Rss Feed
  1. Versus John Eccles

    domingo, enero 01, 2006

    © Fernando G. Toledo

    Un visitante de esta bitácora ha ofrecido un par de enlaces donde pueden leerse las opiniones de John Eccles y Mariano Artigas, uno de sus acólitos. Ambos niegan la materialidad de la conciencia y creen en la existencia de un alma inmortal. Los textos están publicados no en sitios científicos, sino en portales religiosos. Esos textos caen dentro de la crítica que ya ofrecí en los comentarios al artículo “Asimov y la ética de los ateos”, pero sin embargo los trataré puntualmente, no sin cierta osadía si se tiene en cuenta, por caso, que estamos hablando de un premio Nobel (Eccles), especialista en el cerebro:

    El primer enlace es un texto (introducción a un libro de Mariano Artigas) de John Eccles, en el que el premio Nobel insiste en las palabras que lo han hecho objeto de críticas generalizadas de parte de sus colegas. Con un agravante: si Eccles ya era blanco de recusaciones por el hecho de afirmar que existe un alma sin probarlo, aquí también da a entender que la evolución no es válida y, coqueteando con el diseño inteligente, afirma que la evolución “está dirigida”.
    He aquí algunos fragmentos de sus exabruptos, con mis comentarios:

    Eccles: “Yo creo que hay una Providencia Divina que opera sobre y por encima de los sucesos materiales de la evolución biológica. No debemos afirmar dogmáticamente que la evolución biológica en su forma actual es la verdad Última. Deberíamos más bien creer que es la historia principal y que, de modo un tanto misterioso, hay una dirección que guía la cadena evolucionaria de contingencias.

    F.G.T.: Más allá del “yo creo”, da risa la protesta de Eccles: chilla contra el “dogma” (sic) de la evolución biológica, pero no contra la “Providencia divina” de la que habla y que maneja los hilos. Luego, su “cadena de contingencias” no es más que una alusión a los argumentos de Santo Tomás o de Leibniz, largamente refutados (se puede leer a Hume o a Kant, para empezar).

    E: El suceso más extraordinario en el mundo de nuestra experiencia es que cada uno de nosotros aparece como un ser único autoconsciente. Es un milagro que está siempre más allá de la ciencia.



    F.G.T.: Eccles está obviando aquí el trabajo de muchos de sus colegas que muestran de qué va, químicamente por ejemplo, eso de la “autoconsciencia”. Citemos, por ejemplo, a Pablo Argibay, director del Instituto de Ciencias Básicas y Medicina Experimental del Hospital Italiano de Buenos Aires: “Los procesos de aprendizaje, la memoria y el comportamiento, incluidos la ética y los sentimientos, están contenidos en redes de neuronas. Si alguien pierde su lóbulo frontal su mente cambia y se vuelve antisocial: deja de trabajar, se vuelve agresivo, tiene conductas obscenas: no ama igual, no valora igual, ¿Por qué no pensar entonces que en ese grupo de neuronas reside la ética? No se trata de una nueva forma de localizacionismo, sino de buscar nexos en esa central cognitiva que es el cerebro y aquellas habilidades que nos hacen humanos”.

    E: Una respuesta frecuente y superficialmente plausible a este enigma es la aserción de que el factor determinante es la unicidad de las experiencias acumuladas por un «yo» durante su vida. Se acepta fácilmente que nuestro comportamiento y memoria, y de hecho todo el contenido de nuestra vida consciente interior, dependen de las experiencias acumuladas en nuestras vidas; pero por muy extremo que pueda ser el cambio producido por exigencia de las circunstancias en algún punto particular de decisión, uno sería todavía el mismo «yo», capaz de rastrear hacia atrás en la propia continuidad de la memoria hasta los recuerdos más tempranos, hacia la edad de aproximadamente un año, el mismo «yo» con otra apariencia. No puede haber eliminación de un «yo» y creación de un nuevo «yo».

    F.G.T.: Antes de hacer esa suposición, Eccles podría ofrecer el experimento que la avale. Con repecto al “retroceso” hasta los recuerdos más tempranos, el premio Nobel olvida un asunto crucial: el desarrollo del cerebro.

    E: Cada alma es una creación divina

    F.G.T.: Eccles no se conforma con dar por cierta la existencia del alma, sino también de la divinidad (tal para cual).

    E: Puesto que las soluciones materialistas fallan cuando intentan dar cuenta de nuestra unicidad experimentada, me veo obligado a atribuir la unicidad de la psique o alma a una creación espiritual sobrenatural.

    F.G.T.: Esta tesis se desprende de las afirmaciones gratuitas del propio Eccles. Estará en cada cual atenderla o no, pero de cualquier modo es curioso que este científico se vea obligado a atribuir la “unicidad” del alma (sic) a lo sobrenatural. ¿Por qué no se sentirá obligado a respetar los criterios científicos y atender las explicaciones, surgidas de la experiencia, que prescinden de esa divinidad?

    E: Para dar la explicación en términos teológicos: cada alma es una nueva creación divina. Es la certeza del foco interno de individualidad única lo que exige la «creación divina». Me permito decir que ninguna otra explicación es sostenible; ni la unicidad genética con su fantásticamente imposible lotería, ni las diferencias ambientales que no determinan la unicidad de cada uno sino que meramente la modifican.

    F.G.T.: La falacia “petición de principio” (petitio principii) utiliza su propia premisa para asumirla como verdadera. Por ejemplo: “la Biblia es la palabra de Dios porque es la verdadera y Dios dice siempre la verdad”. O “cada alma es una nueva creación divina porque Dios es el que crea las almas”. En cuanto a la interpretación de la evolución que hace Eccles (“imposible lotería”, “diferencias ambientales”) no hace más que obligarnos a pedirle que releea los textos sobre evolución. El ambiente no “arroja” a los individuos hacia el estado mejor adaptado, sino que favorece los cambios genéticos más beneficiosos cuando ocurren al azar, sin incidir en su aparición. O sea, la selección puede actuar antes de la “variabilidad genética seleccionable”. Pero la selección natural no es una “fuerza”, sino un efecto.

    E: Esta conclusión [la creación divina dirige la evolución] tiene un significado teológico inestimable. Refuerza fuertemente nuestra creencia en el alma humana y en su origen prodigioso por creación divina. Se reconoce no solo el Dios trascendente, el Creador del Cosmos, el Dios en el que creía Einstein, sino también el Dios amoroso al que debemos nuestro ser.

    F.G.T.: Debí revisar el texto para comprobar si estaba citando a Eccles o a Benedicto XVI. Y es curioso que en su caldo de ideas, este premio Nobel también meta a Einstein, quien sin declararse como ateo, sí afirmó no creer en el Dios personal (al que se refiere Eccles) sino más bien en el “dios de Spinoza”, que es el universo o la naturaleza. Otra vez, Eccles pide el principio (en inglés se dice “begging the question”). Cuesta pensar que este hombre hizo grandes avances con respecto al estudio del cerebro. Me gustaría saber si su religiosidad no le ha impedido avanzar todavía más.

  2. 36 comentarios:

    1. simbol dijo...

      " Se reconoce no solo el Dios trascendente, el Creador del Cosmos, el Dios en el que creía Einstein, sino también el Dios amoroso al que debemos nuestro ser."

      Para ser honesto, hasta el dia de hoy sigo sin enteder claramente la posición de Eisntein sobre la existencia de Dios. Los que lo han estudiado desde este angulo presentan un abanico de opiniones que van del deismo al ateismo pasndo por el agnosticismo.

      A veces me parece que Einsten evolucionó con el tiempo y terminó ateo, pero sus buenas maneras y su cortesia hacia una nacion, que lo acogio en tiempos de tribulacion con respecto y afecto, le hizo dificil decepcionalos y emitio la famosa declaración de no tener un "Dios Personal". El Adjetivo añadido abre varias posibilades, pero cierra otras. Einsten esta diciendo aqui algo asi como: "tengo un dios pero ese no tiene que ver con aquelos que premian y catigan a las personas", es decir, no tengo religión. Lo cual es mas tragable para los grincos que decir que no tengo dios por que si no tienes dios eres ateo, y aqui en gringolandia si dices que eres un ex'convito de asesinato te miran mejor que si dies que eres ateo. En lo años de Eistein ser ateo aqui era aun mas dificil. Recuerdense que ya en ese momento, los años 50 los grincogs contruian en sus patio refugios antinucleares temiendo un ataque del comunismo ATEO. Osea que ateos y comunistas eran peligrosos e indeseable. Eistein parece haber sido muchisimo mas inteligente que la gente que lo rodeaba y puede que haya decidido no molestar a demasidados diciendo una verdad que solo le importaba a el, En todo caso le clavo una banderilla a las religiones organizadas. Es mi opinion pero no puedo sustentarla y por lo tanto puede que este eqivocada.

    2. "Ambos niegan la materialidad de la conciencia y creen en la existencia de un alma inmortal".

      Creen, está todo dicho. A creencia personal conclusión personal. No puede derivarse una verdad ni una teoría válida de nada de lo que diga nadie por muy premio nobel que sea nadie si se basa en una creencia interior personal. Ya lo comento en el último post.
      Fernando, como sigas publicando a este ritmo me las voy a ver y desear para seguirte, je je.

    3. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
    4. Simbol:
      Tengo un par de amigos muy católicos y muy conservadoes y siempre se han empecinado en hacer una demonización casi caricaturesca del ateo presentándolo como un malvado sin entrañas en ciernes, o más bien del ateísmo como una ideología (si lo es, que es discutible) peligrosa que puede volvernos malos malosos. La defensa que muchos religiosos hacen de su forma de vivir y pensar(¿¿¿???)se basa, desgraciadamente, en el ataque a las formas distintas y no siempre en argumentos razonbles que sustenten la suya.
      Aquí también estuvo muy mal visto lo de ser ateo hasta hace poco. Todavía conozco gente atea, oagnóstica o no creyente vamos, que se casan por la iglesia, bautiza a sus hijos, les llevan a hacer la primera comunión, a clases de religión y a confirmación porque es lo socialmente establecido como bueno (¿digno?) ante los demás. Y es una pena porque claudicar ante eso es casi como darles la razón en que el ateísmo es malo por reconocimiento propio: "es tan malo que en la sociedad hay que disimular que eres religioso".
      La entrada de nuevas religiones (al menos aquí en España llegan los musulmanes en gran número y los evangélicos empiezan a notarse cada vez más) parece incrementar esta visión del ateísmo. O nos manifestamos más claramente y dejamos de actuar como si pensásmos mal o volveremos a estar proscritos.

    5. SIMBOL:
      Con respecto a Einstein, ha sido usada su autoridad por igual del lado de los ateos y los creyentes. A pesar de ser el genio más importante de los últimos años, lo que pensara acerca de Dios no dice ni deja de decir mucho de su aporte a la ciencia. A pesar de todo, teniendo en cuenta esa frase que mencionás ("no creo en un Dios personal"), está incluida en una entrevista en la que dice también "creer" en el Dios de Spinoza. Si tenemos en cuenta que algunos hablan del panteísmo científico, un ateísmo práctico pero que hace pública su devoción por las maravillas a develar del universo, me parece que Einstein era panteísta, no como Spinoza (Mundo=Dios, pero con alma y voluntad), sino como... Einstein.

      PRIMO:
      De nuevo, es importante resaltar la diferencia entre creer y saber. A lo sumo, podrán reclamarnos que en todo conocimiento radica una creencia, algo indemostrable. Pero se la puede reducir al máximo. A eso me refiero cuando hablo de la concepción del mundo que tenemos los materialistas. Se basa en la investigación: todo lo que conocemos tiene fundamento material (la energía está incluida en esta categoría). Podemos probarlo. Pero las pruebas de lo contrario todavía no aparecen.

      P.D.: En cuanto a la publicación compulsiva, habrá un descanso en unos días, ya que me tomaré unas vacaciones en un paraje de mi país alejado del mundanal ruido, sin computadoras a 50 km. a la redonda. La pausa llega la semana que viene.

    6. simbol dijo...

      Ralsa

      Este es un pais con 85% de creyentes, de los cuales la mitad va la iglesia; y donde su Academia Nacional de Ciencias, llena de Nobels, tiene un 30% de creyentes. En cada casa y en cada cuarto de hotel hay una Biblia y tiene varios canales de television explicando religion 24/7. Es mala educación discutir religion en una reunión social. Si ademas dices que eres ateo, la dueña de la fiesta te diría amablemente, please get out. Asi que tu invitacion a salir el closet es mas o menos una invitación al suicidio social. Retiré a mis hijo de los Boy Scouts, porque le requirieron hacer una presentación sobre la religión de su familia. Yo le propuse a mi mujer que presentáramos el Voodoo, pero ella lo consideró muy riesgoso. Comprenderas porque no voy a seguir tu consejo.

    7. SIMBOL:
      No sé si por mero instinto de supervivencia, adopto también (como he dicho) posturas así de hipócritas. Además, tengo otros pruritos: por ejemplo, que consideren al ateísmo una religión (eso es no saber nada del asunto), o que estoy evangelizando con el ateísmo (en última instancia, decir que Dios no existe es una buena nueva, un evangelio). Pero Ralsa no erra al decir que eso nos convierte en proscriptos. O autoproscriptos. En la Argentina, ser ateo es una rareza más que un escándalo (bueno, en algunos ámbitos). Por lo pronto, me parece, hay que establecer pequeñas batallas, planteadas desde la defensa más que desde el ataque: por ejemplo, de las que Greg habla en su bitácora. A propósito de pequeñas batallas, hay un nuevo enlace en la barra lateral de este blog, que apunta a ese frente: la inauguración de una Federación Internacional de Ateos. Es para tener en cuenta. Me imagino que la función que debe cumplir es velar por la tolerancia (religiosa), el laicismo y la difusión de una ciencia no contaminada por la religión (como pasa con el creacionismo). Veremos.

    8. simbol dijo...

      Bueno, la postura no es hipócrita. Se trata de un ateismo no combatiente o mejor dicho no militante. Si se me emplaza a plantear mi postura religiosa no vacilo en decir que soy ateo, pero agrego que creo en la máxima de vivir y dejar vivir. En esto tambie soy franco, porque no tengo claridad sobre si debo destruirle la religion a las personas. Hay demasiadas buenas personas cristianas cuya religión les ayuda en muchas formas y no solo en darles base a su moralidad. Obviamente un ateo me dira que es preferible la verdad asi sea dura. No soy de los que creen en la verdad por la verdad. Ser ateo no es una opción que usted escoge, es una estado al que se llega despues de una busqueda honesta de respuesta a varios problemas intelecuals complejos, y la mayor parte de la gente o no tiene la educación, e el tiempo o no quieren estas respuestas, por que al fin y al cabo el ateismo lleva a que despues de esta vida el paisaje es desértico y eso no es gradable. En su aspecto práctico a mi no me importa que la gente crea lo que les de la gana siempre y cuando, como decia Jefferson, ni me partan una pierna ni me roben la cartera. En eso de separar el estado de la iglesia y respetar las ideas religiosa de los demas, los mejores aliados aqui son grupos e indivildualidades religiosas. Porqué? En parte por que creen honestamente en la separacion estado-iglesia, puesto que temen que el poder corrompa su fe, pero tambien porque les da terror que "otra" iglesia distinta de la de ellos, y por lo tanto de una fe espurea, tome el poder y desplace o prohiba la religión verdadera. Siempre he creido, que, estrategicamente la mejor política de los ateos es la alianza con las religiones y los grupos minoritarias.

    9. SIMBOL:
      La hipocresía a la que me refería es a la que nos vemos arrastrados a veces. Un saludo por las navidades, la aceptación de una la boda en un templo, el bautismo del niño, la sonrisa inocente cuando nos dan una bendición. Es cierto que hay posturas más militantes que otras (yo soy menos militante de lo que cualquiera podría pensar si lee este blog). Porque coincido con esto de que el ateísmo es una posición a la que se arriba mediante la reflexión, no una creencia más, impuesta como cualquier otra (a propósito, y ya que hemos hablado del deísmo, había quien decía que "el deísta es la persona que no se ha hecho tiempo para ser ateo"). A mí no me va quitar el sueño ejercitar de vez en cuando esa pequeña hipocresía frente al culto de la mayoría (el sábado asistí a la boda de una prima, en una Iglesia: ni me despeiné ni los santos se cayeron). Pero me verán más interesado en apoyar la separación de la Iglesia y el Estado, de instaurar en los niños una visión mítico-religiosa del mundo (que exceda el culto privado) y algunas cosas más. En ese punto estamos: dar el paso hacia manifestar nuestra concepción del mundo o seguir sonriendo como si nos regocijara cuando nos bendicen. Yo por ahora inauguré un blog para hablar de estos temas. "Algo es algo" dijo el Diablo, y se llevó al Papa.

    10. simbol dijo...

      "dar el paso hacia manifestar nuestra concepción del mundo o seguir sonriendo como si nos regocijara cuando nos bendicen."

      No me atrevo a asegurar las razones, pero mucha gente que ha pensado sobre estos temas, dice que en la mayoria de los casos, hacer ateo a un adulto es una tarea casi imposible. Mas o menos como hacerte a ti islámico. Ya que esto es así, pareciera mas fácil venderles lo de "al césar lo que el del cesar" y "no hagas a los demas lo que no quieras que te hagan a ti". Ciertamente estos blog tienen un valor. No convertiran a nadie convencido, pero ayudaran en el camino a aquellos pocos que estan en la primero etapa del ateismo, esa donde uno se dice a si mismo "esto no me suena"

    11. SIMBOL:
      Al amigo Jorge Méndez (el del artículo sobre la Trinidad) ha dicho que escribe para compartir ideas con los ateos y para convencer a los agnósticos (ateos prácticos).

    12. Einsten era deista, como Spinoza, creía que dios era el universo y que era evidente (ahi si estoy en desacuerdo) que era un ente conciente. En cuanto el post original, yo soy dualista, por supuesto creo que el cerebro es el anfitrión de la mente (y por tanto del alma), pero la mente vive en otro mundo con distintas reglas ¿en que mundo? pues en el mundo de lo computable, mientras que el cerebro vive en el munfo físico. Como consecuencia de esto nuestra mente adquiere las limitaciones propias de todo hardware (las del mundo físico) y de todo software (las del mundo de los problemas computables). La mente es pues una máquina de turing biológica.

    13. simbol dijo...

      A Spinoza lo botaron de la juderia de Amsterdam por decir tres cosas: La Torah es mentira, el alma muere con el cuerpo y dios existe solo filosoficamente. En esos tiempos el dios de los filosofos era algo asi como una primera causa o una idea del bien supremo. Por lo tanto, si ustedes analizan el asunto en su tiempo-siglo XVII, Spinoza estaba bastante bien avanzado en su camino al ateismo. De hecho parece que el mismo dijo que era ateo. El decereto de su excomunion para los pelos.

      No sabía Eisntein esto? Lo dudo.

      "Dios no juega dados". Lo que dijo Eistein de esta forma es que le universo era deterministico. Que era exactamente lo que creiamos los ateos hasta que algunos fisicos nos dijeron que la bola iba por otro lado y que la cosa tenia su "incertidumbre".

      Si dios es solo el universo, entonces las cosas se complican enormemente para la teología, tanto asi que los judios de Amsterdam decidieron que la cosa se estaba poniendo peligrosa.

      Esta son algunas de las varias razones que me hacen pensar que Einstein, que era muy inteligente y que por tanto sabia que las palabras tienen consecuencias, peferia jugar delicadamente con ellas y atacar por los flancos, es decir no atacar a dios sino a las religiones, lo que suele ser mas productivo cuando de ateismo se trata. Pero como dije antes, son hipotesis sujetas a que las pateen.

      La analogia del cerebro y sus funciones con una maquina de Turing (universal, supongo) es nueva para mi y no la entiendo. Me intersaria una explicacion.

      " En cuanto el post original, yo soy dualista, por supuesto creo que el cerebro es el anfitrión de la mente (y por tanto del alma),"

      De que dualismo estamos hablando? Hay varios.

      Que diferencia hay entre mente y alma? El texto pareciera indicar que el autor cree en el alma y que esta es, o se parece mucho, a la mente.

    14. CANGREGO:
      Me importa poco cuál era la religión de Einstein, si es que la tenía. No puedo desatender, sin embargo, dos frases suyas, las más precisas en cuanto a su "religión" se refiere: "No creo en un Dios personal" (esto es, ni el Dios del libro ni tampoco el deísta), y "Creo en el Dios de Spinoza" (que es como decir, palabras más, palabras menos, que su "dios" es el universo o la naturaleza, por aquéllo de natura naturata y natura naturans). El dualismo es una palabreja acaso peligrosamente polisémica, casi tanto como la palabra Dios en Einstein. Si hablamos de un dualismo mente-cerebro, y si entendemos que lo que considerás mente se asemeja bastante a lo que se ha llamado tradicionalmente alma, estamos ante un dualismo clásico. El problema es cómo sostenerlo. Por ejemplo, ¿cuál es el "mundo" en que vive la mente? ¿Tiene propiedades físicas? ¿Qué sabemos de ese mundo y por qué lo llamamos así? ¿Cuál es la conexión, y cómo funciona, entre "este mundo" y ese otro "mundo" (sic)? ¿Qué validez tiene esa analogía entre el hardware y el software? ¿Acaso el software no ocupa un espacio físico en el hardware? ¿Darle una entidad al software no es convertirlo en un hardware sin nada "hard"?

      SIMBOL:
      Como verás, comparto tu interpretación acerca de qué hablaba Einstein cuando hablaba de Dios. Sigo pensando que es muy difícil sostener, probar, evidenciar, la existencia de algo que se llame mente/alma como una cuestión separada del cuerpo. En cuanto a la máquina Turing, estoy intentando saber un poco más, quizá tanto como para escribir un artículo, si pudiera hacerlo. Para ir enterándose de qué va la cosa, aquí hay un artículo ilustrativo.

    15. simbol dijo...

      Fernado

      Afortunademte conozco la vida de Turing, quien es famoso no solo por su brillante trabajo matematico sino tambie por su trabajo como descifrador de los codigos alemanes en la II Guerra Mundial. He leido sobre sus maquinas Teóricas. El problema aqui es como sostener una analogía entre ellas y un cerebro lo cual a mi, por muchas razones me parece dificil, pero me gustaría oir alguna argumentación. La analog[ia entre computadores y cerebro es buena para dar una lejana idea de como trabaja un COMPUTADOR pero no un cerebro.Pienso, igual que el caso de la Inteligencia artificial, que no parece posible sustituir el cerebro por una maquina. En mi opinion, salvo que las maquinas puedan reproducirse y llenen otras condiciones que definen la materia viva, esto solo será posible en los libros de Asimov. Es decir los robots o cumputadores nunca serán mejors que el hombre que los crea en tanto ellos no puedan crease a si mismos y esto ultimo es ciencia ficcion por muchas razones. Algunos han argumentado a favor mirando la Deep Blue de IBM ganarle al campeón mundial e Ajedrez. Pero la analogía es engañosa, quien le gano realmente al campeón fue el equipo programador. Aun si pudiera emularse el cerebro y las maquinas pudieran aprender, habrian que resolver aun otros problemas, muchos, entre otros: que aprender? Dentro de esto, que valores éticos? y una vez en el terreno de la edtica no nos pondremos de cuaerdo en que enseñarle al robot policía, La leyes de los robots? y puedo segir por un largo rato. Ciertamente no cabe duda que los computadores superan al hombre en su capacida bruta de calculo, pero un bulldozer tambien lo supera en su capacida bruta de empuje y ambos son creacion del hombre. Recientemente vi la pélicula I Robot basada en Asimov. A pesar de que quiero mucho a Asimov, no pude evitar la analogía entre Pinocho y el Robot. Al muñeco de madera le dieron sentimientos y al Robot tambien. Finalmente, siempre podremos desenchufar los robots. En cuando al dualismo, una vez que tu entras en la jerga flosófica, tienes que pedir definicion de los terminos. Por eso es que evito en lo posible el uso de "ismos" y en general las discusiones filosoficas, pero en este terreno del ateismo algunas veces son inevitables.Como sabes, la palabra socialismo significa muchas cosas y por lo tanto, sin explicación adicional, no significa nada.

    16. SIMBOL:
      Como te dije con respecto a Turing, estoy informándome. Sí sé que una máquina Turing Universal puede hacer cualquier cosa que otra máquina haga, incluso lo que haga ella misma. Así, lo que puede hacer es infinito. Cito:

      "Más sorprendente todavía es que Turing demostró que para cualquier sistema de sus máquinas que sea necesario para efectuar algoritmos cada vez más complicados existe una máquina de Turing capaz de hacerlo todo ella sola. Tal máquina hipotética recibe el nombre de ‘máquina de Turing universal’, y su existencia teórica pone de manifiesto que el concepto de máquina de Turing es de una versatilidad sin fin, al permitir que cualquier incremento de la complejidad del algoritmo pueda ser aceptado por una lista más larga de especificaciones… Los ordenadores actuales son realizaciones de las ideas de John von Newmann y de Alan Turing." (Enric Trillas)

      Claro que la mentada máquina es teórica y por ende no tiene por ahora utilidad práctica: requiere un programador y no tiene la capacidad de reproducirse por sí misma, no es un ser vivo. Pero según Turing yo podría estar equivocándome ahora y, en lugar de hablar con Simbol, podría estar hablando con una máquina que lo imita. Tan perfectamente que Simbol y la máquina son indistinguibles, incluidas su ética, su ateísmo y su buen humor.

    17. simbol dijo...

      se me quedo algo en el buche:

      "No creo en un Dios personal" (esto es, ni el Dios del libro ni tampoco el deísta),"

      En realidad, fernando, esta es exactamente la frase de la que se agarran los creyentes para sostener que Einstein creia en dios y que era deista. Es mucha la diferencia entre tener a Eisntein de un lado que de otro por lo que es crucial agarrase de un calvo ardiendo, asi que parece razonable asumir por parte de ellos, y yo les daría la razon, que lo que Einstein descartó en ésta frase, fue a un dios "personal" que es el descrito por las mas importantes religiones organizadas, pero puede haber uno dios no personal como el típico dios deista. El problema y la clave es la segunda frase relacionada con
      Spinoza. Lo que en mi opinion Einstein quiere decir aquí, es: No tengo ni puta idea de cómo comenzó esto. Si no me creen, recuérdense de la constante cosmológica que Einstein le enchufó artificialmente a sus ecuaciones cuando se dió cuenta de que estas no conducían a un universo estático que era la idea prevaleciente, y que a la postre resultó correcta cuando se confirmó que el universo se estaba expandiendo.Que no tuviera una idea clara de estos lios era mas o menos lo que quería decir Spinoza, a quien no puede separarse de su contexto: ninguna idea de Newton, de Einstein, de Heisenberg, de las dimensiones actuales del Universo y su expansión, bel bigbang, de la geología,la bioquimica y la genetica, del atomo y de las particulas (o las cuerdas, si se quiere). Tampoco es que hayamos avanzado mucho en responder la pregunta, puesto que podemos decir tambien hoy que no hay ninguna idea firme de como comenzo este rollo del universo; aun cuando ya tenemos un cuadro razonable de como se desarrollo la vida, pero no cómo comenzó. Sinembargo, conforme a las reglas del principio de evidencia negativa que es una regla muy saludable para un escéptico, lo que hemos avanzado en la respuesta parece indicar que ésta no camina por los terrenos de la teología. Me imagino que si Eistein estuviera vivo diría algo asi cómo "A dios no le gusta el diseño"

    18. simbol dijo...

      El Turing Test es muy discutido y en mi opinión es discutible. Te vas a divertir con la objeciones y contra-objeciones

    19. SIMBOL:
      Es posible: Einstein admiraba el misterio. El misterio del universo siempre dispuesto a revelar nuevos misterios. A la tarea descubrirlos se han aplicado los físicos, sobre todo desde Newton. Pero hablando de Isaac, en él podemos ver una excelente contracara de Albert. Creyente hasta la médula, Newton también percibió algunas fallas en sus teoría y las atribuyó a "pequeños ajustes" que hacía Dios de tanto en tanto para que su creación (el cosmos) siguiera funcionando. Einstein en cambio no mencionó ninguna deidad (y ninguna creación-creacionista) cuando en su teoría, que iba de frente contra la newtoniana, metió ad hoc la "constante cosmológica": ése era el universo y funcionaba así, se regía hasta con su propia disfunción. Hasta en ello era perfecto y por tanto, digno de admirar. Por eso su panteísmo, me parece. Que Einstein quiera ser moneda de cambio de ateos y creyentes no resulta raro si se tiene en cuenta la tendencia al argumento de autoridad. Además, su genio sigue siendo admirable y todos lo quisieran jugando en su equipo.

      En cuanto al test de Turing no puedo tener mi opinión formada. Espero divertirme con la polémica en torno a ella. A propósito, una máquina Turing universal también puede hablar mal de sí misma. Así que sigo sin saber si sos Simbol o Turing Machine. ;)

    20. simbol dijo...

      Fernando

      Cuasi-máquinas de Turing ya existen, pero hasta que no resuelvan los dificilísimos problemas que plantean las interfaces de voz, no seran pasables y cuando resuelvan eso, seran especializadas como es el caso de los bancos. Recuérdate que la condicion es que tu no puedas encontrar diferencias con las respuestas que te daría un humano. Por ahora no creo que puedan diseñar una máquina que entienda my muy mal ingles, y por décadas no creo que una de ellas pueda leer un post de este blog y contestarlo adecuadamente por ecrito y mucho menos por telefono.

      Lo de reirse de si mismo, me recordó a G.K. Chesterton, un escritor del que los católicos se enorgullecen....por que no lo han leido. El decia que el test que debía pasar una religión para considerala seria, era que pudiera reirse de misma.

      Por aqui estuve leyendo un blog donde los contribuyentes contaba su experiencia de porqué y cómo habian abandonado el cristianismo o llegado al ateismo. Típicamente gringo en el sentido de los conflictos que esta decisión les creaba con la familia, los amigos etc. y la acostumbrada formación de un grupo para ayudarse entre ello con su problema. Se me ocurrió comentártelo por si te interesa como un tema.

    21. SIMBOL:
      Es cierto. Por ahora, parece, el test Turing sólo se hace por escrito. Y si, por ejemplo, habría que ver qué hace ante alguien que le pregunta en spanglish, aunque se supone que todo lo puede imitar. Repito: debo informarme.
      Chesterton no me cae del todo bien, aunque de sólo mencionarlo me dieron ganas de leer algún caso del padre Brown. El obeso autor era un pedante, un pedante orgulloso de ser un creyente que se las vio negras cuando discutió con Bertrand Russell. Bueno, en realidad, ambos encontraron huesos duros de roer. No falla Gilbert K., sin embargo, al hablar de las religiones: ¿habrá alguna que se ríe de si misma? En fin: si tenemos en cuenta la Santísima Trinidad, parece que sí.
      Tomo nota de tu sugerencia para un artículo. Algo así como: Club de Ayuda para Nuevos Ateos. Conozco una página con un interesante relato de una deconversión de un católico que acabó siendo un ateo panteísta. Muy interesante y bien escrito, y trata de los conflictos familiares que le acarreó todo.

      MENSAJE A LOS VISITANTES:

      Tomaré unas merecidas vacaciones, alejado de la tecnología, así que no habrá respuestas inmediatas por unos días. Lo cual no inhibe que quien quiera dejar sus comentarios, pueda hacerlo, que siempre hay gente bien dispuesta para las discusiones. También pueden visitar, si necesitan interlocutores dueños de casa, las bitácoras de los amigos Primo Ralsa (La Habitación Cerrada) y de Greg (El Catolicinismo). Ver los enlaces recomendados en la barra lateral del blog.
      Así que felices vacaciones, para mí y también para ustedes, que van a descansar de este ateo discutidor. Pero sólo por poco tiempo.

    22. VISITANTES:
      A pesar de mi descanso, podré intervenir ocasionalmente en el blog. Así que aquí estoy.

    23. Anónimo dijo...

      Fernando
      No está en mis posibilidades ni intención aportar nada nuevo a tan "jugosas diatribas". Sin embargo, antes de que me abandone la sorpresa (no sin ciertos tintes de conmoción), quisiera hacerte saber cómo vine a dar con tu Razón Atea. Escribiendo un texto introductorio sobre el Sistema Nervioso y, dentro de la búsqueda de información a tal fin, sobretodo en lo referente a las últimas teorías y derroteros por los que actualmente anda la ciencia (léase neurobiología, neurogenética, redes neuronales, inteligencia artificial, etc., etc.) encontré un texto bastante interesante titulado "Habilidades de la conciencia", de un investigador de orientación, supongo, guestáltica, en el que se cita a Eccles y, en palabras del autor, a "este nuevo dualismo" (según referencia previa al dualismo cartesiano). Asimismo, el autor habla de que Eccles, a fin de soslayar cierta inconsistencia científica de su teoría, echó mano a la física cuántica, aportando a partir de ese punto algunos elementos, al menos para mí, bastante interesantes de lo que ocurr(e)iría en ese sitio crucial que es el espacio sináptico.
      Este fue el disparador que me hizo buscar algo más de información sobre Eccles y dar con tu blog. En el mismo artículo también se hace referencia a la teoría que actualmente goza de mayor aceptación: "Teoría de la identidad" y, cito, "ya esbozada por Spinoza", según la cual cerebro y mente son una misma cosa mirada desde diferentes ángulos, vale decir, el cerebro sería la mente mirada desde fuera y la mente, el cerebro mirado desde dentro.
      Reitero que, en medio de la sorpresa con tintes de conmoción entre dicho artículo y tu blog (sobretodo tu blog) no pude sino acordarme de aquella ocasión en la que hablamos algo sobre Wittgenstein (a raíz de la lectura de aquél textito de mis "Cuerpos suspendidos") y encontrar cierta analogía entre dicha teoría de la identidad y aquello de "los límites por fuera del lenguaje son los límites por dentro del silencio" tomado de su Tractatus.
      Tal vez, parafraseando a Francis Bacon, la poca ciencia aleja los dioses y la mucha los acerca.
      Desde Barcelona, un fuerte abrazo.
      Gustavo
      gustalobos@yahoo.com

    24. GUSTAVO:
      Es una verdadera alegría, además de una sorpresa, leerte por aquí. La última vez que te vi, estabas disponiendo tus cosas para marcharte de la Argentina, lo cual ya era un motivo de tristeza. Sería mejor leerte, y hablar de lo que he leído, como antes y no así, en la distancia, y en un blog al que se ha llegado por casualidad.
      Con respecto al tema que nos convoca, la verdad es que tus intervenciones siguen siendo válidas, sobre todo de alguien que sabe mucho y, con ciencia, sobre el asunto.
      Con respecto a Eccles, y para ahondar más en la crítica a sus pseudo-explicaciones, te diré lo poco que sé, y que acaso sirva para entender si el investigador que has leído ha hecho bien en acudir a Eccles para resolver sus contradicciones. La principal pregunta sería: ¿Es el espacio sináptico un espacio de dimensiones físicas o cuánticas? Por lo que he leído, no alcanza a ser tan pequeño, por lo cual Planck, Heisenberg y los suyos estarían de más.
      En cuanto a la paráfrasis de Bacon, no estoy de acuerdo. Leyendo a Eccles, podríamos pensar que en realidad los dioses alejan de la ciencia.
      Un abrazo.

    25. Anónimo dijo...

      Fernando
      Sorpresa y alegría compartidas, más aún cuando uno es un fiel creyente de la causalidad... y esto ya sería tema para ¿otro? debate.
      Debo confesar que todo este asunto me ha estimulado a ahondar en la búsqueda de información confiable, léase, al menos honesta, e intentar resolver y completar (no llenar)ciertos "huecos" de mi opinión personal al respecto.
      En cuanto a Eccles y al artículo al que me referí, allí sólo se lo cita a modo de enumeración, digamos histórica, de la evolución del concepto "mente" y no para resolver ningún tipo de contradicción y mucho menos para apoyar sus planteos que, actualmente, gozan de un desprestigio bastante generalizado, ya que su incursión en la mecánica cuántica y su aplicación al espacio sináptico se limitó a justificar el principio de conservación de la energía, que sus propios planteos dejaban sin resolver.
      Efectivamente, el espacio sináptico parece ser lo suficientemente "grande" como para abordarlo en términos cuánticos y la física clásica resultaría suficiente para explicar los fenómenos que en él ocurren (aunque ello no explicaría por completo "lo mental"). Incluso un poco más allá, digamos que en el siguiente nivel estructural, el citoesqueleto (en especial los microtúbulos), la compleja trama proteica que "repleta" el citoplasma de toda célula y lo comunica con el exterior y con las células vecinas (en este caso neuronas), propuesto por Penrose (1994) como un espacio de dimensiones cuánticas, ya fue rechazado como tal por Stephen Hawking. A otro nivel, todas las membranas celulares están tapizadas, atravesadas, por canales a través de los cuales transitan iones que, en el caso de las neuronas, desencadenan el potencial de acción que determina la transmisión del impulso nervioso. En este punto sí parece ser que se dan las condiciones necesarias para la mecánica cuántica (aunque la información es un poco discordante, sobretodo por la velocidad a la que está evolucionando el conocimiento científico en cuanto a los cambios conformacionales que se producen en estas proteínas de canal).
      Volviendo al citoesqueleto, creo que a pesar de todo seguirá dando mucho que hablar. Al respecto hay 2 conceptos que se están tomando en cuenta e investigando, el de fractales y el de tensegridad (del inglés, integridad tensional), a través de los cuales los fenómenos del macro y del microcosmos serían idénticos, simétricos.
      En definitiva, el debate entre deterministas e indeterministas continúa en plena ebullición. Lo cierto es que existen fenómenos, como el mental, que no pueden ser explicados mediante la física clásica, a lo que los deterministas responden que en el futuro la ciencia podrá explicar y que, por el contrario, actualmente podrían ser expresados y comprendidos matemáticamente en términos cuánticos, de la mano de los indeterministas.
      A partir de este punto toda la pléyade de discursos y propuestas pseudocientíficas, contra las cuales, en lo personal, me mueve fundamentalmente un argumento estético: la solidez de una teoría está determinada por su capacidad de expresar belleza, lejos de todo cánon y mezquindad humana.
      Máquinas, nanotecnología, autoensamblaje, autorreplicación, inteligencia artificial: maravillosos modelos, trozos del espejo y ¿a qué precio?
      Este verano (invierno del hemisferio sur) estaré por allí, aunque supongo que la mayor parte del tiempo lo pasaré en San Juan. Ya te escribiré a tu correo al respecto.
      Un abrazo.
      Gustavo.

    26. Pero...¿Qué...Seto..? dijo...

      Estamos hablando de dimensiones cuánticas, micro y macrocosmos, sin haber salido del cascarón.
      Con lo poquito que hemos descubierto, somos como los tribunales inquisitorios del Planeta de los Simios.
      Yo ¡¡¡ NO !!! creo en dioses absolutos y eternos, pero no podemos despreciar lo que podemos tener delante y no somos capaces de ver. Falta mucho por investigar y relacionar. No creo que seamos los únicos gallitos del universo, o lo que sea, o lo que creamos que es.
      Tomamos las palabras de algunos científicos, que no han salido del planeta, como si fueran ¡¡¡La palabra de dios!!!
      A ver si creen que están indagando por el camino correcto y luego se corta de repente y se percatan de que han discurrido por el laberinto equivocado.

      La humanidad siempre ha tenido la INTUICIÓN de que hay algo más que genes y agujeros negros. Algunos han intentado reconducir esta intuición mediante una creencia religiosa, por el motivo que sea, y otros NO CREYENTES en dioses, creen que la intuición colectiva de la humanidad a lo largo de su historia, no se equivoca.

      Yo no creo en dioses, pero sí en la intuición colectiva, y al igual que Stephen Hawking o Einstein teorizan sin haber salido de la galaxia, demostrando sólo sus teorías con las matemáticas que conocemos y que son aplicables al universo que conocemos y al que pertenecemos, OPINO que no sólo somos genes, sino algo más, no creo que inmortales, pero puede que quienes nos fabricaron quizás nos habrían programado con la intuición de la existencia en otra dimensión para darnos una pista más. ¿Y... por qué no?
      ¿Es que sólo la metamorfosis existe en esta naturaleza y en esta dimensión y sólo en algunas especies nada más?

    27. Anónimo dijo...

      Resulta que lo que menos conocemos es el cerebro, seamos o no científicos. Lógicamente ellos saben más, porque se dedican a ello, pero tampoco vamos a exagerar. Estamos empezando.
      Si todo fuera materia, ¿Para qué tenemos una capacidad de abstracción, que va más allá de la teoría matemática, que aborda el existencialismo y la conciencia del ser?

    28. ¿Quién soy? dijo...

      ....La edad de piedra, la edad del bronce......y.. a nosotros, los que habiten el planeta dentro de diez mil años, ¿Cómo nos denominarán? Y... dentro de veinte mil años, ¿Cómo denominarán a sus antepasados de hace diez mil años?
      Pero... resulta que en todas estas etapas, todos se creían poseedores de un conocimiento "muy avanzado" y citaban a personajes brillantes de todas las épocas, que nunca llegaron a desvelar el misterio de esta vida con sus eternas preguntas......¿?¿?¿?

    29. GUSTAVO:
      Perdón por el retraso en la respuesta: a veces me distraigo de los artículos más antiguo. Me gustó tu último comentario, porque repasa con fluidez parte del estado actual del estudio de las neurociencias. Hay dos puntos que me parece importante destacar: ¿es el reduccionismo capaz de explicar el funcionamiento mental como funcionamiento cerebral? Para los Churchlands, Smart y otros lo es, o lo será: esta herramienta ha servido a los más asombrosos avances científicos, sobre todo en la biología. Si la biología puede reducirse a la física (entender el todo a través del funcionamiento de sus partes), y el cerebro es biología, ergo… Esa hipótesis de trabajo sirve a todos los fines: la existencia de una mente no es aplicable a la ciencia y requiere de nuevas hipótesis sobre una categoría intratable por la ciencia, que se convierte en improbable (lo inmaterial, lo autónomo, ¿lo divino?). Que la mente sólo es cerebro no cambiará si la mecánica cuántica juega en el asunto: en definitiva, estamos hablando de física. Para la cuestión de la libertad (o ilusión de libertad, según esta hipótesis) ni el determinismo físico ni el indeterminismo cuántico resuelven el supuesto problema, pues si estamos determinados físicamente la llamada “mente” no se autodetermina; y si somos indeterminados, tampoco, pues somos presa del azar. A la vista de los descubrimientos, el estudio materialista y reduccionista del cerebro se me aparece como el que va a acabar explicando, como sucedió con el resto de la biología, ese gran enigma (Este paréntesis es importante: junto a muchos otros, el físico y filósofo argentino Mario Bunge defiende una versión del problema mente-cerebro que él mismo prefiere denominar “materialismo emergentista”, que destaca el hecho de que el funcionamiento del todo posee características que no es posible explicar por la mera suma de las partes, como sucede quizá con la vida biológica).
      Eccles, de cualquier modo, termina en el mismo sitio que Schiaparelli y sus canales marcianos.

      ANÓNIMO:
      Si no hemos salido del cascarón, ¿cómo podemos siquiera enunciarlo? Desde aquí dentro se puede ver el afuera, más o menos como por tu ventana podés observar la calle. No sé quién puede tomar la “palabra” de los científicos como si fuera divina. No es mi caso: esas palabras de nada valen si no están apoyadas por hechos observables, repetibles, falseables y demostrables. La religión no se apoya en ninguna de esas posibilidades y sólo ofrece una explicación fantástica, propia de tiempos en que los medios para explorar la realidad escaseaban. Hoy tenemos éstos y afirmamos tal o cual cosa: la ciencia tiene, por un lado, la ventaja de que está abierta a la autocorrección, pero por primera vez en la historia del conocimiento humano hemos salido de la época de las especulaciones (mitológico-religiosas y hasta filosóficas) para empezar a confrontar nuestras explicaciones con el mundo que nos rodea. Hablar de que alguien “nos fabricó” es reincidir en esas pseudoexplicaciones y buscar las tortugas que soportan el globo. El esfuerzo de un Einstein o un Hawking sólo se corresponde al de los viejos mitólogos en que van tras la disolución de la sorpresa ante el espectáculo circundante. Pero curiosamente, las leyes de la física, se aplican a todo el universo conocido, y a medida que se conoce más del universo, más se ratifican. Si hubiera algo que lleve a pensar que esas leyes se suspenden, la ciencia sería la primera en revelarlo. Por ahora, nada de eso sucede (lo más parecido a ello es campo de la ciencia: la mecánica cuántica, que sigue correspondiendo al mundo material, claro).
      Te preguntás que si sólo somos materia por qué podemos abstraer: ¿y cómo si no abstraer si no es desde la materia cerebral, la única que puede generar la autoconciencia y una de las pocas –junto a la informática- que quizá puede generar “pensamiento”? El cerebro es simplemente la más alta cota de la materia.
      Yo estimo, como te parece también a vos, que lo que conocemos ahora es poco al lado de lo que podemos ser capaces de conocer. Pero también opino que no es conveniente desconocer antes de tiempo, imaginando sin fundamento realidades irreales, si se me permite el oxímoron.
      Con tiempo, y si revisás el blog, quizá se pueda ir descartando toda explicación mitológica del mundo y anunciar con humildad que sabemos poco, pero que lo que sepamos estará fundado en lo que conseguimos con esfuerzo, imaginación y ciencia.

    30. ANÓNIMO:
      A propósito, ¿de dónde sale tu afirmación de que "lo que menos conocemos es el cerebro"?

    31. Anónimo dijo...

      FERNANDO G. TOLEDO:

      Mi comentario acerca del cerebro lo baso en que es la mansión mayor,
      en la que quedan más puertas por abrir a nivel biológico y psicológico y cerrar
      (los prejuicios y pseudoexplicaciones que comentas, por ejemplo).
      También sobre lo que más preguntas y dudas surgen, a todos los niveles.

      Estoy de acuerdo con el ejemplo de oxímoron que empleas y, sin embargo,
      el cerebro nos desvía tantas veces a las dualidades y a imaginar
      las realidades irreales que citas....

      La psicología, la psiquiatría, tienen tantas dudas...
      Sentimos algo que realmente no queremos, amamos la vida al tiempo que la despreciamos.


      La medicina, la biología parecen tener la solución pero...¡NO! Hay que investigar más.



      En cuanto a las pseudoexplicaciones,
      las cosas no surgen de la nada, ni de un Big Bang, que es el MITO en el que se refugian
      algunos científicos para dar una explicación de la creación,
      como hace la biblia con el Dios infinito y eterno.


      Yo creo en alguien que nos ha fabricado y que ¡¡¡NO!!! es un dios.

      Cometen errores. Somos el trabajo mal acabado de una inteligencia superior.

      Somos la MEJORA de un CHIMPANCÉ, por eso de la similitud genética.

      ¡¡¡ A saber las sorpresas que nos esperan !!!

      No creo en extraterrestres que nos vigilan y esas chorradas.
      Un científico humano puede estudiar una oruga sin que ésta se entere.
      Lo mismo pueden hacer con nosotros.

      incluso es posible que hayan sembrado principios de vida en parte del universo y no sepan ni que existimos.

      Por lo menos nos podían haber programado mejor a nivel colectivo,
      porque ¡Vaya alegría de planeta! ¡Menuda joyita somos!

      Seguro que lo saben hacer mejor. Somos una chapuza mejorable (al nivel de los creadores).

      Vivimos en un planeta donde el ser humano es su peor enemigo, todo es DESINFORMACIÓN.
      ¿Acaso sale a la luz todo lo que se investiga? ¿Interesa?
      Nuestra vida, en muchos aspectos, está llena de cortinas y mentiras.

      El cerebro es ¡tan complejo!.., pensamos tantas tonterías que puede que no lo sean...,
      imaginamos e intuimos tantas opciones que pueden ser realidad...,
      hablamos de azar y destino y seguramente para los científicos que
      nos han creado es simple matemática que dominan a la perfección.
      A saber si el Universo no existe, ni nosotros, o si somos de ellos y estamos presos, aprendiendo
      en este universo y en nuestros cuerpos, y otras tantas TONTERÍAS IMAGINATIVAS que pueden
      ser realidad......

      La verdad es que yo estoy muy cabreado, al igual que mucha gente.
      Otros se refugian en la religión (te encabronas menos.)

      Es CIERTO lo que dices, FERNANDO. Estoy de acuerdo contigo.

      Tienes toda la razón cuando me dices:

      "Con tiempo, y si revisás el blog, quizá se pueda ir descartando toda explicación mitológica
      del mundo y anunciar con humildad que sabemos poco, pero que lo que sepamos estará fundado
      en lo que conseguimos con esfuerzo, imaginación y ciencia."

      Sin embargo, el otro MUNDO del cerebro sigue ahí para muchos humanos: las mentiras,
      las alucinaciones, las esquizofrenias, las cortinas, las desinformaciones, la imaginación,
      los posibles mensajes de los científicos creadores, nuestro posible universo
      que realmente puede ser virtual, y que sin embargo, cuando te das con la cabeza en la pared te duele.....

      Podemos ser robots genéticos o ser de los seres superiores y estar presos en las cárceles del futuro.

      Al fin y cabo ellos son MUY SUPERIORES y esto NO HA SALIDO de la nada.

      ¿Cómo estás tan seguro de que no nos dominan?
      ¿Cómo se puede demostrar que no es así?


      De todas formas te doy la razón y pienso como tú,
      pero la otra parte de mi cerebro también me influye.

      Eso sí, NO CREO EN el DIOS infinito, absoluto, creador de todos los universos, ni en el Big Bang.

      Te pido perdón por las tonterías que he escrito,
      pero pienso así y también como tú al mismo tiempo.

      Te agradezco que me hayas dejado opinar en tu blog. Perdón de nuevo y un saludo.

    32. ANÓNIMO:
      Desconfío de la gente que pide tantas veces “perdón”, pero haré esta vez una excepción.
      Me resulta extraño, denodadamente extraño, que una persona se alce con las armas del escepticismo hacia el conocimiento científico y, sin embargo, apruebe con falsas dudas (“quién sabe, si esto es así, por qué no asá”) hipótesis estrambóticas como mundos paralelos, inteligencias superiores que nos dominan, sitios irreales pero entrometidos en la realidad y hasta conspiranoias sci fi.
      Como es tarde y la espalda me duele, me atrevería a sugerir, como módica respuesta, el repaso por algunos principios que cada uno toma si quiere o no por útiles y verdaderos, pero que por ahora son los que permiten pisar terreno firme en la aventura del conocimiento: la duda (para dar el primer paso hacia la verdad), la navaja de Ockham (para eliminar entes –alienígenas en tu caso– innecesarios), la corroboración empírica (para cotejar las aserciones) y el silencio (ése que sirve para leer). Leer, por ejemplo, cosas como las que clarifica Mario Bunge:
      “Si ciertos presuntos hechos son imposibles, entonces sus respectivas hipótesis, métodos o incluso sus datos son radicalmente implausibles. ¿Cómo medimos la plausibilidad de nuevas hipótesis o técnicas, o de un nuevo dato? Comparándolos con el respectivo cuerpo de conocimiento previo. ¿Por qué? Por la definición de ‘plausibilidad’. En efecto, cualquier cosa es plausible no de modo intrínseco, sino en relación con algún cuerpo de conocimiento. Por ejemplo, la hipótesis de la existencia de ondas gravitatorias, hasta el momento nunca detectadas, es plausible en relación con la teoría de la relatividad general, una de las teorías más exactas que poseemos. Por el contrario, la hipótesis que sostiene que es posible influir sobre la lectura de un instrumento de medición con el solo poder de la voluntad, es incompatible tanto con la física como con la neurociencia cognitiva, a menos, claro, que se conecte el cerebro a un servomecanismo”.
      Saludos.

    33. Anónimo dijo...

      Fernando G. Toledo:

      Hola, Fernando. Te he pedido perdón por educación, no con ninguna otra intención. ¿Acaso voy a conseguir algo a cambio, y más de una persona culta, que sabe lo que quiere?
      Además estoy en tu "casa", en tu blog, y eso se merece un respeto. También, por lo que he leído en el mismo, tras redactar mi opinión, intuí que te podría molestar mi punto de vista, por ser poco serio y más aún por hacerte perder el tiempo, cuando realmente esperas intervenciones más inteligentes y serias. No fue por otro motivo. Símplemente navegando vi tu blog y me dió por opinar.
      Es PLAUSIBLE tu actitud al molestarte en contestarme con una inteligencia irónica y educada (no lo digo con segundas intenciones). Otros insultan con palabras directas.
      Gracias por hacer una "excepción" en tu desconfianza. No todos los perros humanos y paranoicos mordemos.
      No molesto más. Es un buen blog (lo digo en serio). Un saludo.

    34. ANÓNIMO:
      Puede que mi broma sobre la gente que pide disculpas haya sido desafortunada. Me toca entonces ahora a mí, con justicia, pedir disculpas si molestó esa referencia.
      Gracias por las críticas, los aportes y los saludos. Espero que siempre haya motivos para debatir con inteligencia y hasta con ironía.
      Un saludo sincero.

    35. Anónimo dijo...

      Fernando G. Toledo:

      Te agradezco la amabilidad de tus disculpas, aunque no son necesarias por tu parte.
      Cualquiera con un gramito de raciocinio hubiese reaccionado como tú ante mis argumentos vacuos e irracionales.
      Como la gran mayoría de los habitantes de este planeta, he tenido una educación en una fe religiosa.
      Tras ver que no me convence, y no encontrarle un sentido a este mundo, devaneo y deliro con disparates, convirtiéndome en una
      especie de esquizofrénico existencialista que no sabe dónde encontrar un rumbo.
      Leyendo este blog me he percatado de que hay que ser cauto y hacer uso de los recursos que
      tenemos (inteligencia, ciencia, paciencia, tesón, etc...) para ir pisando en firme y con seguridad, y no hacernos daño a nosotros mismos ni a los demás, con falsas espectativas.

      Es un blog constructivo donde la opinión sensata e inteligente que aportáis muchos, supone una brújula para los que andamos un poco desorientados, incluso inmaduros para afrontar el problema de la existencia.

      Las disculpas deben ser mías y también el agradecimiento, pues he aprendido con vuestros argumentos.
      A partir de ahora usaré la cabeza y me dejaré de películas de ciencia ficción.

      Bueno, me voy a callar ya, que a este paso voy a convertir este blog en la página del perdón.

      Otro saludo sincero.

    36. ANÓNIMO:
      Gracias de nuevo. Un saludo.