recomendaría que no te fiaras de los que, como Krishnamurti, le tienen miedo a la razón y al conocimiento. Generalmente es porque le temen sobre todo a la verdad.

      Debo decir que "el trato" (sic) a Egnor puede considerarse equivalente a sus faltas de respeto. En ese caso, no he encontrado un punto de equilibrio para medir qué es más insultante, cuál maltrato es mayor.

    18. simbol dijo...

      "Mientras yo me quedo sin saber si el "error de Dios" es fundamentalmente genético, fundamentalmente cultural o fundamentalmente económico. Y cuidado, porque subordinar una de estas disciplinas a las dos restantes se me antoja harto difícil."

      Daniel

      Cuando yo era chiquito le echaba la culpa a San Nicolás cuando los juguetes solicitados no llegaban. Todavía sigo creyendo que era error de San Nicolas, aunque no se si la causa era genética (olvidadizo), cultural (no le gustaban los sudacas) o económica (no le alcanzaba la plata para todos). Y no me atrevo a pronuciarme sobre la causa porque se me antoja harto difícil.

    19. irichc dijo...

      Y el error de Dios es enorme.

      Enorme, pero sin fundamento consistente. A algo así debió de referirse Wittgenstein al decir: "Si Dios es un error, es un error demasiado grande". Es decir, es un error que atenta contra demasiadas certezas.

    20. irichc dijo...

      Celebro que no seas relativista, Fernando. Ya tienes algo en común también con el Papa.

    21. menino dijo...

      fernando

      "Comprendo que no sea sencillo entender para todos que:

      a) la conclusión no puede ser "dios existe" si hay dioses contradictorios entre sí;
      b) que la Tierra nunca fue plana, aunque muchos así lo creyeran."

      Existe una Realidad suprema o Dios que puede recibir múltiples nombres:Brahman,Alá,Shiva,Tao,Atón,...."Muchos son los nombre que recibe lo Uno".
      No hay Dioses pues contradictorios ...sino diferentes acercamientos a esa Realidad suprema que cada pueblo o cultura metaboliza según sus propios símbolos locales o costumbres particulares.Pero,en diferentes religiones,siempre ha habido individuos,místicos,que nos han hablado de ciertas verdades comunes y universales,que nace de la experiencia directa de dicha realidad a través de la meditación(verdaderos científicos de la conciencia)(*) o de la oración y no de creencias,dogmas,etc como tu te refieres.
      La confusión está en que tu te refieres a la religión en su sentido exotérico y yo en su sentido esotérico.
      Por cierto que llevo años buscando el libro:" El Raja yoga de San Juan de la Cruz " del hindú Swami Sideshwarananda...¿no es San Juan de la Cruz doctor de la iglesia católica?.Creo que se entiende bien lo que quiero decir.

      "Por otra parte, si no conociera tu aversión al saber, te recomendaría que no te fiaras de los que, como Krishnamurti, le tienen miedo a la razón y al conocimiento. Generalmente es porque le temen sobre todo a la verdad."

      Palabras al aire que se las lleva el viento ... porque no pesan nada.

      (*)DICE EL SEÑOR BUDA que no debemos creer en una cosa, tan solo por oírla; ni en las tradiciones por su antigüedad; ni en los rumores de las gentes; ni en los escritos porque hayan salido de manos de los sabios; ni en las fantasías que sospechemos haber sido inspiradas por un Deva (es decir, derivadas de la inspiración espiritual); ni en las deducciones que podamos inferir de alguna hipótesis que formulemos; ni en lo que parezca lógicamente necesario; ni en la sola autoridad de nuestros instructores y maestros. Pero hemos de creer todo cuanto en enseñanzas orales o escritas corrobore nuestra razón y nuestra conciencia. 'Por esto, (...) os enseñé a creer, no lo que habéis oído tan sólo por oírlo, sino que cuando en conciencia lo creáis, obréis fecundamente y de plena conformidad con ello'"

    22. Celebro que no seas relativista, Fernando. Ya tienes algo en común también con el Papa.

      ¿El papa no es relativista? Si su moralidad es distinta de la musulmana, y cada uno piensa que la correcta es la suya, ¿esto no los hace relativistas a ambos?

    23. IRICHC:

      “Es decir, es un error que atenta contra demasiadas certezas”.

      Lástima que eso no alcance para corregirlo.

      “Celebro que no seas relativista, Fernando. Ya tienes algo en común también con el Papa”.

      Y ambos tenemos pene, sólo que yo lo uso para algo más que para mear o masturbarme.


      MENINO:
      “No hay Dioses pues contradictorios ...sino diferentes acercamientos a esa Realidad suprema que cada pueblo o cultura metaboliza según sus propios símbolos locales o costumbres particulares”

      La conclusión siempre puede ser más coherente: no hay una realidad suprema, sino realidad a secas, y los “acercamientos” relativos a la misma fantasía convierten a esta realidad en un zoológico mitológico.

      “Pero,en diferentes religiones,siempre ha habido individuos,místicos,que nos han hablado de ciertas verdades comunes y universales,que nace de la experiencia directa de dicha realidad a través de la meditación(verdaderos científicos de la conciencia)(*) o de la oración y no de creencias,dogmas,etc como tu te refieres.”

      Los místicos no hacen más que repetir lo que ya saben, en versión alucinada. Si alguien quiere no conocer otra cosa que el delirio, que se ponga a escuchar un místico. Sólo dos especies son útiles: los que convierten en lírica sus fabulaciones (hacen útil la locura) o los que callan. Insisto, hasta un teólogo es preferible antes que un místico. No será la primera vez que con Ortega diga: “Cualquier teología me parece transmitirnos mucha más cantidad de Dios, más atisbos y nociones sobre la divinidad, que todos los éxtasis juntos de todos los místicos juntos”.


      “¿no es San Juan de la Cruz doctor de la iglesia católica?.Creo que se entiende bien lo que quiero decir.”

      Sí, que las verdades se distinguen unas de otras, en cambio todas las mentiras se parecen.

      “Palabras al aire que se las lleva el viento ... porque no pesan nada”

      Dice Antonio Porchia en una de sus célebres Voces: “Nada no es solamente nada. Es también nuestra cárcel”.

      “'Por esto, (...) os enseñé a creer, no lo que habéis oído tan sólo por oírlo, sino que cuando en conciencia lo creáis, obréis fecundamente y de plena conformidad con ello'"”

      Sabias palabras de Buda. Las engarzo con éstas, inscriptas en el Buddhacarita: “la idea de Dios se prueba, mediante argumentos racionales, que es falsa” (Asvaghosa).

    24. Hablando de cosas en común: aquí vemos otra cosa en común que tiene Daniel con los musulmanes (y yo que le digo luterano):

      http://www.evolutiondeceit.com/espanol/index.php

    25. menino dijo...

      Fernando

      En el día de hoy se va a ver lo nunca visto.Tu afirmación de que crees en Dios.Espero no sea la ruina de este blog ateo.Pero empiezo por otras cosas.

      "La conclusión siempre puede ser más coherente: no hay una realidad suprema, sino realidad a secas, y los “acercamientos” relativos a la misma fantasía convierten a esta realidad en un zoológico mitológico."
      ...


      Ya que dices que las palabras de Buda son sabias... y luego afirmas que no hay tal Realidad suprema sino realidad a secas...¿porqué practicó yoga y meditación Buda (y sus seguidores)?¿no era acaso para lograr el Nirvana o la liberación "de esta realidad a secas"?.Luego se deduce que si las palabras de Buda,como dices,son sabias...por coherencia,las tuyas no.El budismo admite la existencia de dioses(devas)...¿en qué "realidad a secas" pues los incluirías?.Cítame las sabias palabras de Buda que confirmen tu afirmación.

      "Los místicos no hacen más que repetir lo que ya saben, en versión alucinada...Insisto, hasta un teólogo es preferible antes que un místico. No será la primera vez que con Ortega... . "

      Buda es un místico.Nuevamente te contradices.

      "“¿no es San Juan de la Cruz doctor de la iglesia católica?.Creo que se entiende bien lo que quiero decir.”

      Sí, que las verdades se distinguen unas de otras, en cambio todas las mentiras se parecen."

      Lo que sí es mentira es parcializar el texto de la persona con la que dialogamos para retorcer su significado original y poner uno distinto.P. ej.:

      "los místiCos no hacen más que Repetir lO que ya saben, EN versión alucinaDa. si alguien quiere no conocer otra cosa que el delIriO, que Se ponga a escuchar un místico"

      Voy a sesgar este párrafo tuyo y elegir las letras puestas en mayúsculas...por tanto,siguiendo tu método, dices: "CREO EN DIOS".Bien,siendo así,no hay mucho más que añadir,salvo que estoy de acuerdo con:

      “la idea de Dios se prueba, mediante argumentos racionales, que es falsa”

      ...porque la aprehensión de Dios no se realiza con idea alguna.Por tanto,cualquier idea que nos hagamos de Dios es falsa.Muy cierto.

    26. MENINO:
      El problema de temerle a la realidad es que podés perder contacto con ella. Lo digo porque me acusás de, cito,

      "parcializar el texto de la persona con la que dialogamos para retorcer su significado original y poner uno distinto"

      cuando la verdad es que eso es lo que vos has hecho para toda tu última intervención. Y lo digo porque yo he acordado con palabras de Buda, pero no con todas. Eso queda muy en claro, para los que no le temen a la realidad, con la lectura de mi mensaje anterior. Esto es, pongo la cita de Buda:

      "`Por esto, (...) os enseñé a creer, no lo que habéis oído tan sólo por oírlo, sino que cuando en conciencia lo creáis, obréis fecundamente y de plena conformidad con ello'""

      e inmediatamente acoto:

      "Sabias palabras de Buda". ¿Acaso he tildado de "sabias" las palabras de Buda referidas a algún dios, si es que las hay? Jamás.
      No deja de extrañarme que tu esfuerzo tergiversador siga camino. Pues luego me salís con la meditación y el Nirvana de Buda para intentar mostrarme cuán tonto soy por no darme cuenta de que éste hablaba de Dios y yo ni me enterado. Craso error. El Nirvana budista o la meditación, fuera de si quieren alcanzar tal "realidad suprema" (sic), no acude a "alcanzar a Dios". Que es, curiosamente, de lo que hemos estado hablando, ya que vos habías equiparado la "realidad suprema" con Dios, como puede leerse aquí:

      "Existe una Realidad suprema o Dios que puede recibir múltiples nombres:Brahman,Alá,Shiva,Tao,Atón,...."Muchos son los nombre que recibe lo Uno"

      Así que, ¿mentira? No sé bien a quién querés engañar con tus malabarismos mal malabarados.

      Para rematarla, la corona de tu repulsa a la realidad queda evidenciada en tu último párrafo. Dice así:

      "estoy de acuerdo con:
      la idea de Dios se prueba, mediante argumentos racionales, que es falsa"
      ...porque la aprehensión de Dios no se realiza con idea alguna.Por tanto,cualquier idea que nos hagamos de Dios es falsa.Muy cierto"


      Esto significa que si nos hacemos la idea de que Dios es bueno, esa idea es falsa. Y que si la idea de que Dios existe aparece, ésta es falsa. Asimismo, la idea de que la aprehensión de Dios no se realiza conidea alguna, es falsa. Ya que Dios no puede ser alcanzado con ninguna idea, ¿por qué postular la idea de Dios?
      Todo lo cual no hace más que darme la razón: misticismo es nada.

    27. menino dijo...

      fernando:

      Voy a centrarme en lo importante de tu mensaje.Nunca pude pasar del primer episodio de los culebrones televisivos.Así pues,he leido por algun lugar lo siguiente que ilustra bastante tu situación:

      “Un maestro zen solía decir que el Buda nunca ha predicado la verdad, viendo que uno debe encontrarla por sí mismo en su interior, y que lo que se sabe de las enseñanzas de Buda no son las enseñanzas del Buda, que tienen que ser una experiencia interior. Luego nos encontramos con una cuestión paradójica: ¿Cuál es la enseñanza última del Buda? No lo entederás hasta que lo tengas'. 'No sean tan ignorante como para confundir el dedo que apunta... con la luna a la que estas apuntando', y dice que el hábito de imaginar que el dedo que apunta es la luna condena todos los esfuerzos por alcanzar la unidad con la Realidad al fracaso total. Había incluso maestros Zen que prescribían a cualquiera que utilizase la palabra 'Buda' un lavado de boca con jabón por estar tan alejado del objetivo de la experiencia inmediata.”

      Las ideas sobre Dios,Realidad suprema,monstruo sppaguetti volador,braman,nirvana indican..pero no definen...señalan...pero nada más¿recuerdas?:el dedo no es la luna.En este sentido indico que las ideas sobre Dios,etc.. son falsas.
      A esa Realidad hay que experienciarla.Todo lo demás que se diga de ella es falso en el sentido indicado y que ilustra my bien el texto del maestro zen.

      Y también leí por algun lugar:

      “Un hombre ciego se desplaza con su bastón. No puede ir sin él; busca y tantea con él en la oscuridad. Si le hablamos de operar sus ojos para curarlos de forma que pueda ver, el ciego preguntará, de forma muy pertinente, “Cuando tenga mis ojos, ¿seré capaz de tantear en la oscuridad con mi bastón?”
      Si le decimos, “No necesitarás tu bastón”, él no podrá creerlo. El dirá, “No puedo vivir sin mi bastón, no puedo estar sin él. Lo que dices no es verosímil. No puedo imaginarlo. Sin mi bastón, no soy nadie. ¿Qué pasará con mi bastón? ¡Dímelo primero!” “.

      Bien.Tu eres el ciego,la operación de ojos es la meditación y el bastón tu razón.

    28. MENINO:
      Es una pena que no hayás pasado de las objeciones principales. Era importante, sobre todo después de acusar a otro (yo en este caso) de mentir. Tan liviana (¿o pesada?) es para vos la realidad que no importa que la obviés. En fin.

      El arsenal de literatura new age (sí, disfrazada de budismo, hinduismo y lameculismo) que posteás a continuación, bien podría ser respondida por un par de otras sabias palabras. Pero antes que eso, que es la estrategia de los lectores de calendarios, prefiero insistir en algo: una cosa es el dedo que señala la luna y otra es el loco que aúlla de terror por los fantasmas, que no son otra cosa que su propia sombra. Y, hablando de sombras, en cuanto a la lata del ciego... uf... No, no niego avanzar a tientas. Pero la diferencia es que yo, bastón en mano, me animo a andar, sin el conformismo de pintarme ojos en los ojos, que nada ven, para emborracharme de tinieblas.