Rss Feed
  1. Con el lastre de la religión

    martes, enero 17, 2006

    © Fernando G. Toledo

    Las crónicas de Narnia es la respuesta de Hollywood al descomunal éxito de El Señor de los Anillos. Una réplica que tiene su nudo en la historia misma de las novelas en las que se basan ambas sagas, casualmente. Es que la trilogía de J. R. R. Tolkien, cuya última versión en pantalla grande dirigió Peter Jackson (King Kong), fue la que inspiró a C. S. Lewis, amigo del creador de El Silmarillion, para su heptalogía sobre la tierra de Narnia.Por todo ello es que la comparación resulta inevitable. Y perjudicial para la primera parte de Narnia, titulada El león, la bruja y el ropero. Porque comparar es enfrentar, poner algo contra otra cosa. Y allí Narnia lleva las de perder.
    La historia de la primera parte de la saga de Lewis se puede resumir así: cuatro hermanos que escapan de los bombardeos alemanes a Inglaterra se recluyen en una casa misteriosa . Allí, un ropero que la más pequeña de las hermanas descubre, comunica con otra dimensión, el reino de Narnia, un lugar poblado de seres fantásticos y dominado por la Bruja Blanca, una monarca perversa que ha expulsado al bien del lugar y ha establecido una helada (literalmente) tiranía.
    Cuando los cuatro niños pasan al otro lado, descubren que su ingreso a Narnia estaba predestinado por una profecía y que es su deber liberar al reino de las garras de la Bruja Blanca.
    Deberán, para ello, sumarse al regreso de Aslan, un león mesiánico que ha reorganizado sus tropas para liberar al reino de todo mal. El director Andrew Adamson comparte nacionalidad con su colega Peter Jackson y su pasión por estos textos fantásticos. Pero su respuesta cinematográfica de la saga de Lewis es menor, sin duda.
    Las crónicas de Narnia se convierte en sus manos en un juguete con límite de edad: es para niños no muy grandes. La cinta tiene ritmo, mucho ritmo, y la misma carga de obviedades y previsibilidades. ¿Por qué tanto desprecio al misterio en una cinta fantástica? ¿Por qué tan poco pulso en una película donde el mal y el bien, se supone, están en pugna? ¿Por qué tan escasa fuerza en las escenas más intensas? ¿Por qué tanto descuido en los efectos visuales para una cinta pletórica de billetes? Una respuesta posible es la carga religiosa que posee. La misma de la novela, claro, pero que llevada a la pantalla pesa como un lastre. El centro de esa carga lo soporta Aslan, el personaje que se supone representa a Jesús. En la película es el portador del bien y el que regresa a Narnia para despertar en los niños su sed de salvación. Muere y resucita como en el mito, lanza frases aleccionadoras y eclipsa buena parte del encanto de los verdaderos protagonistas. Porque los niños pierden, ante esa carga, toda la profundidad. Sólo a Edmund (Skandar Keynes) se le permite algo de hondura. Pero a sus hermanos les toca el mismo estereotipo que al resto de la galería de personajes: blancos y negros, un tramado monocorde que, en su humilde redil, salva la dotada Tilda Swinton con su perversa bruja. Un aporte nada menor, pero ciertamente escaso.

    Publicado en Diario Uno de Mendoza.

  2. 18 comentarios:

    1. Mikimoss dijo...

      Aprovecho este apacible silencio en los comentarios para invitarte a que te pases por mi blog por si quieres echar un vistazo a mis intervenciones en Foro Ateo sobre el último libro de J. A. Marina "Por qué soy cristiano".

      Saludos.

      http://dialogosroca.bitacoras.com

    2. MIKIMOSS:
      Gracias por tu recomendación. Aquí, mientras estoy de vacaciones, el tiempo que tengo para estar en la red es escaso. Pero leeré tus regaños a los "ateos ñoños" cuando llegue a casa. Un saludo.

    3. Con respecto a Narnia:
      Yo también prefiero opinar sobre una película después de verla. Pero no se pongan mal: si no han visto esta cinta, no se han perdido de nada.

    4. Paula dijo...

      Fernando gracias por la reseña, la verdad es que iba a ir a verla como hago con la saga Potter y con la del anillo. Religión de pororó gigante. Despues de leerte, he decidido esperar su estreno en video. Otra cosa, ¿te has dado cuenta que la fiebre Narnia ha resucitado otros muertos como la ya hoy vieja película "Tierra de Sombras"?

    5. PAULA:
      Es cierto, Tierra de sombras, aquella película en la que Anthony Hopkins interpretaba al mentado C.S. Lewis. Por cierto, es tan vieja (c. 1995) que casi no la recuerdo. Veré si la reveo.

    6. Mytho dijo...

      Verdaderamente no me aportó nada dicha película, está tan cargada de alegorías religiosas que en un momento se vuelve sosa y tendenciosa. NI siquiera puedo decir que los efectos especiales me hayan asombrado, después de ver la trilogía del señor de los anillos, esto fue como el que abre el concierto, te prepara pero no te abruma. Cuando comenté a mi acompañante que la película estaba saturada de religión, no me prestó crédito hasta el momento "cumbre" de la resurrección de aslan. Alegorías burdas para ser honesto.

    7. MYTHO:
      Incluso en el asunto en que los millones de dólares de Hollywood suelen blindar a las películas de pulcritud estética (los efectos visuales) también es pobre esta primera parte de Las crónicas de Narnia. Hay una escena paradigmática: sobre el lomo de Aslan van montadas las dos hermanitas protagonistas. El león corre a toda velocidad y su melena ondea debidamente. En cambio, las chicas que van arriba, ni se despeinan; sus capas, no se mueven. ¿Habrá estado dotado ese cristiano felino de algún escudo protector contra las brisas, para evitarles un resfrío a las niñas? Un descuido burdo. Casi tan burdo como las "alegorías" religiosas.

    8. Hace ya mucho que observo la impronta religiosa impregna la filmografía estadounidense en su género fantástico, pero también en el de la ciencia ficción, lo cual termina siendo al cabo del tiempo sumamente cargante. Es cada vez más común encontrar un argumento fantasioso o de sci-fi en el que no se recurra al la figura del ELEGIDO a través de una PROFECíA. A groso modo recuerdo "Willow", "Conan", "Dune" (vale, con herencia literaria), "Matrix", "Las crónicas de Riddick", "Star Wars", "Battlestar Galágtica" (esta última impregnada de religión hasta el tuétano, a la espera de su desarrollo para aver si en sentido crítico o no). Parece que los guionistas tienden a no saber desarrollar una historia con un héroe sin que lo justifique una profecía y un elegido (es decir, una justificación de la acción por la religión de uno u otro modo), y el tema por recurrente se está poniendo tan pesado como el de la personalidad múltiple en el género del terror. Será por lo que decía B. DeMille: "No voy a tirar a la basura 2000 años de publicidad gratuita".

    9. PRIMO:

      Pero claro: así en el cine como en la religión ("no tirar a la basura 2.000 años de publicidad gratuita"). Lo de gratuita va para los que la utilizan: pero los fieles ponen sus morlacos.

    10. Y con toda alegría y devoción. ;-)

    11. marc dijo...

      Eeehh Chee!!! es solamente una película!!
      A mí me gustó Narnia, porque es todo fantasía, para chicos. Buscarle patas y coronas de cristo a los gallos ya me parece una exageración.
      Peor la saga Matrix-maníaca de CF religiosa y recargada de pavadas.
      Como el hecho de oscurecer el cielo para desactivar a las máquinas, que en realidad haría el efecto contrario: matar a todos los seres vivos.
      Y si hace falta energía, siempre es mucho mejor ir a buscarla al interior de la tierra que fabricar esos acumuladores humanos que no soy físico pero me da que el rendimiento energético debe ser nulo.
      Bueno, me puse a hablar de otra cosa, pero no encontré la crítica de Matrix en este sitio.

    12. MARC:
      Y mirá todo lo que puede volcarse en una película... en realidad, previamente, en los libros de C.S.Lewis. El mismo autor confesó sus metáforas cristianas, así que si bien no estoy descubriendo Roma al mencionar esas analogías, lo que hago es analizar cuán mal funcionan para la película como obra. En cuanto a Matrix, no hay crítica aquí por dos razones. Vi sólo la primera parte de la trilogía, y me aburrió horrores (aunque me encantaron algunos FX). Por otro lado, el blog no estaba en funcionamiento para la época del estreno. Y, por último, antes de lo que escriba yo, por falta de ganas, te recomiendo el fascinante análisis de Zlavoj Zizek en su libro La suspensión política de la ética (la última parte). Un saludo.

    13. A propósito, para que no busqués en vano, hay sólo cuatro críticas de cuatro películas en el blog: "Con el lastre de la religión" (El león, la bruja y el ropero), "Una misa en clave expresionista" (La pasión de Cristo), "Polémica presente, cine sin futuro" (El código Da Vinci) y "Evangelio edulcorado" (El nacimiento). Para encontrar los enlaces, buscá en la sección "Artículos del autor", que se visualiza en la página principal: www.razonatea.blogspot.com

    14. diego dijo...

      Fernando: se nos fue la mano. ¿Hasta en el cine? ¡Es una película! Es como decir que la poesía de San Juan de la Cruz, los cuadros de Boticelli y las misas de Bach son tendenciosos por que son de motivos religiosos. La película de Lewis es mala por que fue mal llevada. Es todo. Son asuntos técnicos, no de un fondo que pudo ser más audazmente planteado.

    15. diego dijo...

      Ah! Y es como decir que todo el arte basado en la religión es malo por su basamento.

    16. DIEGO:
      En ningún fragmento de la crítica digo que la película es mala sólo por sus motivos religiosos. De hecho, El señor de los anillos los tiene y eso no es lo malo. Me parece que, si tenés duda de lo que digo, al releer la crítica pueden quedar evacuadas. En caso de que te siga pareciendo lo mismo, te invito a que me marqués en qué lugar hago algo así como descartar la película sólo por sus temas religiosos.
      Ciertamente esta Narnia tiene muchas cosas malas y su parábola cristiana la hace peor, pero no por la referencia en sí, sino por la torpeza con que es propuesta.
      Hace poco vi la segunda entrega, El príncipe Caspian. Es muchísimo mejor que El león, la bruja..., aunque tampoco gran cosa.

    17. Georgie Henley dijo...

      soy georgie henley y tambien hablo español asi que no puedo decir si skandar es ateo porque no soy ni una chismosa y averiguenlo ustedes mismos no es que yo sea mala no al contrario no quiero arruinar la vida de skandar por ustedes asi que ustedes mismos porqeu yo no puedo decirles ya saben porque porque yo soy cristiana y no puedo arruinarle su vida tienes que comprender

    18. Thanks for sharing your knowledge....