Rss Feed
  1. ENTREVISTA

    El prestigioso antropológo mendocino Luis Triviño presentó su libro El ateísmo. Está dedicado a su gran amigo, el padre Jorge Contreras, recientemente fallecido

    © Fernando G. Toledo

    El antropólogo, docente y ex rector de la Universidad Nacional de Cuyo Luis Triviño se sorprende cuando este periodista lo increpa: «Estoy muy enojado con su libro, Triviño». Quizá supone que quien le habla es un creyente religioso herido por la insolencia de su publicación. «Dígame por qué», pide entonces, poniendo el pecho. «Porque quería ser el primero en publicar en Mendoza un libro sobre ateísmo», responde quien esto firma.
    La broma le cae bien al siempre afable y respetuoso Triviño, porque sirve de prueba de algo que comienza a generalizarse: la aparición, en especial en Inglaterra y los Estados Unidos, de libros que critican a la religión y que han obtenido una enorme resonancia. Su propio aporte, titulado El ateísmo (editorial Diógenes) será presentado mañana [lunes 1 de diciembre de 2008] a las 20.30, en la Caja de Salud. «Ya no se puede ocultar más la crítica religiosa. Se ha generalizado la conciencia de que no hay explicación posible para lo que aseveran las religiones», anota el pensador.
    –Cuénteme sobre su libro El ateísmo, y sobre el subtítulo: «a partir de la sagradas escrituras de las religiones reveladas», que parece acotar estrictamente el enfoque.
    –El subtítulo ubica más bien la fuente de la reflexión. Es un libro pequeño, de unas 100 páginas. El primer capítulo es una suerte de breve autobiografía ideológica. Parto de que fui criado en la religión católica, y cómo a través de los años y los estudios adopté esta postura atea. Después comienzo con las críticas a las distintas religiones. Tomo al judaísmo y los textos de la conquista de la Tierra Prometida, donde se pone de manifiesto un Dios terriblemente sanguinario, que manda a matar, a asesinar. Luego al cristianismo: hablo por ejemplo del Dios trinitario, que es terriblemente sanguinario, porque el Padre de la Trinidad admite que su hijo sufra y muera para alabar la majestad de Dios. Y eso que dejo de lado las cruzadas y la Inquisición. Después analizo el tercer paso del monoteísmo, que es el del Corán. Allí analizo duramente, siempre documentado, cómo es un Dios cruel, cómo es el infierno que pinta y promete al pecador. Luego hay un estudio del Popol Vuh, porque nuestros precolombinos tampoco se quedaron atrás en plantear un dios sanguinario y cruel. Sigo con las contradicciones estrafalarias del Hare Krishna y termino con una crítica del mormonismo.
    –¿Esto no significa oponer a la existencia de un dios la existencia del mal, como se ha hecho de manera clásica?
    –Claro. El tema común a las religiones es encontrar fuera de la realidad concreta, en una entidad espiritual (que se ha inventado), la explicación del mal.
    –El libro tiene una dedicatoria muy especial que, seguro, sorprenderá a muchos.
    –Se lo dedico a Jorge Contreras (cura párroco mendocino), por una razón sencilla: la amistad. Con él trabajamos juntos en el desierto y la cárcel, más allá de toda diferencia ideológica. Le comenté a él hace dos meses sobre este libro. Y me dijo: «me parece que puede ser un trabajo para la reflexión y el diálogo». Por eso decidí dedicarle este libro antirreligioso y ateo. Estaba en prensa cuando él murió. Pero además a Baruch Spinoza. Él adoptó posturas críticas respecto del pensamiento judío de la época y lo excomulgaron. En El ateísmo cito parte del texto de excomunión.
    –¿Cómo se coteja la inexistencia de Dios?
    –En el capítulo final, planteo la alternativa «teísmo laico vs. ateísmo». Hago crítica muy rápida a los intentos del «teísmo laico» y planteo el por qué del ateísmo, pensando qué tipo de Dios podríamos concebir racionalmente: el dios deísta no nos sirve de nada, y otro que crea las cosas pero sigue su providencia, y allí aparecen las barbaridades, las catástrofes, muertes, y el concepto biológico esencial al tema del comercio entre las especies, inherente a la vida. Si un Dios creó la vida la creó con esa inherencia. Un Dios que concibe una realidad y es providente, es racional y éticamente inconcebible. Para mí el ateísmo está demostrado. Por los instrumentos racionales, éticos y empíricos, lo único que nos queda por pensar es que no existe Dios. El universo, la materia, la energía, son inherentes a sí mismos. Han tenido su evolución, pero sin ningún elemento extramaterial. Es inconcebible.
    –Los libros sobre ateísmo y las críticas a las religiones mayoritarias están viviendo un especial auge, sobre todo desde autores de lengua inglesa. ¿A qué cree se deba esto?
    –No lo sé muy bien. En cuanto a mí, no pretendía hacer una «antropología del ateísmo». Que hay predominio inglés está claro, y con mencionar sólo a Bertrand Russell eso está claro. Pero la crítica a las religiones comenzó hace siglos. Por ejemplo, cuando Copérnico propone el heliocentrismo echa por tierra al geocentrismo de Ptolomeo. Eso hablaba de que una afirmación de la Biblia era falsa, nada menos. Las creencias religiosas, en especial de la tradición judeo cristiana, se empeñaron a dar explicaciones disparatadas para tratar de compatibilizar ese «error cometido por Dios». Pero el golpe de gracia fue la teoría de la evolución. Por algo el papa Juan Pablo II tuvo que reconocer que el cuerpo humano proviene por evolución de animales, pero en algún momento Dios «puso un alma». Sin embargo, eso es como querer unir el agua con el aceite. Ése para mí fue el gran reconocimiento de que la explicación científica era superior a la explicación religiosa. Por eso últimamente han surgido todos estos temas: ya no se puede ocultar más la crítica religiosa. No se trata de un Voltaire suelto, ni un Spinoza. Actualmente es una conciencia generalizada de que no hay explicación religiosa posible.
    –¿Cómo definiría su propio ateísmo y cuándo empezó a reconocerse como ateo?
    –Lo señalo en las primeras páginas. Aunque fue un proceso que me resulta muy difícil de narrar. La cosa empezó como una actitud de escepticismo, que es la posición más «livianita». Después vino endurecida por un agnosticismo. Hasta que llegué después de fuertes análisis a la decisión de que no hay nada fuera de la realidad material. Ahí vino entonces el ateísmo. En mi caso fue un proceso paulatino.
    –¿A qué se «enfrenta» especialmente un ateo argentino?
    –A las estructuras eclesiásticas, sin dudas. Recuerdo cuando apareció La puta de Babilonia [de Fernando Vallejo], una revista muy leída hizo un comentario muy breve que finalizaba diciendo: «creyentes, abstenerse». Me parece que el subsconciente le decía que los creyentes iban a reaccionar de manera negativa. No hace mucho, Dawkins dijo que a medida que la ciencia avanza, queda menos espacio para el concepto de Dios. Un obispo de Mendoza, Sergio Buenanueva (obispo auxiliar), dijo que el pensamiento científico permite o no a Dios sólo desde el punto de vista que se adopte. Para mí eso no era correcto: los hechos hablan de que no hay Dios.
    –Aquí sin embargo debo romper una lanza a favor de Buenanueva, porque a pesar de todo hay varios científicos de gran calibre y que también son religiosos...
    –Sí, claro. Que cada científico adopte la posición que se le ocurra, pero cuando se van poniendo de manifiesto los hechos, allí la posición de cada uno dependerá de las opiniones. Si alguien quiere decir que los datos de la ciencia son los que hablan de Dios, que lo pruebe.
    –La presidenta del país, Cristina Fernández, se reunió hace poco con el cardenal Jorge Bergoglio, ¿qué piensa que puede significar esa reunión?
    –La Iglesia, nos guste o no, es uno de los últimos productos derivados de la colonización. Es una estructura que tiene su influencia, sus colegios, sus privilegios... El Código Civil le atribuye todavía a los bienes de la Iglesia el carácter de bien público. Hay un montón de lacras que le dan presencia a la Iglesia como estructura y el presidente de la república tiene que tratar con eso. Hay un fragmento en el Código Civil que habla de la «profesión libre de un culto», pero no habla de la posibilidad de que «no haya» culto. Que el Estado sostenga la religión católica es una injusticia. Los juristas ponen como excusa que como el Estado se quedó con muchos bienes de la Iglesia en el proceso de la Independencia, para resarcirse tuvo que llegarse a esta situación. Pero hoy el asunto no tiene gollete. Es algo que a la Iglesia económicamente lo beneficia poco, y para la juricidad argentina es un escándalo.

    Ésta es la versión completa de la entrevista más breve que publicó Diario UNO de Mendoza.

    Más información: aquí.

  2. 28 comentarios:

    1. Eh! Qué buena noticia!

      ¿Cómo hacemos para cambiar esa parte de la constitución?

    2. GRANO GRUESO dijo...

      Como siempre, muy interesante entrada. Felicidades.

    3. asimov dijo...

      ¿Para cuando por españa?
      1salu2.

    4. Rey David dijo...

      Hola. Escribo para un blog que plantea la libertad de expresión y la verdad frente a la manipulación de los medios (entre ellos, la manipulación religiosa). Por ello te añado a mi blog porque me gusta tu formar de informar.

      Un saludo ;)

    5. Oye, Fernando, y deveras, ¿cuándo escribirás un libro sobre ateísmo?
      Saludos

    6. simbol dijo...

      off topic

      Recomiendo leer:

      http://www.nature.com/nature/newspdf/evolutiongems.pdf

    7. Dark_Packer dijo...

      Nando (permíteme que te llame así, pues el día que deje de hacerlo dejaré de llamarme Dark Packer): ¿sobre qué escribirías si tuvieras que publicar un libro sobre ateísmo? ¿sobre el criptofranquista Gustavo Bueno?

    8. Mi estimado Packer: Me parece incorrecto llamar criptofranquista a Bueno. ¿Lo decís acaso por su sueño de una España extensa? Después de todo, el proyecto de imperio universal español se ha cumplido al menos en un punto: Vuestra merced, en el Viejo Mundo, habláis español; Fernando Gabriel, en el Hemisferio Austral, habla también español, y yo, como antípoda de ambos, en el glorioso e imperecedero Anáhuac, verdadera Mesoamérica, hablo también español. El imperio no es un sueño tan descabellado, al menos en lo que a lenguaje respecta.
      Saludos en español a todos vosostros, ¡oh hispanoparlantes!

    9. Juan Carlos dijo...

      Una magnífica noticia: el autobús ateo va a llegar a Madrid, pese a las protestas histéricas de la Reacción española.

      http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=29101

    10. ARIAS:
      Como considero que gracias a este blog también estoy aprendiendo, y mucho, he esperado un tiempo prudencial antes de decir: «ahora puedo ponerme a escribir un libro así». Bueno: aunque puedo seguir aprendiendo, y mucho, ahora puedo ponerme a escribir un libro así.

      DARK:
      El libro sería una crítica a la religión, un libro sobre ontología, un libro materialista; no sobre un ateo particular. Pero llamar «criptofranquista» a Bueno es o no saber lo que se habla o acusar a otro de lo que uno mismo es (digo porque el franquismo fue un nacionalcatolicismo, ¿no?).

    11. M U Y I M P O R T A N T E :

      Estoy de vacaciones y mi acceso a internet es limitado. Disfruten aunque yo lo haré más. Espero.
      Saludos a todos los presentes.

    12. JUAN CARLOS:
      Además de decirte algo que no he dicho (que me alegro que estés de nuevo en el blog), es una lástima que, ya que va a hacerse una campaña de este tipo, el mensaje sea tan confuso, cercano al «ateísmo vergonzante». Ya he hablado de eso en la entrada El autobús ateo.

    13. Juan Carlos dijo...

      Fernando:

      Sí, en efecto, la expresión "probably" sobra en el mensaje de la "guagua atea". El propio Richard Dawkins expresó su disconformidad con su inclusión, pero los patrocinadores de la empresa decidieron que de esa forma se iban a "herir menos sensibilidades". Ciertamente, con ello se deja un mensaje más próximo al agnosticismo (es decir, al "ateísmo vergonzante") que al ateísmo propiamente dicho. De acuerdo con la clasificación de un filósofo llamado Gustavo Bueno, la increencia expresada en los anuncios del autobús ateo sería un "ateísmo existencial positivo", que sólo niega la existencia de Dios pero no su esencia, y de la cual se concluye la postura moral del agatonismo. El ateísmo esencial podría inspirar un eslógan como éste: "La idea misma de Dios es imposible y absurda, y en consecuencia su existencia es falsa. Así pues, adopte el materialismo filosófico y abandone su vacua felicidad canalla de consumidor satisfecho".

      A mí me gustaría más el segundo eslógan pero, viendo el nivel de irracionalidad y de superstición que existe ahora mismo en el mundo, me parece que el eslógan del bus ateo, pese a sus deficiencias, va así y todo por el buen camino. Un saludo.

    14. pixel dijo...

      y luego sigue el avion ateo!!... saludos escepticos

    15. pixel85 dijo...

      citando al reverendo Harris: "El ateísmo no es más que el ruido que la gente razonable hace cuando se topa con el dogma religioso... No existe ninguna sociedad en la historia escrita que haya sufrido porque su gente se volviera demasiado razonable". salu2

    16. Juan Carlos dijo...

      Dark Packer:

      ¿Qué significa exactamente "criptofranquista"? "Cripto" significa "oculto", como ya sabemos. Así pues, ¿Gustavo Bueno es un "franquista oculto"? Pero, ¿oculto de quién, de la opinión pública, de la "izquierda", de la prensa, o tal vez de sí mismo? ¿Y por qué es un franquista? Supongo que no será por defender la unidad de España, ya que entonces muchos de los que lucharon en el bando republicano durante la Guerra Civil también debían de ser "franquistas" (¿o tal vez "criptofranquistas"), incluidos el Presidente de la República Manuel Azaña, el socialista Indalecio Prieto y los comunistas José Diez, Vicente Uribe y Dolores Ibárruri, "la Pasionaria", todos los cuales no sólo defendían una España unida sino además con un poder central fuerte.

      En cuanto a la Iglesia Católica Española, no es en absoluto "criptofranquista" sino abiertamente franquista, sin ningún ocultamiento ni disimulo. Sigue defendiendo la plena confesionalidad católica del Estado y la concepción de España como "último bastión católico de Occidente", sigue pensando que sólo un partido clerical y bendecido por sus obispos y arzobispos tiene derecho a gobernar (y por derecho divino, además), sigue conservando en muchísimas iglesias los lemas y los símbolos del franquismo, se opone frontalmente a que los familiares vivos de los republicanos muertos puedan sacar sus cadáveres de las fosas comunes con el fin de identificarlos y darles un entierro digno, y por si fuera poco hasta se opone a la Teoría de la Evolución. La verdad es que no sé qué hace Bueno en medios como Popular TV, una televisión en la que, por ejemplo, se emiten programas en defensa del Creacionismo, pero tampoco voy a ser yo quien critique a Bueno por eso; cada uno es muy libre de hacer lo que quiera, y si es posible colar un mensaje ateo en una televisión de beatos supersticiosos, reaccionarios y meapilas, pues entonces mucho mejor.

    17. Dark_Packer dijo...

      Juan Carlos, si lees los comentarios de Jorge Méndez al final del post anterior entenderás porque digo "criptofranquista".

    18. Juan Carlos escribió:
      "La idea misma de Dios es imposible y absurda, y en consecuencia su existencia es falsa. Así pues, adopte el materialismo filosófico y abandone su vacua felicidad canalla de consumidor satisfecho".

      Si bien estoy de acuerdo con que la idea de Dios es imposible y absurda y también lo estoy con la crítica al hedonismo canallesco que no conduce a nada, no me parece que el FILOMAT sea una consecuencia inexorable de lo anterior, ya que:
      a)También Holbach, Feuerbach, Faure, Martin, etc. sostenian que la idea de Dios era contradictoria e imposible, pero no defendian la presunta existencia de una "materia trascendental" ni menos creían en los supuestos 3 géneros de materialidad de la ontología del FILOMAT.
      b)También Heráclito, Séneca, Marco Aurelio, etc. criticaban el hedonismo; pero no por eso creían en una ética materialista sustentada en una presunta "materia trascendental".

      Saludos.

    19. Comentarios
      1-Yo nunca he dicho que Bueno sea "criptofranquista", sólo dije que Bueno estaba aliado con la ICAR porque ambos tienen enemigos comunes; a saber: el Islam, el gobierno "socialfascista" y el protestantismo.
      2-Que Bueno sea nacionalista no lo hace criptofranquista, ya que si bien todo franquista o criptofranquista es nacionalista español, la recíproca no es verdadera ya que no todo nacionalista español es (cripto)franquista como no lo fueron ni lo son los falangistas, los neonazis neopaganos, los nacionalrevolucionarios, etc.
      3-¿La ICAR española es franquista?¿lo es la ICAR de vascongadas que apoya a los...etarras no muy devotos del generalísimo?. Yo creo que la ICAR no es ni franquista ni antifranquista, sino más bien es OPORTUNISTA ya que si bien apoyó al franquismo en sus inicios y en sus momentos de gloria, no vaciló en tirarlo por la borda (con los tecnócratas del Opus)cuando vió que el régimen nacionalcatólico no podía continuar tal cuál (cosas
      de la geopolítica de Washington), y es que la ICAR española es sólo una sucursal del Vaticano (Estado extranjero) y éste tiene su propia ideología e INTERESES que no se supeditan a ninguna ideología foránea (sea el nacionalcatolicismo español o el fascismo italiano)y por eso el vaticano en realidad nunca está a favor de un bando, sino que da sus apoyos en función de quién es el más fuerte en la contienda y eso explica porque la Icar apoyó a los fascistas y nazis al principio para después...traicionarlos apoyando a los aliados (colaboración de Montini con la OSS, etc.). Cosas
      de la versatilidad y el maquiavelismo vaticano.

      Saludos

    20. Juan Carlos dijo...

      A Jorge Méndez:

      - He empleado el término "materialismo filosófico" en general, y no como referencia específica al Filomat de Gustavo Bueno y su escuela. Es decir, lo he empleado en el mismo sentido en que se emplea habitualmente, y no desde la postura filosófica de la escuela de Bueno.

      -En segundo lugar, el concepto de "nacionalismo" no es unívoco. En palabras de Bueno, es un concepto funcional, cuyo significado depende siempre del valor de las variables empleadas. Decir de alguien que es "nacionalista" es decir muy poco, o casi nada, si no se especifican las variables que se están utilizando, sobre todo el concepto de "nación". No es lo mismo entender la nación como un ente natural que como un ente artificial, como una nación étnica que como una nación política. Si se quiere, Bueno sería un nacionalista político, cuya postura es incompatible por tanto con el nacionalismo étnico propio de los falangistas, los neonazis, los nacionalrevolucionarios, etc... El nacionalismo de Bueno es jacobino, no romántico-étnico-reaccionario.

      -Lo que ocurre es que el "franquismo" no fue ni es algo monolítico, sino que desde siempre incluyó en su seno múltiples corrientes contrapuestas. Los dos pilares básicos del régimen franquista fueron la Falange y, desde los años 50 en adelante, el Opus Dei. Asimismo, el franquismo tuvo una serie de aliados que no eran en absoluto franquistas: los monárquicos, los democristianos, los liberales, los carlistas y los nacionalistas vascos.

      Por otro lado, es falso que la ICAR tirara por la borda el franquismo cuando --supuestamente-- ya no lo necesitaba. La jerarquía eclesiástica católica fue fiel hasta el final al Caudillo, y sólo tras la muerte de éste se avino a aceptar de mala gana algunos cambios liberales, pero sin pretender renunciar a un solo ápice de su poder político e influencia social. Es cierto que la ICAR se caracteriza por su oportunismo y su maquiavelismo político, pero precisamente por eso sigue siendo al día de hoy franquista en España: porque los poderes fácticos y mediáticos que mandaban en el franquismo siguen mandando hoy, y porque la mayoría de los cargos políticos, tanto de la "derecha" como de la "izquierda", pertenecen a familias de destacados prohombres del anterior régimen.

      Lo de la Iglesia del País Vasco, con su defensa explícita del nacionalismo separatista (a ETA la defienden sólo los curas más radicalizados, si bien es cierto que los fundadores de la ETA fueron todos seminaristas) no se contradice con el hecho de que la ICAr sea franquista a nivel nacional. No hay que olvidar que el nacionalismo vasco, si bien en un principio fue partidario de la república para conseguir la autonomía, posteriormente traicionó al bando republicano y se unió a los nacionales. No era de extrañar, dado que el nacionalismo vasco fue y sigue siendo ultra-católico y ultra-conservador. Del mismo modo que el nacionalismo vasco ultramontano fue aliado del franquismo en el pasado (aunque la rama "cristiano-marxista" de ETA le saliera rebelde), hoy en día sigue siendo aliado del régimen postfranquista. Un régimen que ya no es centralista como el de Franco sino federal, pero hay que tener en cuenta que el federalismo en España lo impusieron destacados prohombres del franquismo como Manuel Fraga.

    21. A Juan Carlos

      -Pues el sintagma "materialismo filosófico", conque pretenden adornarse los buenistas, es un pleonasmo ya que todo materialismo es filosófico o metacientífico (aunque algunos materialistas no lo vean así), ya que la misma categoría de materia es meta-científica y no se limita a las ciencias físicas. Así que me parece que con el uso de ese pleonasmo no indicas cuál es el materialismo específico que defiendes pues como tú sabes hay muchas doctrinas que se llaman a sí mismas "materialistas" (fisicalismo, Diamat, materialismo científico, Filomat, etc.), y lo mismo pasa con los diferentes idealismos.

      -¿Donde he dicho que el nacionalismo sea unívoco?. Simplemente dí ejemplos de nacionalismos no franquistas y en ningún minuto me referí en específico al nacionalismo político de Bueno y los suyos ni mucho menos establecí analogías entre el nacionalismo jacobino de Bueno y los otros nacionalismos mencionados por mí.
      ¿el nacionalismo de los falangistas era étnico?¿y a que etnia defendían?¿a los celtas?¿a los celtíberos?¿a los mediterráneos quizá?.

      -Como yo no definí al franquismo sino que solo lo mencioné a propósito de un comentario falaz de Paco, entonces no tengo nada más que decir al respecto.

      -La ICAR sólo es fiel a sí misma y a sus intereses y no a un decadente tardofranquismo que dió paso a un régimen continuista (la democracia coronada) en lo económico y en...las regalías al Vaticano, claro. La Icar no fue fiel al decadente caudillo, ni al Führer, ni al Duce, ni a Pinochet sino que sólo es fiel a su PAPA, el vicario de Cristo, el único caudillo que tiene y reconoce la santa Icar.
      Dices que la Icar fue fiel al caudillo, pero no veo que ahora la Icar lo tenga en un pedestal o que esté en vías de canonizarlo (aunque si ha canonizado a muchos curas víctimas de la república, en cuanto sacerdotes de la ICAR)y, para más inri, la derecha española se avergüenza que la tilden de franquista, ¡vaya "franquistas" que resultaron ser la Icar y la derecha!¿no?;-).
      Vaya, ahora resulta que los poderes fácticos y mediáticos son "franquistas", sólo porque mandaron en el franquismo, pero resulta que muchos de esos poderes fácticos (ejército, realeza, terratenientes, grandes familias aristocráticas, etc.) también mandaron en la época de la monarquía pre-franquista, ¿me quieres decir que también esos poderes eran franquistas antes de Franco?(sic). Me parece que cometes una falacia genética ya que pretendes que porque ciertos individuos pertenecen a familias ligadas al franquismo, ergo esos individuos son franquistas abiertos o encubiertos, lo que es completamente falso ya que, por poner ejemplos, no porque al atlantista y pro-yanki Aznar haya sido falangista en su años mozos,se concluye que sigue siéndolo en la actualidad(sic) y no porque Javier Solana haya sido izquierdista anti-OTAN en su juventud se sigue que también lo era cuando era secretario general de la misma...OTAN (sic).
      ¿Que el ETA es aliado del régimen postfranquista?¿y de cuál régimen postfranco?¿del régimen del PSOE o del PP?ya que no hay un único régimen post-franquista que yo sepa,aunque aventuro (atención:conjetura) que puede ser más aliado del PSOE (a pesar de los GAL) que del PP que no se aviene mucho a negociar con terroristas.

      Saludos.

    22. Juan Carlos dijo...

      A Jorge Méndez:

      -El término "materialismo filosófico" sólo es un pleonasmo si uno parte de una posición filosófica plenamente asumida como tal. No pocas personas cultas, inteligentes y bien informadas (como Steven Weinberg o Victor J. Stenger) hablan de "materialismo científico", pretendiendo con ello que su materialismo no es en absoluto filosófico; el propio Bunge habla también de "materialismo científico", si bien no niega que se trate de un materialismo filosófico, cuya materia sería la proporcionada por las ciencias. Asimismo, el "materialismo cultural" de Marvin Harris, así como el "materialismo histórico" marxista (al menos en sus versiones más cientifistas), no fueron concebidos como materialismos filosóficos sino como programas de investigación en las ciencias sociales.

      Por otro lado, la expresión "materialismo filosófico" no sería un pleonasmo porque el propio diccionario de la lengua recoge como segunda acepción de "materialismo" la siguiente: "Manera de vivir de las personas que sólo tienen en cuenta los bienes materiales y el placer inmediato". Esta acepción "vulgar" del materialismo podría considerarse también como una "filosofía" en sentido amplio, o como una filosofía mundana, pero en cualquier caso no como un "materialismo filosófico", que se refiere a un conjunto de filosofías académicas.

      -La verdad es que siento una enorme repugnancia al tener que discutir temas tan lamentables y deprimentes como el de la política, y sobre todo el de la política española, un asunto en el que hay opiniones para todos los gustos y en el que la propia postura ideológica es el factor determinante. De todas maneras, debo decir que Jorge Méndez sigue aquí su estrategia habitual: caricaturizar y distorsionar la postura del adversario hasta convertirla en una especie de fantoche al que resulta muy fácil desacreditar, hasta el punto de arrojar dudas incluso sobre la capacidad de sindéresis racional del adversario. Jorge Méndez no pretende rebatir cuanto "inhabilitar" al adversario como tal. Sólo desde esta increíble prepotencia pueden explicarse cosas como la pretendida refutación de la ontología materialista de Bueno (desarrollada por éste en varios libros y numerosos artículos) en unos párrafos apresuradamente escritos en una bitácora; a raíz de su lectura, cualquiera que no hubiera leído nada de Bueno pensaría que éste es un ignorante o un insensato sin el más mínimo conocimiento de lógica ni de álgebra elemntal. Jorge Méndez usa y abusa de la falacia del hombre de paja, pero en su caso intentaré evitarla y ceñirme a la crítica de lo que considero opiniones más o menos informadas pero erráticas.

      -He dicho que la jerarquía de la Iglesia Católica española fue fiel al Caudillo hasta el día de su muerte (no que le siga siendo fiel en la actualidad, lo cual sería un contrasentido y un absurdo). Con ello quiero decir que nunca puso en duda la legitimidad del Régimen de Franco ni el puesto de absoluta preeminencia del Caudillo, más allá de enfrentamientos puntuales por cuestiones como el nombramiento de los obispos.

      Por otro lado, Jorge Méndez parece presa del "mito de la derecha" denunciado por Gustavo Bueno en su último libro. Méndez habla de la "derecha" española como si se tratara de un género porfiriano, con atributos esenciales y enfrentado maniqueamente a una "izquierda" que al parecer también ve como otro género porfiriano. Seguramente Jorge Méndez identifica la "derecha" española com el PP, pero hay que decir que no sólo el PP rechaza el calificativo de "franquista", sino que también niega ser "derecha". Por otro lado, una cosa es el PP y otro la cúpula de la ICAR, por más estrechas que sean las relaciones entre ellos (de hecho, la ICAR tuvo bastantes enfrentamientos con el gobierno "derechista" de Aznar).

      Jorge Méndez vuelve a mostrar su hábito de pensar en términos de conceptos porfirianos, esencialistas y eternos, cuando señala que "ejército, realeza, terratenientes, grandes familias aristocráticas, etc. también mandaron en la época de la monarquía pre-franquista", como si la ideología política, las características socioeconómicas y la influencia social y el papel político de esos sectores sociales hubiera sido el mismo en la Restauración Borbónica que en el franquismo y en la democracia coronada. Por tanto, esos poderes no eran "franquistas" antes de Franco sencillamente porque eran distintos de lo que serían bajo el franquismo (entre otras cosas, durante la Restauración su ideología era la derecha liberal, mientras que en el franquismo fue la derecha socialista; asimismo, durante el franquismo la burguesía financiera e industrial y las clases medias urbanas fueron adquiriendo cada vez mayor poder, desplazando a los terratenientes, la nobleza y las grandes familias aristocráticas).

      Jorge Méndez sigue utilizando la falacia del hombre de paja al pretender ridiculizar mi postura como fruto de la falta del razonamiento lógico más elemental. Recomiendo a Jorge Méndez que lea el artículo de Gonzalo Puente-Ojea titulado "Del confesionalismo al criptoconfesionalismo", en La influencia de la religión en la sociedad española. Entonces Méndez comprendería que lo que pretende descalificar como una ridícula "falacia genética" (que alguien sea franquista si es hijo de un franquista, en su interpretación) es algo más complejo. No se trata de que los actuales cargos públicos y las grandes familias de la oligarquía financiera y terrateniente sean "franquistas" porque sus papás fueran franquistas --con lo que todo quedaría en el terreno de la psicología social y de la educación familiar-- sino de algo mucho más importante: el fin del régimen franquista no trajo consigo la retirada de las grandes familias que había detentado el poder político y económico durante el franquismo, sino la pervivencia de éstas como los amos absolutos ligeramente maquillados y disfrazados con una máscara "liberal". Ello puede apreciarse en el hecho de que las familias más poderosas de España siguen siendo las mismas del régimen franquista, y que una cantidad muy considerable de los cargos públicos y de los dirigentes políticos provienen de destacadas familias franquistas. Las posturas ideológicas que estos prohombres puedan tener no son pertinentes: muchos de ellos, sin duda, incluso se consideran anti-franquistas, pero esto es lo de menos: lo importante es que todas las estructuras políticas, económicas, jurídicas, judiciales y policiales del franquismo siguen en pie, prácticamente tal cual fueron diseñadas por el Caudillo y sus seguidores en los años 40. El sistema franquista se ha perfeccionado hasta el punto de que ha sido capaz de adoptar una máscara liberal y pluralista (en apariencia), e incluso algunos de sus prohombres se muestran como anti-franquistas declarados, pero las estructuras de poder y dominación son las establecidas por el régimen franquista. Hasta el Estado español sigue siendo confesional (o "criptoconfesional", en palabras de Puente-Ojea).

      Por último, yo no he dicho que ETA sea "aliada del actual régimen postfranquista". Una vez más, Jorge Méndez quiere convertirme en un hombre de paja. Yo me he limitado a señalar una obviedad: que el Partido Nacionalista Vasco, partido separatista y racista, no sólo gobierna desde hace casi 30 años en las Vascongadas, donde ha impuesto un verdadero régimen de apartheid, sino que además es uno de los pilares fundamentales del régimen de la democracia coronada, como lo demuestra no sólo su importante representación en el Congreso y el Senado, sino por su carácter de "partido bisagra" necesario para la gobernabilidad de los partidos nacionales. Por otra parte, la nefasta Ley D'Hont privilegia a los partidos nacionalistas y regionalistas, haciendo que tengan una representación absolutamente desproporcionada respecto al número de votos recibidos.

      Jorge Méndez demuestra que entiende muy poco de la situación de la España actual cuando pregunta de qué régimen hablo, si del "régimen del PP" o del "régimen del PSOE", cuando evidentemente ambos partidos no son sino los partidos oficiales de la democracia coronada, los dos pilares fundamentales del régimen junto con los partidos nacionalistas y los grupúsculos de extrema de izquierda, cada uno de los cuales desempeñan su función como sostenedor y legitimador del régimen y de su supuesta "pluralidad". Sólo hay que ver que el PP y el PSOE, pese al esperpéntico circo mediático que tienen montado, de hecho coinciden en casi todo lo fundamental: ambos son rabiosamente monárquicos, constitucionalistas, federalistas, partidarios de la descentralización y de los "hechos diferenciales", defensores de la economía neoliberal, partidarios del "Estado corporativo" (basado en la alianza de intereses entre las grandes empresas, los políticos y las cúpulas sindicales), beneficiarios del caciquismo autonómico y de las redes clientelares, fundamentalistas democráticos y copartícipes de la metafísica irenista, progresista y armonista del krausismo. Los dos son igual de corruptos, incompetentes y autoritarios. El régimen, por tanto, los necesita a ambos.

      Recomiendo a Jorge Méndez que, antes de tachar al adversario poco menos que de "débil mental", se instruya algo más sobre aquellos temas que no conoce bien y que no se deje llevar por los tópicos. Así, por ejemplo, Jorge Méndez no sólo desconoce el significado de la expresión "nacionalismo étnico" o "cultural" al preguntar "qué etnia defiende" (como si los nacionalismos étnicos "defendieran etnias"; espero que Jorge Méndez evite cometer el ridículo tras su próxima consulta a la Wikipedia), sino que además se confunde respecto a los fundamentos ideológicos del falangismo español. El etnicismo del falangismo español se encuentra en su concepción de la nación como "comunidad nacional", un concepto directamente tomado del nacional-socialismo alemán ("volksgemeinschaft") por Ramiro Ledesma Ramos y por José Antonio Primo de Rivera; la "comunidad nacional" es un sujeto colectivo, un auténtico organismo conducido por un alma o espíritu de la nación, dotado además de una única "voluntad nacional" supuestamente eterna e irrenunciable; dicha "voluntad nacional" se mantenía a través de las generaciones y se enraizaba en una comunidad histórica, en un "pueblo" dotado de una misma cultura portadora de valores eternos y universales, un "pueblo" que Primo de Rivera llegó a identificar con los godos y los hispanos romanizados y del que siempre excluyó a los judíos (pese a que jurara y perjurara que él no era anti-semita).

    23. A Don Juan Carlos

      -Es irrelevante que los fisicalistas o los marxistas hayan visto a sus materialismos como un compendio de las ciencias (plano emic), ya que todo materialismo es filosófico (plano etic), ya que las mismas ideas de materia, realidad, naturaleza, etc. que trata la ontología materialista son filosóficas o metacientíficas y no conceptos físicos o sociológicos. Y eso de que los materialismos cultural y marxista serían "programas de investigación" parece sacado de Lakatos, pero no de los clásicos del marxismo.

      Dices que, según el diccionario, el materialismo no se reduce a filosofía, porque diría en una acepción "vulgar" que es sinónimo de hedonismo o de disfrute de placeres;pero tú no tomas en cuenta que:
      a)Esa acepción es puramente IDEOLÓGICA y forma parte de la eterna campaña religiosa para enlodar al materialismo rebajandolo a un epicureímo para cerdos (paralela al descrédito al mismo Epicuro que era más estoico que "hedonista").
      b)Esa acepción es lo que algunos neokantianos llamaban "materialismo práctico" que diferenciaban del materialismo teórico, mucho más serio, y hasta señalaban que era una falacia de confusión de conceptos pretender reducir el materialismo teórico al práctico o hedonista.
      c)Pues aunque el hedonismo no guste a algunos hay que reconocer que es una legítima doctrina ética (el bien es el placer o la mayor cantidad de placer para el mayor número)y, por ende, FILOSÓFICA (la ética es rama de la filosofía)así que la objeción tuya no sirve para negar que todo materialismo es filosófico lo sepan o no sus defensores, lo quieran o no sus adictos mira que esos subjetivismos psicologistas son irrelevantes a la cuestión.

      -Tú cantaleta de que pretendo ridiculizarte y usar malas artes sofísticas ahorrátela, y responde racionalmente a las cuestiones y no lanzando falsas acusaciones contra mi con aires de víctima mira que eso no es más que una falacia del espantapájaros mezclada con la falacia ad misericordiam.
      Y me parece curioso que alguien que dice que no es buenista, pero si "materialista filosófico", sin especificar de que materialismo con apellido está hablando, me regañe falazmente por mis criticas a Bueno inventando el muñeco
      de paja que trato a Bueno como un retrasado e ignorante lo que es completamente FALSO, sin siquiera haber "saludado" mi breve crítica que al parecer para Don Juan Carlos es demasiado baja e inferior como para medirse con las ciclópeas construcciones "dialécticas" de su maestro Bueno.
      Francamente, creo que alguien está cometiendo la falacia del hombre de paja...y no soy yo precisamente.

      -Y yo simplemente digo que no es necesario que la icar sea "fiel" como una esposa abnegada al caudillo de turno, Duce, Führer, Capitán general, presidente, primer ministro, etc. de un país cualquiera para no dudar de la legitimidad de un régimen cualquiera que la beneficie. Y la Icar española es fiel únicamente a Roma (el vaticano) y no a la Moncloa, aunque se beneficie de las regalías y exenciones de impuestos que ordena esta, ya sea en la época franquista o en épocas más actuales (como en el último gobierno de Aznar).

      -No, yo no soy víctima ni de las clasificaciones de Bueno (como otros) ni menos del mito de la derecha ya que se sabía antes de Bueno (ni Bueno ni la guerra son los padres de todas las cosas) que había más de una derecha y en todo caso yo uso el término "derecha" sólo como algo coloquial (al igual que la palabra "Dios"), ya que después de la guerra fría no tiene mucho sentido esa caduca distinción entre izquierdas y derechas que, al parecer, siempre terminan "equalizandose" y aplicando los mismos programas económicos. Es una falacia del hombre de paja pretender que yo creo en una derecha "eterna" cuando nada es eterno ni absoluto (como he dicho en más de una ocasión) y esa "derecha", como toda "superestructura" política e ideológica, es un producto histórico como enseña el marxismo, así que para criticar las metafísicas esencias porfirianas, que nadie defiende aquí, no se necesitan las pesadas y enredadas alforjas buenistas que usa Don Juan Carlos (aunque los buenistas crean lo contrario).
      Y termino por ahora ya que tengo cosas por hacer. Será para otra ocasión señor "materialista filosófico" (¿o será buenista dicho sea en castellano?) ;-).

      Saludos cordiales.

    24. Dark_Packer dijo...

      Cuando hablé de "criptofranquismo" referido a Bueno, me refería a lo que un autor ha afirmado recientemente: que el franquismo no ha sido superado psicológica y sociológicamente, es decir, que hay ciertos, tics, ciertas formas de pensar, que continuan vigentes. Y a mí me ha parecido percibirlas en Gustavo Bueno.

    25. Anónimo dijo...

      «ateísmo vergonzante» es el que tiene al que se le hizo la entrevista. Ser amigo de un geocentrista es vomitar sobre el intelecto y el amor propio.
      No pienso comprarle el libro al tipo ese.
      Me gusta TU blog.
      Salúdos!!

    26. Anónimo dijo...

      che avisenle a estos tipos que la teologia estuidia cientficamente los hechos de dios y asi esas teorias paganas como las del eslabon perdido, si esta perdido como saben que existe?eso no es fe? jeje. che y que raro que si son ateos sepan tanto de religion.si es antropologo no conocera el hecho en que uns cientificos geologos abrieron las puertas del infierno, busquen en you tube articulos relacionados con este hallazgo CIENTIFICO...beshoos

    27. Para los que no es de público conocimiento, Luis Triviño falleció el 4 de marzo, en Mendoza.

      http://edimpresa.diariouno.com.ar/2009/03/05/nota206825.html

      Se recomienda la lectura del artículo «Triviño no fue al cielo»

      http://www.mdzol.com/mdz/nota/108430-Trivi%C3%B1o-no-fue-al-cielo/