Rss Feed
  1. El poeta material

    domingo, junio 02, 2013





    Luis Benítez (*)

    Hace apenas 600 años, la cultura occidental comenzó a liberarse de la muchas veces milenaria noción sobrenatural de la realidad y colocó al hombre en el centro del universo, del mismo modo que, míticamente y bastante tiempo antes, el joven Zeus arrojó a su padre Cronos de la primacía, para reinar él en su lugar.
    Para la cultura occidental, el universo se transformó en una suerte de gran mecanismo de relojería, cuyas leyes había que descubrir y aprovechar.

    Luego, hace poco más de 100 años, la cultura descubrió algunas cosas más: que la inmensa, mayor parte del universo seguía siendo desconocida, que cuando más conocía del universo simplemente descubría que era menos lo que sabía de él y que el hombre no era el centro del cosmos, sino apenas una parte más, aunque, hasta donde sabemos, la única capaz de reflexionar sobre sí misma y sobre cuanto la rodea. O sea: el hombre es la materia que reflexiona sobre sí misma.

    Si buscamos una fuente de conflictos, ninguna nos dará tantos argumentos, tantas posibilidades como esta condición, que es la de lo humano. Ello, porque desató inmediatamente un mar de contradicciones, antagonismos, deseos reñidos con la razón, razones que chocaron y chocan contra la evidencia.

    ¿Cómo, la materia que reflexiona, puede comprender quién es ella y qué cosmos habita, cuando comprende que cuanto ve y define está teñido por la subjetividad, rasgo constitutivo del que no puede escapar, porque éste es, precisamente, una parte intrínseca de ella? Así lo Real, la esencia misma de la materia, escapa siempre de los alcances de la materia que piensa, el hombre.

    Aquí volvemos a evocar, una y otra vez, las palabras siempre exactas de Jorge Enrique Ramponi: «El hombre quiere amar la piedra, su estruendo de piel / áspera: lo rebate su sangre, / pero algo suyo adora la perfección inerte».

    Porque la poesía ha sido siempre, felizmente, no sólo territorio de mistificaciones y de monederos falsos, de componendas y adulteraciones, como lo han sido y lo son todas las actividades humanas, es que ha encarado también la resolución –imposible, seguramente, al menos dentro de las capacidades actuales de la mente- de este enigma que alguna vez Edipo escuchó de los labios de una Esfinge.

    La auténtica poesía siempre se ha distinguido más por los alcances de sus fracasos que por los de sus aciertos y el solo hecho de que se proponga resolver el enigma de lo material pensando lo material, como lo hace la genuina poesía contemporánea, da una idea aproximada de su valor. Valor, también en el sentido de coraje.

    Porque hay que ser muy valeroso, también, para dejar de lado las modas literarias, refugio seguro de los que no tienen nada que decir pero lo hacen; de aquellos que creen que la poesía es mera forma y no forma y sentido, tan bien amalgamados que la una está en el otro «como la madera en el árbol», feliz definición de otro gran poeta, el chileno Vicente Huidobro. Se debe ser muy atrevido para avanzar por lo desconocido buscándolo en cada verso, como lo hace lo que se dio en llamar una «poesía de ideas», como si alguna vez la poesía pudiera escribirse a sí misma sin tenerlas. Hay que ser muy valiente para siquiera intentar, simplemente, ser poeta.

    Yo admiro muchas cosas en la poesía de Fernando G. Toledo y una de ellas es su valentía.

    Fernando G. Toledo (foto de Camila Toledo).


    Porque arriesga todo sin saber si va a encontrar algo en lo desconocido y como queda dicho, todo lo es en nosotros y en el universo que habitamos. Porque recogió el guante de lo material y su poesía atiende a resolver el enigma desde lo material; podemos decir que Toledo es el poeta de lo material consciente, aquella avanzada.

    Así, en su último libro, Mortal en la noche, el autor describe sus itinerarios con plena conciencia, cuando dice en uno de sus textos más logrados, Ateo poeta: «Exento de piedad, supersticiones, / Y fábulas de vacua trascendencia, / Rodeado de mitos bimilenarios / Y una corte de anchas apologías, / El poeta materialista ensaya / (No sin pasión, con algo de pudor) / Un modesto lamento de inmanencia».
    Los versos anteriores son una verdadera ars poetica, una clave importante para indagar en la multitud de significados que contiene este breve pero intenso y muy hondo volumen, que requiere de repetidas lecturas para acceder a los registros que hace el autor.

    Ello, no por la oscuridad de su expresión, que no hay tal: Toledo usa muy bien un lenguaje engañosamente simple para involucrar en un solo verso una vasta polisemia; en dos versos la combinación de las relaciones establecidas entre ellos; en tres, un despliegue de sentidos que seguirá multiplicándose hasta el verso final, cuando como en una cámara de espejos, el poema todo –a su vez– se combine con las polisemias provenientes de los otros poemas que encontramos en Mortal en la noche, para pintar una atroz y fascinante universo, allí donde la condición humana, la de materia que se piensa a sí misma, fracasa una y otra vez, tal es su destino, en fijar sus límites y poder nombrarlos; esa es, precisamente, su grandeza. Que alguien pueda escribirlo, es una hazaña más de la poesía contemporánea.

    Mortal en la noche es una Capilla Sixtina a la que le falta, felizmente, Dios.

     
    (*) Buenos Aires, 28 de abril de 2013.

    Seis poemas de 
    Mortal en la noche


    Gesto en el universo

    La abundancia sideral del mundo allá afuera
    No parece bastarme por sí misma: busco
    Entre toda esa madeja algo que volcar
    En un poema.
    Pero un perro se hace oír a lo lejos
    Resolviendo antes que yo sus asuntos,
    Y pienso en esto que ahora
    Voy a poner por escrito:
    Un ladrido como un acto reflejo
    Contra algo que se mueve en la noche.

    *

    Codo a codo

    El médico es ecuánime: concede
    La heroica salvación de su paciente
    A la pericia de los cirujanos
    Y a que la bala «sólo por milagro»
    (Ya que no de otro modo ha de llamarse)
    Arrancó apenas parte del cerebro,
    Dejando en manos de la medicina
    El tramo sangriento del salvataje.
    Digamos que fue un trabajo en equipo.
    Los doctores removieron pedazos,
    Soldaron el cráneo, hicieron suturas,
    Y Dios consintió un disparo preciso,
    Suficiente para una hemiplejía,
    Pero no para matar, por ahora,
    Al hombre del que va a encargarse luego.

    *

    Schumann al caer la tarde

    Sopor, un hilo de música
    Tenue y un cuerpo,
    Como un quiste,
    En el blanco pozo de la tarde.
    Pero en un instante
    Todo va a cambiar:
    El sueño, lo mudo,
    La prolija putrefacción,
    O esto que se escribe,
    O por fin la noche.

    *

    Caza mayor y menor

    Como un desconocido estás, de nuevo,
    Saliendo del lugar de la reunión,
    Huyendo de un bullicio que te infecta,
    Que corre por los techos y paredes
    Como si fueras la presa a atrapar
    Por el sonido infalible del mundo.
    Quedan en paz las voces, a lo lejos.
    Pero solo aquí, en un cuarto vacío,
    Persiste igual la tenaz cacería,
    Que toma la forma reconocible
    De algún recuerdo que no deseabas,
    O tan sólo de tu voz interior
    Que es también una peste
    Y que ahora te alcanza.

    *

    Ego trascendental

    Levanto el pie tras el aullido y descubro
    El gajo de vidrio que abrió la carne
    Con toda la eficacia que regala
    La ley de la gravedad. Miro la epidermis
    Hecha trizas, el flujo de glóbulos que pugnan
    Por escapar de mi cuerpo como de un siniestro,
    Y de pronto allí, sentado y entre lamentos,
    Recorro los pliegues del dolor. Soy
    Un haz de luz que cifra y descifra
    Los pulsos de un escándalo neuronal
    Anunciando la emergencia a todo el cuerpo,
    Un haz que recorre el trozo de cristal
    Y la piel desnuda, la vibración nerviosa
    En un extremo lejano al cerebro
    Y la respuesta en el quejido o la mueca,
    La medida y la conciencia de la herida:
    Fogonazo irreductible
    De materias en contacto
    En el revoltijo múltiple de una realidad
    Dentro de la cual mana,
    Lentamente, un hilo de sangre.

    A Gustavo Bueno
     

    *

    Ateo poeta

    Exento de piedad, supersticiones,
    Y fábulas de vacua trascendencia,
    Rodeado de mitos bimilenarios
    Y una corte de anchas apologías,
    El poeta materialista ensaya
    (No sin pasión, con algo de pudor)
    Un modesto lamento de inmanencia.
    Es tarde y el viento trae desechos
    De plegarias como balas perdidas.
    De pie a un costado u otro de la duda
    Mira pasar esa oscura corriente
    De la que (sabe) ya no beberá
    Y enciende una fogata con los restos
    De un texto difícil de corregir.
    «Los teólogos corren peor suerte»
    Dice en un verso para envanecerse,
    Confiando en que su próxima herejía
    Ya nunca deje descansar a Aquél
    Que, aunque haya muerto, entretiene a los suyos
    Con el Supremo Hedor de Su Cadáver.

  2. 30 comentarios:

    1. Barullo dijo...

      ¡Impresionante, Fernando! ¡Felicitaciones!

    2. Kewois dijo...

      Me gustaría poder apreciar
      y disfrutar con alegría
      el hecho de gozar
      y amar la poesía.

      De Calíope, Euterpe y Erato
      no recibo sus favores
      Por mas que trato y trato
      superando mis temores
      mis ojos ciegos son
      mis oídos, no las oyen.

      Mas Urania a veces sonríe
      escucho su voz hermosa
      en vano, espero que su sabiduría me envíe
      se que son mujeres celosas.

      Calíope, Euterpe y Erato
      contra mis rimas conspiran
      contra las palabras combato
      pero mal mis poemas terminan.

      Y Urania no se entrega a mi amor
      porque es muy huraña
      que turra
      todas locas.
      y me cagaron la rima.

      Felicitaciones Fernando
      y perdón por la blasfemia

      Kewois

    3. menino dijo...

      Un ateo poeta ...,
      Un poeta material ...,
      es juntar palabras sin sentido.
      Es desconocer la fuente.Es ignorar.Ser ignorante.
      Más allá de lo puramente estético juzgaremos al carnicero no por su habilidad en cortar la carne ... sino por vegetariano.
      ?Un ateo poeta?.Ríe el necio su inteligencia.Ríen las piedras aún siendo mudas.Murmullo de risas en la lejanía.
      Un ateo poeta ... un absurdo poeta.Un oximoron hueco que no lleva a nada.Una nada.Nada.
      Porque no hay enigma a resolver desde lo material.Las cartas yacen todas Boca arriba en la mesa.
      El absurdo poeta piensa desde lo material y en lo putrefacto de lo material ,finalmente , perece él,su pensamiento,su inexistente enigma a resolver,... y su poesía.
      Adiós ( en el tiempo ) ... absurdo poeta.

    4. Kewois, a veces las musas
      (como dijo otro poeta,
      quitándoles la careta)
      no aceptan nuestras excusas:
      van abriéndose la blusa
      y, en sutiles volteretas,
      nos obligan a una dieta
      que siempre queda inconclusa.
      Yo digo que hay que olvidarlas
      para evitarse problemas:
      con ellas todo es adverso.
      Y aceptar que, tras dejarlas,
      para escribir un poema
      hace falta el primer verso.

    5. Menino cuánto se nota, no ya tu ignorancia, sino tu miserabilidad. Ante el desconocimiento (evidenciado) de qué es la materia, o al menos, ante el escamoteo de la definición de tu parte, te contentás con asumir gratuitamente su putrefacción implícita. Ante el desconocimiento de las búsquedas que el mundo material expone, tu cerrazón te lleva a preferir fantasías elementales, tan falsas como mentirosas, pues revestidas de misterio dejan entrever las impúdicas piernas de su forma final: una espiritualidad infantil, una trascendentalidad mediúmnica, un juego narcotizante para estupidizar niños. Ignorante porque desconocés, miserable porque tu fantasía sólo convence a los que siempre querrán ser ignorantes, narcotizados por su propia ignorancia.

    6. menino dijo...

      Fernando
      La pregunta respecto a la materia ni es la más urgente ni debiera ser la primera (?tal vez la segunda?).Más bien la primera pregunta es lo que nos toca más de cerca,o sea:?Quién hace la pregunta?,?quién soy yo?.
      Siendo tus premisas las del materialismo filosófico tu respuesta comienza en el cuerpo -M1- ... se pasea por otros géneros de materialidad ... y finaliza nuevamente en el cuerpo - M1- en la sepultura criando malvas.Una vez llegado este punto preguntarse qué es la materia es semejante a la de aquel necio que construyendo un coche tecnológicamente superavanzado lo encamina hacia un muro de hormigón a 300 km/h mientras se hace preguntas respecto al vehículo y el paisaje.
      ?Para qué sirve una doctrina filosófica que nos lleva al fracaso?.Para distraernos en vacuos ejercicios mentales.
      Me preguntas por materia.No tengo ningún problema en aceptar la del fisicalismo metodológico.La definición la encuentras en wikipedia.Pero recuerda que las definiciones en fisica remiten a otras magnitudes y así sucesivamente al estilo de la canción de la rana que cantaba debajo del agua?la conoces?.Los físicos no pueden penetrar más allá de los símbolos que manejan.Pero esta es una cuestión secundaria que con seguridad tiene su verdadera respuesta cuando contestemos la pregunta principal: ?Quienes somos verdaderamente nosotros?
      Mi experiencia me indica que ya existimos antes del nacimiento.No se trata de una creencia pues.?como encajas esta afirmación en tu esquema mental?.Pues no te queda otra que apelar a tus prejuicios.Cualquier cosa menos que sea verdad.Así pues ,o bien miento o soy un desequilibrado o donde creí ver una liebre sólo se trataba de un gato.La hipótesis de que lo que afirmó pudiera ser verdad se rechaza completamente.
      Para finalizar he de decir que vale infinitamente más un cuento o un mito que una filosofía que conduce al Ser Humano al fracaso,a la desesperanza ... o directamente a servir de manjar en la mesa del emperador de la dieta.Recuerda que una espina puede servirnos para sacar otra clavada en el cuerpo.Así pues una ilusión puede ayudarnos a sacar otra y conducirnos por el camino correcto.

    7. Menino:
      1) Es completamente gratuito considerar que el materialismo sea una mirada sobre las tumbas. Es falaz considerar que una filosofía que acepte la finitud de la vida humana sea una filosofía "del fracaso" (¿?).
      2) En caso de que lo fuera (en el sentido de que un sistema filosófico, entre otras cosas, aceptara la finitud de la vida humana, lejana a cualquier «trascendentalidad espiritualista»), el error, propio de cobardes espiritualistas, es considerar que por ello hay que cambiar el sistema. Eso equivale a mentirse y creerse las mentiras. Si tu caso es el del que desprecia la verdad –resulta patente que lo es–, pues he de decir que estarás cometiendo lo que Puente Ojea llamaba la falacia conativa, esto es, afirmar que algo es verdad porque es tu deseo que sea verdad.
      3) Tanto la "definición" de Materia que das (mirando de reojo, con el ojo miope, algún texto del MF), como la elección de definir la materia desde el fisicalismo, es algo que no tiene nada que ver con mi posición filosófica, desde la cual estoy hablando. Deberías saberlo, así que cualquier imputación como la que estás haciendo deberás dirigirla a otro.
      4) Es completamente desacertada (cuando no, otra vez, falaz) tu analogía con ese coche de alta velocidad. Preguntarse por el coche y su funcionamiento no equivale a estrellarlo contra un muro. No obstante, podría intentar utilizar el ejemplo: tu "filosofía" (con perdón de la palabra si se aplica a tu informe mentefacto) debería permitirte subir a un coche de alta velocidad y estrellarlo a 300 km./h contra un muro de concreto. ¿Por qué no si es, según has considerado, esta vida material sólo una excrecencia de la verdadera vida eterna espiritual?

    8. Anónimo dijo...

      Pues practicamente la materia segun einstein es energia por lo cual somos seres bioquimicos de energia vivos, la materia como las piedras pues no tiene estos procesos de la vida, como el simple comer alimento y sus desechos, o entre otras cosas.La fotosintesis en las plantas,etc.
      Saludos
      Ricardo Jimenez

    9. menino dijo...

      Fernando

      a)Una filosofía que acepte la finitud de la vida humana es un fracaso porque no es sólo que se acepte que perecemos de forma absoluta( que por si sólo ya es un fracaso absoluto también) sino que también se tiene que aceptar que con el final del Ser Humano desaparece la Ciencia,paradójicamente la Filosofía (materialista)que nos mostró supuestamente la estructura de lo real desaparece también en una nada y,... su poesía y su arte se pierde para siempre en la oscuridad del rostro de la muerte.
      Así pues,un fracaso rotundo se mire por donde se mire.Una filosofía del fracaso.?Por dónde lo miras tú?

      2) ?De qué verdad me hablas?.Tú partes de una doctrina filosófica.Doctrina filosófica no es idéntico o semejante a verdad.Otra cosa es que tú creas que lo sea por el motivo que consideres.?Puedes demostrar que lo Real , su esencia, es completamente aprehensible desde una determinada doctrina filosófica ...,p.ejemplo la tuya?.Puedes demostrar que la esencia de lo Real encaja completamente dentro de unas coordenadas racioempiricas?.No,no puedes.Tienes que dar por supuesto que así es.Así pues tu doctrina filosófica tan gigante ella,compleja,racional,coherente,etc,etc ... cuelga del aire.Partes de una creencia sobre lo real.Así pues no me hables de LA VERDAD sino de tu verdad y la de tus amigos buenistas.
      No hay tal falacia conativa.Sólo existe tu deseo de que exista.Ahí si tienes realmente la falacia conativa que buscas.Mi deseo no me lleva a afirmar que algo es verdad porque así lo deseo sino que me lleva a desechar filosofías del fracaso y "aceptar" aquellas que me ofrecen métodos y técnicas que me permitan obtener un conocimiento directo de sus afirmaciones para validarlas por mi mismo.Por ejem. ( hay muchos):RAJA YOGA

      c)No sé de qué imputación me hablas.Sólo dije que la primera pregunta(desde un punto de vista filosófico) debía ser sobre el sujeto que pregunta y no sobre el objeto ( materia) que en un primer momento observa "fuera".Del objeto ya se ocupa la ciencia.Y la ciencia parte a su vez de unos presupuestos filosóficos no demostrados al estudiar el objeto.Así pues algo puede ser verdad a un cierto nivel y dejar de serlo en otro.Así pues la esencia de lo Real se escapa por los huecos de los presupuestos filosóficos que damos por válidos sin demostrarlo .De ahí la diferencia entre un materialismo metodológico del ontológico.No tengo ningún problema con el primero y sí con el segundo.... especialmente cuando nos lo venden con el aura de : LA VERDAD ... como tú haces.

      4)Mira que yo no he dicho que preguntarse por el vehículo(doctrina filosófica) o el paisaje(el Universo,nosotros,el Mundo ...lo Real que trata de explicar la doctrina filosófica) equivale a estrellarse contra un muro.Lo que equivale a estrellarse contra un muro es : LA MUERTE.(leer a) )
      Todos buscamos la felicidad y hay quienes la buscan por caminos equivocados.El fin no puede justificar los medios.Medios equivocados que llevan finalmente a un fin equivocado.Así en lo espiritual no se puede hacer el bien (buscar la vida eterna como tú dices p. ejem. ) a través de un mal ( matarse a uno mismo o a otros)
      Así pues iré andando por el buen camino mientras lamento que no puedas apearte de tu vehículo con meta tan funesta.

      Me gustó tu paseo por el firmamento estrella y tu metáfora.

      Bye


    10. Anónimo dijo...

      Bueno Fernando si quieren creer que tienen un gasparin adentro de su cuerpo pues bueno jejeej.

      Saludos
      Ricardo Jimenez

    11. menino dijo...

      No hay necesidad de creer en ningun gasparin visto que ya lo pones tú al colocar el adjetivo posesivo "su" antes del sustantivo " cuerpo".En cualquier caso de tu mensaje podemos aprovechar eso de : jejeej... como moraleja ?vale?.

    12. menino dijo...
      Este comentario ha sido eliminado por el autor.
    13. Anónimo dijo...

      Minino no me acuerdo muy bien lo de la primaria pronombre y esas cosas, pero pues ni haria nada mal repasarselos.
      Y lo del gasparin me refiero al mundo espiritual que ustedes le dicen.
      Bueno con lo que me quiero decir que no creo que tenga alma, un ejemplo que me dijeron es que necesitabamos alma para que algo nos moviera fisicamente, no como lo inerte ejemplo las piedras.
      Bueno es todo.
      Saludos
      Ricardo Jimenez

    14. MENINO:
      a)Una filosofía que acepte la finitud de la vida humana es un fracaso porque no es sólo que se acepte que perecemos de forma absoluta( que por si sólo ya es un fracaso absoluto también) sino que también se tiene que aceptar que con el final del Ser Humano desaparece la Ciencia,paradójicamente la Filosofía (materialista)que nos mostró supuestamente la estructura de lo real desaparece también en una nada y,... su poesía y su arte se pierde para siempre en la oscuridad del rostro de la muerte.
      Así pues,un fracaso rotundo se mire por donde se mire.Una filosofía del fracaso.?Por dónde lo miras tú?

      1) Deberé insistir: el fracaso de la filosofía no ha de medirse por las conclusiones a las que arribe sino por la verdad de esas conclusiones. Si ha de aceptarse que la vida de cada ser humano es finita, y que es de esperar que la raza humana toda pueda desaparecer alguna vez eso no es un fracaso, sino una verdad que puede no ser la más agradable (o sí), pero importa que sea verdad. En cierto modo, una filosofía del fracaso sería aquella que decida olvidar la verdad que tiene ante sí y se convierte en una religión o un narcótico para negar esa verdad.

      2) Concatenando lo anterior con tu segunda observación, he de decir que lo que considero verdad, a través del camino de la filosofía que utilizo, tiene esa consideración no por gusto sino por dialéctica. Si hubiera otro sistema filosófico que dialécticamente (esto es, no por creencia sino por análisis) se apareciese como más potente que el MF, lo adoptaría como sistema filosófico. O no existe o se ha hecho muy esquivo para mí. Y en ese sistema, la “esencia de lo Real” si es que existe tal cosa, es inabarcable. Es, en su mayor parte, ignorado. Sólo se puede saber de toda la Realidad de manera negativa (es decir, descartando dialécticamente lo contradictorio, lo absurdo, lo que no puede ser).
      Otra cosa muy distinta es asirse a esa ignorancia para adoptarlo, a través de una pseudofilosofía falazmente conativa como la tuya, que te lleva a concluir que porque algo no se conozca, allí ha de radicar lo mágico y maravilloso, espiritual y fantasmal, que es lo que tanto te gusta, y que por gustarte se te aparece como una especie de “filosofía contra el fracaso” (¿?).

      3) Cuando hablo de “imputación” es que estás asumiendo, con la ignorancia petulante que te viene caracterizando al hablar del MF y tantas cosas más, que desde mi posición filosófica adhiero a quienes definen la materia desde postulados fisicalistas, cientificistas, etc.

      4) Realmente suena a prédica de un gurú decadente tu parlamento sobre “la muerte”. Pero eso puede ser un parecer subjetivo de mi parte. Lo que sí es cierto es que tu “filosofía”, a la que no le interesa por principios la verdad si esta verdad concluye en que somos mortales y finitos, es una filosofía cobarde, una filosofía trazada por un cobarde, que se regodea en su ignorancia y prefiere mentirse y creerse, sólo para estar tranquilo. Una filosofía cobarde que cree que hay caminos para llegar a una mítica tierra llamada Felicidad, y que prefiere inventarse muñecos de paja frente a los que afirman otros argumentos por vías racionales. Cobarde, falaz, infantil, pero sobre todo falsa: ahí está tu regodeo.

    15. menino dijo...

      ¿Poqué la verdad ha de ser un camino que atraviese la senda de la mente?¿Porque lo dice la mente a través del razonamiento?

      Yoga chitta vritti nirodha
      ¿Sabes qué significa?

      En vedanta te encuentras con moksha,en Samkhya kaivalya, en Budismo nirvana, en Zen satori..y en general para todas ellas samadhi.

      Tal vez debieras pensar que la verdad a la que te lleva tu dialéctica-tu mente- te lleva a mirarte constantemente el ombligo.

      Bye

    16. Anónimo dijo...

      La causa material de una poesía?
      No responde a ninguna de las 4 leyes de la física!
      Prefiero responder porque sí antes que aceptar que el hombre posee un alma inmaterial?
      Según la física experimental no lo puedo responder ya que no es objeto de estudio de está!
      Según la filosofía materialista responderé no es material una poesía, es un sinsentido al igual que la existencia.
      Según la metafisica responderé es producto de mi libertad inmaterial condicionada por la materia!
      Según mi espíritu inmaterial libre responderé Gracias a la esencia de la existencia por las poesías!
      Quién quiera entender que entienda.
      Saludos Cordiales

    17. Nada peor que la poesia que se pretende ideologia antes de sencillamente ser poesia. Muy medíocres los versos del snr. Fernando G. Toledo.

      Así como son insoportables y tontos versos cristianos de alabanza esclava a Dios, igual son poemas que se pretenden racionales o ateos o que sé yo, cuando no son sino malos.

      En tiempo: soy brasilero y no soy cristiano. Pero a mi me gusta la verdadera poesia (Paul Celan, Rilke, Neruda, Lorca, Drummond, etc, etc)

    18. Snr Fernando, leí sus palabras a Menino, y me quedo sorprendido que ud. no hable nada sobre el tema de su post: poesía. Y por favor, sin ofensas, pues a mi poco me importan las discusiones de ateos o religiosos ideologicos. A mi me gusta POESIA.

    19. Me alegra, Marcio Augusto, que usted posea la capacidad para determinar qué es verdadera poesía y qué no lo es. Resulta un enigma saber qué tiene de mediocre lo que escribo, seguro será sólo un subjetivema (al menos hasta que usted intente ofrecer argumentos).
      Por otra parte, no veo por qué le sorprende que no hable nada de poesía en mi respuesta a Menino. ¿No debería reprocharle A ÉL que no hable de poesía en un artículo sobre la misma? Lo único que yo hago es responder a lo que él comenta.
      La verdad, me resulta llamativamente sesgada su intervención.

    20. Gracias por contestar, sr. Fernando (si me permite adelante solo Fernando). Lo que no me gustó en su poesia fué lo que de ideologico hay en ella, además de la tentativa de hacer metafora con ideologia materialista o atea o cosa así. Parece poesia política sin partido, si entiende ud. la comparación. Desculpáme, pero cuando Mayakovsky escribió "la nube en pantalones" o cuando escribió sus famosos versos para contestar la muerte de Sergei Essenin, lo unico que no hizo fué hablar de politica, aunque fuese comunista etc etc.

      Así le pregunto: qué importa para su poesia (o para LA poesía) que seas ateo? Eso no tiene nada que ver, es algo de foro íntimo (como, en analogia, ser heterosexual o homosexual), y ud -así me pareció- intentó hacer poesia con ideologia o politica de ateismo (si es que algo así existe...).

      Y su contestacion a Menino me parecio tipica de esas peleas de Internet, donde todo termina en ataques personales. Sé bien que le estoy juzgando, pero no seria el caso de apenas decirle a él: Snr, aqui se habla de POESIA...y listo?

      Nuevamente, gracias por contestarme. Pido perdón por errores en su idioma. Soy hablante de portugués y puedo equivocarme con las palabras.

      Saludos desde Cambuí, Minas Geraes, en Brazil
      Marcio Augusto

      P.S. - Aparte ese asunto, quiero agradecer a ud por su bellísimo blog sobre musica clasica. Por él llegué hasta sus poemas.

    21. Marcio Augusto:
      Por supuesto que no voy a decir nada sobre si a usted le gusta o no mi poesía. Lo que no me parece acertado es su comentario: parece que hablara de otros poemas. Porque, si tomamos como cierta su posición (por ejemplo: "no importa si es ateo, blanco, homosexual, enano el poeta: importa su poesía"), en los poemas aquí mostrados justamente no importa el tema, sino lo que tratan. Es decir, esta poesía no habla sobre el hecho de que este poeta particular sea ateo, sino que habla del tema filosófico que eso representa, sobre lo que representa escribir desde tal visión del mundo, etc. Son temas que, si se quiere, han ocupado a los poetas desde siempre. Es cierto: es más común encontrarse con poemas religiosos que con poemas ateos (o, al menos, impíos), pero también los hay: allí están los poemas Pessoa (como Alberto Caeiro), de Blas de Otero, de Joaquín O. Giannuzzi, de Miguel de Unamuno, Lucrecio...

    22. Estimado Fernando, los poemas de Alberto Caeiro no tienen nada de ateos, no son ideologicos para nada. Desde cuando cuestionar a si mismo, la propia existencia y del universo que nos rodea es 'ateísmo'? No sabia que metafisica y panteismo ahora se habian vuelto materialismo u ateísmo. Antes que me olvide: F. Pessoa era teosofista (tradució al portugués La voz del silencio, de Blavatsky). Y Caeiro era un de sus heterónimos, como ud bien sabe.

      ***

      Procuro despir-me do que aprendi
      Procuro esquecer-me do modo de lembrar que me ensinaram,
      E raspar a tinta com que me pintaram os sentidos,
      Desencaixotar as minhas emoções verdadeiras,
      Desembrulhar-me e ser eu...

      ***

      (...)
      Eu não tenho filosofia: tenho sentidos...
      Se falo na Natureza não é porque saiba o que ela é,
      Mas porque a amo, e amo-a por isso,
      Porque quem ama nunca sabe o que ama
      Nem sabe por que ama, nem o que é amar ...

      Amar é a eterna inocência,
      E a única inocência não pensar...

      ***

      No sé, pero de la manera como ud pone las cosas, Kierkegaard debe ser ateo también...

      ***

      Algunos de sus versos me acuerdan un poeta de mi patria, Augusto dos Anjos, que hacia metaforas grandilocuentes con temas de medicina y biologia. Quedó famoso mas por la excentricidad que por la cualidad intrinseca de suas versos.
      (...)
      Exento de piedad, supersticiones,
      Y fábulas de vacua trascendencia,
      Rodeado de mitos bimilenarios
      Y una corte de anchas apologías,
      El poeta materialista ensaya
      (No sin pasión, con algo de pudor)
      Un modesto lamento de inmanencia.


      ***

      Puede ser que a ud no le guste hablar sobre poesia, mejor dicho, sobre su poesia, si no hay elogios. No sé, nuevamente me quedo con el derecho a la duda. Pero aunque no me gusta como poeta, como critico Ezra Pound me gustaba mucho, pues cortaba y eliminaba todo que consideraba oropel o inutil. Ciertamente ud sabe que él hizo la lectura critica de Tierra baldia de T.S.Eliot, así que le pregunto para que sirven versos a mi ver tan infantiles como

      (...)Ya nunca deje descansar a Aquél Que, aunque haya muerto, entretiene a los suyos
      Con el Supremo Hedor de Su Cadáver.

      Mira vos, si Dios no existe -y para ud no existe- que hedor puede haber? Parece polémica gratuita más de 100 años despues de Nietzsche. Y desde cuando discurso es poesia o metafora? Si es para hablar, para hacer prosa, entonces que se hable y discurse. Mas a mí me figura que el essencial de la poesia es la metafora y no el discurso (salvo en casos muy especiales, como W. Whitman). Y la metafora, como ya lo ha dicho un poeta, es "hacer visible lo invisible".

      Saludos




    23. Disculpas, Marco Augusto, no había visto su último comentario y acabo de cruzarme con él por casualidad. Creo que merece una respuesta.

      1) Dice usted que los poemas de Alberto Caeiro no tienen nada de ateos. Me gustaría citar uno de sus poemas más famosos (en traducción de Fabio de Barco):

      «No creo en Dios porque nunca lo vi.
      Si él quisiera que yo creyera en él
      vendría sin duda a hablar conmigo (...)
      Pero si Dios es las flores y los árboles,
      y los montes y el sol y la luna,
      entonces creo en él (...=
      Pero si Dios es los árboles y las flores
      y los montes y la luna y el sol
      ¿para qué le llamo Dios?»

      Con respecto a algunas de sus dudas («no sabía que metafísica y panteísmo se habían vuelto ateísmo») le recomiendo que profundice en los conceptos de metafísica y de panteísmo.

      2) Está usted equivocado si piensa que no quiero hablar de mi poesía a menos que haya elogios hacia ella. Sólo me interesa comprender algunas de las sentencias sobre ella. Estimo que sus argumentos para decir que mi poesía es ideológica no están bien sustentados. No hay una clara explicación de qué es lo que usted considera ideológicos (le he dicho que no hablo del ateísmo en un poema para decir que yo soy ateo, sino que hablo de ese tema porque me permite atravesar con la poesía un tema de gran profundidad y con larga tradición en la historia del pensamiento occidental.
      En el fragmento que usted cita de mi poema no encuentro la grandilocuencia que usted menciona. Al contrario, se nota claramente que hay un rechazo de esa grandilocuencia desde el punto de vista del personaje que anima el poema («el poeta materialista»).
      Usted considera infantiles unos versos míos. No pretendo discutir su parecer, ya que no lo voy a cambiar y hasta puede que tenga razón. No estoy de acuerdo, claro, con esa consideración, pues no habría escrito y publicado esos versos, de otro modo.
      Lo que el final del poema hace es, por un lado (y parece evidente), aludir a una célebre sentencia de Nietzsche, muy popularizada por cierto, acerca de la "muerte de Dios" (la muerte de la metafísica). Lo que hace el personaje del poema es saber que para quienes sostienen ese culto («la oscura corriente» de la que él no beberá) sus versos serán incómodos, blasfemos. Como si perturbaran a ese Dios que, muerto, sólo puede entretener con el olor de su putrefacción. No sé qué consideración tiene usted sobre «lo infantil», pero estimo que es muy discutible su consideración.
      Finalmente, creo que si para usted la poesía sólo es metáfora y el único caso especial es Whitman, entonces usted se pierde gran parte de la poesía del siglo XX (por ejemplo), o gran parte de la poesía narrativa, etc. Aun así, los versos que usted desprecia para después defender la metáfora son, curiosamente, una metáfora.

    24. Anónimo dijo...

      1) Alberto Caeiro es un heteronimo de Fernando Pessoa, que era teosofo (él tradujo Blavatsky etc). E los versos que citás son panteistas. Pan = Todo; Teista = Dios.

      2) Tu poesía es ideologica por didatica, porque quiere enseñar, porque es discursiva. En poesia nadie enseña de manera panfletaria. Maiakovsky, especialista en poesia politica, lo sabia muy bien.

      3) Dije que lo esencial de la poesia es la metafora, y que no hay muchos casos de poesía de gran calidad discursiva. Ese era el punto de vista de Ezra Pound.

      Si es para hablar para exponerse una idea, para que la poesia? Que se haga prosa entonces.

      Poesia para mi és Neruda, Lorca, Rilke, Drummond de Andrade, Cecilia Meirelles, Nazim Hikmet, Odyseas Elytis, Cintio Vitier, es decir, quienes tengan capacidad de mostrar lo que no está a la vista en el mundo visible, quienes tengan capacidad de ir mas alla de las palabras, usando las propias palabras como medio de acceder a ese otro mundo.

      Saludos desde Brasil

      Marcio

    25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.
    26. Marcio:
      1) Que Pessoa fuera teósofo no significa que alguno de sus heterónimos lo sea, y de hecho uno de los hallazgos del gran poeta portugués es hablar, discurrir desde puntos de vista diferentes al propio a través de estas máscaras (personajes).
      En cuanto al panteísmo de Caeiro, me baso en los versos citados para poner en duda tal panteísmo y equiparar su poesía con el ateísmo. Por un lado, el panteísmo es una escuela filosófica que, en efecto, identifica a Dios con el mundo (el universo, la naturaleza, etc.). Pero no es una novedad que esa posición sea equiparable con el ateísmo a secas, como ha sucedido con numerosos pensadores (Spinoza, por ejemplo).
      Pero los versos de Caeiro son la mejor expresión de lo que digo. Pessoa-Caeiro se niega a llamarle Dios a "eso" (los árboles, los pájaros, los ríos: la naturaleza, el mundo). Por ello es que, al menos para mí, queda claro que este heterónimo es ateo o, al menos, un panteísta ateo.

      2) Creo que la posición (ideológica, sin dudas) que usted propone acerca de que la poesía no debería exponer una idea, o que sólo vale la poesía que muestre lo que no está a la vista, deja afuera a gran parte de la gran poesía de los últimos 200 años. Además, es una elección por la poesía "esotérica", "órfica", aquella escrita por los poetas-mesías que vienen a revelarnos el mundo. Con esa posición (la suya, Marcio) no tendríamos a poetas como Borges, Eliot, Juarroz, Giannuzzi, Montale. O no tendríamos poemas cruciales de la historia lírica, como Lo fatal, de Rubén Darío, o Miré los muros de la patria mía, de Quevedo.

    27. Anónimo dijo...

      Bien, un heteronimo no es alguien en realidad, sino una broma de Pessoa. Interesante que vos lo uses para defender su punto de vista. En resumen, al final solo te interesa defender tu ideai, nada más.

      (Roberto) Juarroz no tiene nada de discursivo, o estamos hablando de otro poeta. Tampoco Montale.

      Que tiene eso de "discursivo"?

      Buscar una cosa
      es siempre encontrar otra.
      Así, para hallar algo,
      hay que buscar lo que no es.

      Buscar al pájaro para encontrar a la rosa,
      buscar al amor para hallar el exilio,
      buscar la nada para descubrir un hombre,
      ir hacia atrás para ir hacia adelante.

      La clave del camino,
      más que en sus bifurcaciones,
      su sospechoso comienzo
      o su dudoso final,
      está en el cáustico humor
      de su doble sentido.

      Siempre se llega,
      pero a otra parte.

      Todo pasa.
      Pero a la inversa.

      Eso es tan 'discursivo' cuanto el mismo Fernando Pessoa. Así que tenemos visiones distintas de que es o no 'discursivo'.

      ***

      Mire, para mí, lo que me causa la suspension of disbelief de que hablaba Coleridge es la metafora. Pero arriba de todo, creo que solo hay dos tipos de poesia: la buena y la mala. Sé reconecer cuando estoy delante de buena poesia y de la mala. Eso basta.

      Percibo que tenés ganas de pelear por palabras. Creo ahora que hay que hacer un poco como los taoistas y dejar el silencio manifiestarse.

      Hasta cualquier dia.

    28. Marcio:
      1) Sí, evidentemente no consigo entender qué objeta usted de cierta poesía, en este caso la mía. Habló de que la poesía no debía expresar ideas porque para eso estaba la prosa, y a partir de allí argumenté lo anterior. Pero está claro que me falta conocer más de su postura porque no la entiendo. No puedo objetar los gustos ("me gusta y listo", "no me gusta y listo"), pero me quedaré con la duda de lo que no le gusta del poema.
      2) Estaba a punto de decir que no estoy "peleando", sino "discutiendo", pero temo que usted considere que estoy "pelando por palabras".
      Buenas noches y gracias por el diálogo.

    29. AH es que ese tal menino esta enojado con su poesia no por el hecho de ser poesia sino por que solo su persona es ateo.Es todo eso.
      Saludos y buen dia.